viernes, 27 de febrero de 2015

[Off-topic]: "Mi blog es jurado de los Blogos de Oro"

Dejaos de Oscars y premios de academias de cine independiente. Ya ha llegado la 2ª edición de los Blogos de Oro


Los BAFTA, los Globos de Oro, los Oscars...Si os soy sincero, no significan nada. Bueno, quizás me he pasado. Lo que quiero decir es que están bien. Porque así sabemos qué piensan los académicos. Pero, ¿y la gente de a pie? Y los que día tras día vemos películas, damos nuestra opinión, escribimos críticas y reseñas en nuestras páginas... ¿Es que nuestro criterio no vale un pimiento? Pues sí, sí que vale, y los Blogos de Oro es una muestra de que los bloggers de cine podemos dar nuestra versión de los hechos.

La iniciativa que Cine de Patio inició el año pasado (con 66 blogs y webs de cine como jurado) arrancó este pasado 24 de febrero, con la primera ronda de votaciones, y finalizará el próximo 10 de marzo. En esta primera fase 161 blogs votarán sus favoritas en diversas categorías, como mejor película o mejor película española, entre otras. Luego arrancará la segunda fase de votaciones, donde cada blog votará su favorito/a entre los nominados/as que hayan recibido más puntos, y acabará con una gala que se celebrará vía twitter el 29 de marzo a las 17h, dónde se anunciarán los ganadores y ganadoras.

Este blog tiene el honor de volver a participar en estos premios que poco a poco van adquiriendo más difusión y os voy a agradecer muchísimo si me ayudáis a difundirlos, aunque solo sea usando el hashtag #BlogosDeOro siempre que os refiráis a ellos. Y, finalmente, quiero agradecer la titánica labor de Cine de Patio para que esto tire adelante.

Y para los que han llegado tarde y quieran sumarse a la próxima edición, que se dirijan a info@blogosdeoro.com o a @BlogosDeOro. Cuántos más seamos, mejor.

miércoles, 25 de febrero de 2015

[Crítica libro]: "La oscuridad exterior" de Cormac McCarthy

Borrador sin pulir

"He visto tantas maldades que no sé
cómo Dios no apaga el sol y acaba con
todos nosotros"
De McCarthy solo he leído "La carretera", uno de mis libros favoritos, y las adaptaciones de algunos de sus libros y guiones. "No es país para viejos" y "El consejero", además de la versión para la gran pantalla de "La carretera", me parecen excelentes y siempre he tenido ganas de profundizar más en la obra del estadounidense. Para Navidades, mi hermano, sabedor de mi interés por McCarthy, me regaló "La oscuridad exterior", su segunda novela, publicada allá por 1968, y, saciadas mis ansias, no puedo sentir otra cosa que una profunda decepción.

Si tuviera que definir "La oscuridad exterior" brevemente, sería de esbozo primerizo de lo que más adelante sería "La carretera"; un borrador sin pulir, con múltiples defectos y carencias que más adelante serían subsanadas y llevadas a la perfección en la ganadora del premio Pulitzer (aunque no traten los mismos temas). Hay un puñado de buenas ideas, pero desaprovechadas, porque la novela hace aguas por todos lados.

Para empezar, argumentalmente no tiene sentido. Los personajes principales se meten en problemas y se encuentran entre sí siempre por pura casualidad; no hay un porqué ni ninguna explicación lógica para que las cosas ocurran de una manera y no de otra. En "La carretera", los encuentros son fortuitos, pero hay una lógica interna; aquí, un personaje que aparentemente parece perdido puede dar con otro que le está persiguiendo así por las buenas y que otro personaje, que también parece que ande perdido, se encuentre con los otros dos, también por las buenas, aunque sepas que el territorio por el que se manejan es algo basto (la cordillera de los Apalaches, según he leído por ahí) y que las probabilidades de que tales encuentros se produzcan sean algo remotas. Es cierto que todos esos encuentros no son más que un vehículo de McCarthy para encajarlos en el tema que quiere tratar, pero no hay excusa que valga, porque podrían haberse ensamblado de forma mucho más coherente.

Es cierto que el tema que quiere tratar, el del peso de la culpa y el castigo, puesto que el personaje principal no para de ser sometido a juicio en cada episodio de su vida después de abandonar a su hijo en el bosque, es muy potente, porque Holme es castigado y repudiado una y otra vez, como si una fuerza sobrenatural, en forma de una tríada macabra, tratara de juzgarlo y castigarlo continuamente. Rinthy, en cambio, no es tratada del mismo modo hasta que no se descubre la verdad y, solo entonces, es sometida a una condena espantosa.

Desde el punto de vista del estilo, se nota, y mucho, que McCarthy era un primerizo. Abusa de las frases largas, recargadas, cargadas de adjetivos, y usa un léxico demasiado complicado y técnico, como si hubiese estado consultando un diccionario todo el rato (sorprendentemente, los diálogos son todo lo contrario, sencillos y livianos, y, a la vez, lo mejor de la novela). En "La carretera" también apostaba por construcciones recargadas, pero sin sobrepasarse, y con ello conseguía dotar de trascendencia y poesía lo que quería contar. Aquí, en cambio, solo es un estorbo que no para de sacarte de la historia.

En conclusión, el mayor problema de "La oscuridad exterior" es que comparte lugares comunes con "La carretera", como el viaje miserable y penoso a través de un mundo oscuro y hostil, o el estilo recargado, pero sin que estos acaben de cuajar debido a una estructura narrativa y una coherencia argumental que brillan por su ausencia. Lástima, porque podría haber sido más de lo que acaba siendo.

lunes, 23 de febrero de 2015

[Off-topic]: "Resultados de los Oscars 2015"

Uno de mis peores años como Predictor®


Y ahora toca bajarse los pantalones hacer balance y comentar la jugada. Como no, habrá resentimiento. He dejado intactas mis predicciones y deseos y he puesto en grande las ganadoras. Así, resumiendo, he acertado lo que viene siendo una mi****. Bueno, tampoco tanto. De las 15 categorías de mi quiniela, he acertado 8 y media; solo he dado en el clavo con el reparto (que estaba cantado) y en aspectos técnicos y de música, y esto solo confirma una cosa: que no voy a ganarme la vida como adivino.

Mejor película

"The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
"Selma"

Pues vaya. Se les ha ido la cabeza en el último momento (no sé si por dar la nota) y se lo han dado a "Birdman". Es una buena película y no me molesta.

Mejor director

Alejandro González Iñárritu por "Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)"
Richard Linklater por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Bennett Miller por "Foxcatcher"
Wes Anderson por "El gran hotel Budapest"
Morten Tyldum por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"

No sé yo si alguien que se pasa doce años rodando una película y ofreciéndonos una propuesta la mar de original (y de calidad) es mejor que uno que, reconozcámoslo, ha grabado la película que los académicos querían ver. Para mí, la injusticia de la noche.

Mejor actor

Steve Carell por "Foxcatcher"
Bradley Cooper por "El francotirador"
Benedict Cumberbatch por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Eddie Redmayne por "La teoría del todo"

Lo esperado. Aunque vaya susto debió coger el muchacho al ver que Keaton ganaba en los Spirit Awards.

Mejor actriz

Marion Cotillard por "Dos días, una noche"
Felicity Jones por "La teoría del todo"
Julianne Moore por "Siempre Alice"
Rosamund Pike por "Perdida"
Reese Witherspoon por "Alma salvaje"

Esta era fácil.

Mejor actor de reparto

Robert Duvall por "El juez"
Ethan Hawke por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Mark Ruffalo por "Foxcatcher"
JK Simmons por "Whiplash"

Y ésta.

Mejor actriz de reparto

Patricia Arquette por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Laura Dern por "Alma salvaje"
Keira Knightley por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Meryl Streep por "Into the woods"

La única alegría de la noche para "Boyhood" y, curiosamente, la única estatuilla que no hubiese dado a "Boyhood".

Mejor guion original

Richard Linklater por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Alejandro González Iñarritu & cía por "Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)"
E. Max Frye y Dan Futterman por "Foxcatcher"
Wes Anderson por "El gran hotel Budapest"
Dan Gilroy por "Nightcrawler"

Otra bajada de pantalones para Linklater. Tendrían que habérselo dado por su trilogía, pero bueno.

Mejor guion adaptado

Jason Hall por "El francotirador"
Graham Moore por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Paul Thomas Anderson por "Puro vicio"
Anthony McCarten por "La teoría del todo"
Damien Chazelle por "Whiplash"

Parece que he infravalorado a los académicos. Por suerte, se lo ha llevado Moore. De aquí el medio de antes ;)

Mejor película de animación

"Big Hero 6"
"Los Boxtrolls"
"Cómo entrenar a tu dragón 2"
"Song of the Sea"
"El cuento de la princesa Kaguya"

Hoy está quedando en entredicho mi valía como Sandro Rey.

Mejor película en habla no inglesa

"Relatos salvajes<<<< 
"Leviatán" 
"Ida" <<<<
"Timbuktu"
"Tangerines"

Lo que decía; a los académicos les gustan más los silencios y el blanco y negro que a un tonto un bolígrafo.

Mejor fotografía

Robert D. Yeoman por "El gran hotel Budapest"
Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski por "Ida"
Dick Pope por "Mr. Turner"
Roger Deakins por "Invencible (Unbroken)"

Y aquí queda demostrado que no son tan previsibles estos académicos y que yo me paso de listo diciéndo según qué cosas de ellos.

Mejor montaje

Joel Cox y Gary D. Roach por "El francotirador"
Sandra Adair por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Barney Pilling por "El gran hotel Budapest"
William Goldenberg por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Tom Cross por "Whiplash"

Bueno, esto ya pasa de castaño oscuro.

Mejor vestuario

Colleen Atwood por "Into the Woods"
Milena Canonero por "El gran hotel Budapest"
Anna B. Sheppard y Jane Clive por "Maléfica"
Jacqueline Durran por "Mr. Turner"
Mark Bridges por "Puro vicio"

Mejor maquillaje

Bill Corso y Dennis Liddiard por "Foxcatcher"
Frances Hannon y Mark Coulier por "El gran hotel Budapest"
Elizabeth Yianni-Georgiou por "Guardianes de la galaxia"

Mejor banda sonora

Alexandre Desplat por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Alexandre Desplat por "El gran hotel Budapest"
Hans Zimmer por "Interstellar"
Johann Johansson por "La teoría del todo"
Gary Yershon por "Mr. Turner"


Me parece más que justo. Desplat ha demostrado ser muy versátil y capaz de elaborar BSOs de calidad y de saber adaptarse a lo que necesita cada película. Me alegro mucho por él.

Mejor canción

"Everything is awesome" de "La LEGO película"
"Lost Stars" de "Begin Again"
"Glory" de "Selma"
"Grateful" de "Beyond the Lights"
"I'm not gonna miss you" de "Glen Campbell: I'll Be Me"

Si es que ya sé cuáles son los gustos de la mayoría.

Mejores efectos especiales

Dan DeLeeuw, Russell Earl, Bryan Grill y Dan Sudick por "Capitán América: El soldado de invierno"
Joe Letteri, Dan Lemmon, Daniel Barrett y Erik Winquist por "El amanecer del planeta de los simios"
Stephane Ceretti, Nicolas Aithadi, Jonathan Fawkner y Paul Corbould por "Guardianes de la galaxia"
Paul Franklin, Andrew Lockley, Ian Hunter y Scott Fisher por "Interstellar"
Richard Stammers, Lou Pecora, Tim Crosbie y Cameron Waldbauer por "X-Men: Días del futuro pasado"

Bueno, al menos "Interstellar" no se ha ido de vacío.

Otros resultados no incluidos en mi quiniela:

Mejor dirección artística: "El gran hotel Budapest"
Mejor sonido: "Whiplash"
Mejores efectos sonoros: "El francotirador"
Mejor cortometraje de animación: "Buenas migas (Feast)"
Mejor largometraje documental: "Citizenfour"
Mejor cortometraje documental: "Crisis Hotline: Veterans Press 1"
Mejor cortometraje de ficción: "La llamada"

sábado, 21 de febrero de 2015

[Off-topic]: "Quiniela de los Oscars 2015"


Como ya sabéis, mañana son los Oscars y no podía faltar mi quiniela. Tal y como hice el año pasado, marcaré en azul cuáles creo que van a ganar y en rojo las que me gustaría que ganasen. Siempre es mejor hacerlo así; de este modo, si no acierto, siempre puedo decir que mi corazón no fallaba. O viceversa.

Mejor película

"El francotirador" 
"The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
"Selma"

"Boyhood" es la favorita y estoy seguro que se llevará la estatuilla. Me parece bien, aunque me gusta algo más "El gran hotel Budapest". Tampoco me molestaría que ganase "Birdman", "Whiplash" o "The Imitation Game", aunque sé que no van a hacerlo. Como ya sabéis, hecho en falta "Interstellar" entre las nominadas. Es una decisión que me molestó, y más después de haber visto la fantochada que es "El francotirador", que está ocupando una posición que no merece en absoluto (y de la que tendréis crítica agresiva en breve).

Mejor director

Alejandro González Iñárritu por "Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)"
Richard Linklater por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Bennett Miller por "Foxcatcher"
Wes Anderson por "El gran hotel Budapest"
Morten Tyldum por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"

La labor de Richard Linklater es encomiable. Y punto.

Mejor actor

Steve Carell por "Foxcatcher"
Bradley Cooper por "El francotirador"
Benedict Cumberbatch por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Eddie Redmayne por "La teoría del todo"

Se me ocurren como cinco candidatos antes que Bradley Cooper para ocupar su puesto (Miles Teller, Ralph Finnes, Jake Gyllenhaal, Matthew McConaughey o Joaquin Phoenix), pero los otros cuatro están ahí porque lo merecen. Eddie Redmayne está excelente, una actuación brillante dónde las haya, pero Benedict Cumberbatch me convenció mucho más con su papel.

Mejor actriz

Marion Cotillard por "Dos días, una noche"
Felicity Jones por "La teoría del todo"
Julianne Moore por "Siempre Alice"
Rosamund Pike por "Perdida"
Reese Witherspoon por "Alma salvaje"

A la única que no he visto es a Julianne Moore, precisamente la que tiene más puntos de llevárselo. Sin haberla visto, me quedo con Cotillard, porque su actuación es la más creíble y entregada de todas.

Mejor actor de reparto

Robert Duvall por "El juez"
Ethan Hawke por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Mark Ruffalo por "Foxcatcher"
JK Simmons por "Whiplash"

Esta categoría está muy reñida. Simmons está muy bien, de Oscar, pero Hawke y Norton me gustaron algo más; si me apuntasen con una pistola, me quedaría con Hawke. Porque ha sido capaz de mantener el nivel durante 12 años, sin que su actuación decayera en ningún momento.

Mejor actriz de reparto

Patricia Arquette por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Laura Dern por "Alma salvaje"
Keira Knightley por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Meryl Streep por "Into the woods"

No voy a decir nada de la sobreactuada Knightley ni de lo cansinos que se están volviendo nominando a Streep. Arquette hace un buen papel, Dern también, pero solo Stone está sublime.

Mejor guion original

Richard Linklater por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Alejandro González Iñarritu & otros por "Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)"
E. Max Frye y Dan Futterman por "Foxcatcher"
Wes Anderson por "El gran hotel Budapest"
Dan Gilroy por "Nightcrawler"

Richard Linklater, por original, por abordar propuestas tan interesantes e innovadoras como la de "Boyhood" (y que ya veníamos viendo con la trilogía de "Antes del...").

Mejor guion adaptado

Jason Hall por "El francotirador"
Graham Moore por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Paul Thomas Anderson por "Puro vicio"
Anthony McCarten por "La teoría del todo"
Damien Chazelle por "Whiplash"

No sé si la adaptación es buena o no, pero el libreto del que parte "El francotirador" me parece tan infame que me niego a creer que vaya a ganar. Pero estoy seguro que la vena patriótica americana saldrá por aquí. Me encantaría que ganase el guion de "The Imitation Game (Descifrando Enigma)", que es muy redondo.

Mejor película de animación

"Big Hero 6"
"Los Boxtrolls"
"Cómo entrenar a tu dragón 2"
"Song of the Sea"
"El cuento de la princesa Kaguya"

Vale, solo he visto "Cómo entrenar a tu dragón 2" y es ramplona, está sobrevalorada y está muy lejos de su primera parte. Sé que es poco profesional, pero me encantaría que se lo llevase la película del Studio Ghibli. Por su trayectoria y porque se están haciendo animes de muchísima más calidad que la mayoría de películas de animación de por aquí y del otro lado del océano.

Mejor película en habla no inglesa

"Relatos salvajes<<<< 
"Leviatán" 
"Ida<<<<
"Timbuktu"
"Tangerines"

"Relatos salvajes" es una de las mejores películas que he visto este año e "Ida" no es más que una película aburrida para gustar a los académicos. Echad las cuentas.

Mejor fotografía

Robert D. Yeoman por "El gran hotel Budapest"
Lukasz Zal y Ryszard Lenczewski por "Ida"
Dick Pope por "Mr. Turner"
Roger Deakins por "Invencible (Unbroken)"

La fotografía es uno de los sellos de identidad de Wes Anderson y sus películas y siempre está muy trabajada. Sin embargo, el blanco y negro tira mucho en el mundo de los académicos.

Mejor montaje

Joel Cox y Gary D. Roach por "El francotirador"
Sandra Adair por "Boyhood (Momentos de una vida)"
Barney Pilling por "El gran hotel Budapest"
William Goldenberg por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Tom Cross por "Whiplash"

Esta categoría es pura intuición. Como siempre.

Mejor vestuario

Colleen Atwood por "Into the Woods"
Milena Canonero por "El gran hotel Budapest"
Anna B. Sheppard y Jane Clive por "Maléfica"
Jacqueline Durran por "Mr. Turner"
Mark Bridges por "Puro vicio"

Mejor maquillaje

Bill Corso y Dennis Liddiard por "Foxcatcher"
Frances Hannon y Mark Coulier por "El gran hotel Budapest"
Elizabeth Yianni-Georgiou por "Guardianes de la galaxia"

Mejor banda sonora

Alexandre Desplat por "The Imitation Game (Descifrando Enigma)"
Alexandre Desplat por "El gran hotel Budapest"
Hans Zimmer por "Interstellar"
Johann Johansson por "La teoría del todo"
Gary Yershon por "Mr. Turner"

El jueves escribí este post comentando la jugada.

Mejor canción

"Everything is awesome" de "La LEGO película"
"Lost Stars" de "Begin Again"
"Glory" de "Selma"
"Grateful" de "Beyond the Lights"
"I'm not gonna miss you" de "Glen Campbell: I'll Be Me"

Mejores efectos especiales

Dan DeLeeuw, Russell Earl, Bryan Grill y Dan Sudick por "Capitán América: El soldado de invierno"
Joe Letteri, Dan Lemmon, Daniel Barrett y Erik Winquist por "El amanecer del planeta de los simios"
Stephane Ceretti, Nicolas Aithadi, Jonathan Fawkner y Paul Corbould por "Guardianes de la galaxia"
Paul Franklin, Andrew Lockley, Ian Hunter y Scott Fisher por "Interstellar"
Richard Stammers, Lou Pecora, Tim Crosbie y Cameron Waldbauer por "X-Men: Días del futuro pasado"

jueves, 19 de febrero de 2015

[Off-topic]: "Playlist Oscars 2015"

Hoy toca sentar cátedra sobre BSO

Me gustan las BSO. Ya sean instrumentales, ya sean un remix de canciones escogidas, ya sean de nueva creación o recicladas de otros trabajos. Y no podía faltar una entrada dedicada a las BSO de las películas nominadas a los Oscars.

Hoy os traigo un playlist con mi canción favorita de cada nominada a mejor película. Con "El francotirador" y "Selma" he tenido que escoger sin haber visto la película y eso para mí es algo así como un sacrilegio, porque lo bueno de las BSO, desde mi punto de vista, es que no es solo música, sino temas entrelazados con las imágenes que acompañan, y que es imposible valorarlos sin evocar las escenas en las que salen. Pero entonces no tendría gracia hacer una playlist de nominados sin dos de las candidatas. También he añadido un bonus track de una película que debería estar y no está entre las nominadas y que tiene una de las mejores BSO que he escuchado este último año. Cortesía de un fanboy de Nolan.

Y ya que estamos puestos, seguro que lleváis un rato haciéndoos la pregunta: ¿de las nominadas a mejor BSO, cuál te gustaría que ganase? No he escuchado el score de "Mr. Turner", así que no puedo opinar con todas las de la ley, pero si la obviamos, me quedaría, sin lugar a dudas, con la de "Interstellar". Porque dejando a un lado el talento innegable de Zimmer y sus trabajos excelentes del pasado, ha sabido innovar y ofrecer algo nuevo, cerrando aquellas bocas que le tildaban de continuista. La BSO de "The Imitation Game (Descifrando Enigma)", del siempre excelente Alexandre Desplat, está muy bien y la de "El gran hotel Budapest", del mismo Desplat, tres cuartos de lo mismo; demuestran que es un compositor capaz de adaptarse al tono que exige cada película. Sin embargo, yo lo hubiera nominado por otra de sus BSO, la de "Godzilla", que tiene temas tan buenos como el "Two against one" y que elevaba varios enteros una propuesta algo mediocre. La de "La teoría del todo" no deja de ser una BSO bonita, muy academicista, como la película, pero que no acaba de entusiasmarme como sí hacían otros trabajos de Johann Johansson (sin ir más lejos, la BSO de "Prisioneros" y un tema que me gustó mucho: "The Candlelight Vigil").

Finalmente, decir algo que es obvio: son temas y canciones muy diferentes y no encajan las unas con las otras, lo sé, pero la intención era seleccionar aquellas que más me han gustado.

Sin más dilación, en este enlace iréis directos al PLAYLIST

Y el sábado, mi quiniela.

martes, 17 de febrero de 2015

[Crítica película]: "La teoría del todo" de James Marsh

La manzana podrida en el cesto

Seguro que no sabíais que otro de los
nominados ya había hecho de Stephen
Hawking con anterioridad
Tarde o temprano tenía que ocurrir. Es como cuando llevas mucho tiempo comiendo almendras y de golpe te encuentras una de amarga (ya que ha salido el tema a colación: no os las traguéis, que llevan cianuro). Pues más o menos eso me ha ido ocurriendo mientras veía las nominadas a mejor película de este año. Todas, sin excepción, me parecen notables, desde "Boyhood" a "Whiplash", pasando por "Birdman", "El gran hotel Budapest" y "Descifrando Enigma", pero al fin he dado con la manzana podrida. "La teoría del todo" podría haber sido más de lo que acaba siendo.

"La teoría del todo" cuenta con algo que la hace sumar enteros independientemente de la calidad de la misma: que Redmayne está increíble, una actuación sobresaliente dónde las haya, y que Felicity Jones está a la altura, lo suficiente como para no quedar eclipsada por su compañero de reparto. Los dos brindan unos papeles difíciles de olvidar. El apartado técnico no está mal y la BSO tiene algunos temas interesantes. Pero ya.

Ahí acaba lo remarcable de una propuesta que arriesga muy poco y que acaba como un entretenimiento pasajero sin muchas aspiraciones. No hay reflexiones, no hay moralejas, no hay un tema definido que arme lo que estamos viendo. Uno no sabe muy bien si la película va del enfrentamiento entre los que creen en Dios y los defensores de una ciencia dónde Dios no tiene cabida; si va sobre la culpabilidad y el dilema de si es moralmente aceptable querer ser feliz y no cuidar de un discapacitado; o si va de la superación personal y de no rendirse nunca. O de sí la ciencia no siempre lo explica todo. Esto ocurre porque da unas pequeñas pinceladas de todos estos temas, pero no profundiza, ni remotamente, en ninguno de ellos.

Luego está la sensación de que no estamos viendo algo real. No hay crisis matrimoniales, más allá de algún reproche fugaz, ni peleas. Es difícil creer que en tantos años de matrimonio no hubiera rencillas, que no hubiera momentos dónde se tirasen los platos por la cabeza (es un decir) o que no hablaran nunca sobre lo que verdaderamente importa. El ¿triángulo? que se forma con el clérigo es tan previsible en su planteamiento y su desarrollo que cuesta creer que algo así ocurriera tal y como nos lo cuenta el guionista. O que la separación fuera tan sencilla como nos la cuentan.

¿Y la física? ¿Dónde me la habéis metido?

Para acabar, no se puede hacer una película de Stephen Hawking y que no salga física apenas. De hecho, son las escenas dónde se citan sus teorías, ya sea en boca de su mujer o en sus círculos universitarios, dónde el interés repunta, porque, al fin y al cabo, estamos hablando de un personaje dónde el tiempo o los agujeros negros, entre otras cosas, lo son todo. Es posible que muchos me achaquen que, bueno, es una película basada en las memorias de su mujer, que no son las memorias de él, que bla bla bla. Como si a estas alturas no hubiésemos visto films que se desmarcan del texto en el que se basan. Como si no hubiera margen de maniobra, como si el guionista y el director no pudieran desmarcarse allí dónde quisieran para separarse de un libreto tan maniqueo y claramente edulcorado.

En conclusión, la brillante actuación de Redmayne y el sobresaliente papel de Jones no consiguen esconder que estamos ante una historia simple, de poca hondura, que arriesga muy poco y que hubiera dado mucho de sí si hubiera metido un análisis más profundo de según qué temas y hubiese dado un papel más preponderante a la parte científica. Lástima.

miércoles, 11 de febrero de 2015

[Crítica película]: "Whiplash" de Damien Chazelle

La letra con sangre entra

El cartel con más letra que he visto nunca
Los Oscars están cada vez más cerca y, a medida que voy viendo las nominadas, estoy cada vez más seguro que este año han seleccionado un buen puñado de films. Es cierto que no están todas las que deberían estar, ya sabéis qué pienso de "Interstellar" y su no-nominación, o de la infravalorada "Matar al mensajero", pero las que están no están nada mal. Incluida la "Whiplash" del primerizo Damien Chazelle, que no tiene nada que envidiarle a las demás.

Andrew Neiman (Miles Teller) es un chico al que le gusta tocar la batería y su sueño es convertirse en uno de los mejores baterías de jazz del mundo. Un buen día, recibe la visita del profesor Terence Fletcher (J.K. Simmons) y este le propone formar parte de su conjunto de jazz, el más prestigioso del conservatorio en el que estudia Andrew. Lo que no sabe Andrew es que Fletcher es partidario de unos métodos de enseñanza algo cuestionables y que su camino para convertirse en un baterista de renombre no va a ser nada fácil.

Si tuviera que definir con una sola palabra "Whiplash" sería, sin lugar a dudas, con el calificativo de intensa. Muy intensa. Y es, en gran parte, una de las cosas que yo pido de una película. Que me transmita emociones, que me llegue, que me crea a los personajes. Verlos empujados al límite, que se desgañiten si hace falta, que se dejen llevar por sus emociones. Y "Whiplash" lo consigue. Miles Teller y J.K. Simmons lo consiguen y con sobresaliente. Porque "Whiplash" es, casi exclusivamente, dos cosas: el intenso duelo alumno-mentor y, además, la radiografía de dos estilos de vida muy distintos.

Por un lado tenemos el camino que Andrew está dispuesto a emprender: el del genio abocado a la soledad, entregado solamente a su pasión. Presume que no tendrá tiempo que dedicarle a las relaciones; parece que el camino del genio va a ser una tortura gratificante. Y luego está la otra vida, la más sencilla, dedicada a cultivar amistades y centrada en los pequeños placeres que ofrece la vida, pero gris al fin y al cabo, porque será una existencia que no pasará a la historia. Ninguna de las dos, en mi opinión, es mejor que la otra, ni más compleja o sacrificada, ni una más digna de mención (la del genio) que la otra (la de la vida sencilla). Sí es cierto que no todos estamos preparados para llevar una vida u otra. Y es aquí donde Chazelle saca a relucir su talento; puede achacársele que peca de simplista, como si el término medio no existiera, como si no se pudiera ser un genio y compaginarlo con una vida sana, pero consigue apostar por lo que él cree y que la jugada le salga bien.

Luego están los métodos usados para enseñar. El método que usa Terence Fletcher es más que cuestionable y yo no creo que sea esa la manera más indicada para sacar el talento oculto de alguien, pero sí es cierto que para llegar a cotas tan altas es necesario hacer sacrificios, practicar hasta rabiar, que nos presionen para sacar lo mejor de nosotros mismos cuando, por cuenta propia, no seamos capaces. Hay sacrificios que no todos estamos dispuestos a correr, y más en una época dónde prima la vagancia y la inmediatez. Tiene sus puntos buenos y sus puntos malos. Es muy fácil quebrar a la persona y que se acabe hundiendo. Pero tampoco creo que la solución esté en el lado opuesto. Al fin y al cabo, supongo que es una mezcla de las dos cosas. Sin embargo, el objetivo de la película es mostrarnos unos métodos cuestionables muy arraigados en según qué disciplinas y lo hace de maravilla, dejando que el espectador saque sus propias conclusiones y pensando si es lícito o no cruzar los límites y si comparte o no la perspectiva del director.

No sé a vosotros, pero a mí sí me motiva que me digan "Buen trabajo"

Centrándonos en el argumento propiamente dicho, Chazelle no recurre a los esquemas manidos del género de superación, aunque la jugada no le sale del todo bien. Es original en el modo en el que se suceden las etapas; hay altibajos en la progresión ascendente de Andrew, sin que sepamos muy bien cuando van a ocurrir, y consigue sorprender con más de un giro. Sin embargo, hay un par de detalles que hacen más endeble la propuesta y que pueden llegar a desconcertar al espectador (spoiler): la escena del accidente de coche y lo ruin y rastrero que es Fletcher hacia el final. Trunca de algún modo la credibilidad de la propuesta; lo primero porque se sale de la realidad y lo segundo porque no encaja con un personaje al que solo le importaba sacar el talento oculto de los diamantes en bruto y que al final se dedica a sabotear al protagonista, llevado por una venganza que cuadra muy poco con lo que venía haciendo.

En conclusión, una película intensa que te mantendrá pegado a la butaca, gracias a dos actuaciones impresionantes, un duelo realmente intenso y un esbozo de dos estilos de vida y de unos métodos de enseñanza cuestionables. Muy recomendable.

martes, 3 de febrero de 2015

[Crítica libro]: "El sabotaje amoroso" de Amélie Nothomb

Para gente que se empeña en ser devorada por otros

¿Quieres que cometa sabotaje conmigo
misma? Es maravilloso. Es digno de ti
y digno de mí
Hay escritores que amas y los hay que odias a muerte. Ejemplo de lo primero: George R.R. Martin. Ejemplo de lo segundo: Suzanne Collins. Pues bien, dentro de todo el abanico de relaciones lector-escritor posibles, hay una de particularmente curiosa: aquella que se establece con un escritor que nunca te ha entusiasmado, del que no has valorado nunca una novela por encima del 7, pero que sin embargo te sigue atrayendo y del que no te importa continuar leyendo porque crees que, o bien darás con su obra maestra, o bien compartirás según qué ideas, aunque no acabe de rematar sus faenas. Más o menos eso es lo que me ocurre con Amélie Nothomb. Bueno, y que sus libros son muy cortitos.

En este caso, Amélie vuelve a ser la protagonista de su novela y nos sitúa en la época en la que tuvo que vivir en un gueto de diplomáticos en Pekín. Allí, con tan solo siete años, se enamorará de Elena, otra hija de diplomáticos, y junto a ella descubrirá lo duro que es el amor.

"El sabotaje amoroso" se convierte en una lectura obligatoria en tanto que cristaliza a la perfección lo que es que otro no te corresponda. Hay personas que necesitan de la admiración que les profesan los demás para subsistir y se alimentan de ella siempre que pueden, y las hay que están hechas para admirar a otros, a arrastrarse si hace falta para satisfacerlos, y en el campo del amor esto acaba siendo siempre desastroso, sobre todo para los segundos. No sentirse correspondido es duro y hay algo de autoflagelación en un comportamiento como el de persistir en una causa perdida. Hay algo de estúpido en sentirse atraído por alguien que se regocija en vernos sufrir y se deleita devorando nuestra devoción. Incluso cuando el otro no se comporta de forma tan fría y cruel, aunque este no es el caso de Elena, una belleza que tiene plena conciencia del poder y la atracción que ejerce sobre los demás. Y que no duda en ejercerla para conseguir lo que quiere: ver cómo la protagonista se consume de amor.

El libro, además, es muy divertido. Congenia muy bien la dureza del mensaje y la triste situación de los diplomáticos y su prole con el humor de una manera que Nothomb no conseguía, por ejemplo, en "Estupor y temblores", que acababa por resultar algo grotesca en según qué pasajes. Sin embargo, acaba ocurriendo algo que me viene ocurriendo con la mayoría de las obras de Nothomb: que el resultado dista de ser redondo, que las buenas ideas acaban diluyéndose en una algarabía de excentricidades y que no siempre acabo por entender el comportamiento de su personaje protagonista. En este caso concreto, es demasiado exagerado ver cómo se arrastra en según qué pasajes; no hace falta tanto para mostrarnos lo que nos quiere mostrar.

En conclusión, un buen ramillete de temas al servicio de una inspirada Amélie Nothomb, alejada de productos como "Viaje de invierno" y más cerca de "Estupor y temblores", pero que sigue arrastrando algunos aspectos que, en mi opinión, le restan puntos. Aun así, de lo mejor que he leído de ella.