viernes, 27 de noviembre de 2015

[Crítica libro]: "El planeta del exilio" de Ursula K. Le Guin

Se acerca el invierno

A ver si nos aclaramos: ¿es "Planeta de
exilio" o "El planeta del exilio"?
Hará ya más de medio año empecé "Mundos de exilio e ilusión" de Ursula K. Le Guin, una edición de la ya extinta colección que inició RBA para lanzar novelas de scifi y fantasía hará un tiempo y que desgraciadamente canceló al poco, en la que se recopilan las tres primeras novelas que escribió la autora sobre el ciclo Hainish. Leí el primero de los tres, "El mundo de Rocannon", y pese a que es una agradable lectura con un final trepidante, no es redondo. Impelido por la urgencia de completar de forma mínimamente digna el reto que me puse a principio de año (al menos la mitad), decidí continuar y seguir con el segundo, "El planeta del exilio", y, bueno, vaya salto cualitativo experimentó Le Guin (pese que ambos fueron publicados el mismo año). "El planeta del exilio" tiene una estructura narrativa más pulida (se nota que es una novela planificada al dedillo, no como la anterior), con las ideas claras y un tema de fondo que recuerda a "El mundo de Rocannon", pero mucho más trabajado.

Estamos en un planeta en el que conviven los alterranos, los nacidoslejos, que vinieron desde otro planeta como una división de la Liga de Todos los Mundos para estudiar a las diferentes culturas que lo pueblan, y pronto olvidados por la Liga a causa de una guerra que estalló a escala intergaláctica hará mucho tiempo, más desarrollados y más inteligentes que los nativos; por otro lado, los autodenominados hombres, la raza autóctona del planeta, organizados en comunidades más primitivas y supersticiosas, enfrentadas entre sí, pero mejor adaptados que los nacidoslejos. Los nacidoslejos viven en Landis, la última de las ciudades de la Liga que sigue en pie, languideciendo paulatinamente; sus vecinos más cercanos, los tevarianos, son una comunidad de nativos nómadas con la que viven en incómoda paz. Ambas comunidades han vivido manteniendo las distancias, hasta el punto en el que apenas se relacionan más allá de lo meramente estricto. Todos se consideran a sí mismos como humanos y desprecian, abiertamente o inconscientemente, al otro. Hasta que deben enfrentarse a un enemigo común, los gaal, que viven en el norte y que llevan tiempo creciendo en número para hacerse con todos los territorios más al sur de dónde viven y sobrevivir así a un invierno que durará quince años.

"El planeta del exilio" toca varios temas, como lo que implica vivir lejos del hogar en el que naciste, incluso si no naciste en él, o la tristeza y desazón que provoca el vivir en una sociedad moribunda y condenada a desaparecer. Pero es el racismo y la desconfianza hacia otras culturas y modos de vida el eje principal de esta novela corta. Muestra como el racismo se interioriza con el tiempo y acaba convirtiéndose en algo inconsciente para muchos. Pese a que ambas comunidades se alían contra un invasor común, se unen simplemente porque "la unión hace la fuerza", no porque se quieran. Y del mismo modo deshacen el pacto en cuanto los dos protagonistas, un nacidolejos y una tevariana, se enamoran. Son castigados por la intolerancia y la estupidez reinante y es eso precisamente lo que los llevará a todos al borde de la extinción. Quizás lo único que pueda achacársele a "El planeta del exilio" es que la tribu nómada de los tevarianos sea la más racista de las dos y la que acabe arruinando la alianza, y los colonizadores iniciales, los nacidoslejos, los más tolerantes y los que acaban siendo más respetuosos. Como si quisiera contarnos que los colonizadores de un territorio siempre son superiores moralmente y los autóctonos los más intolerantes. Producto de una mente colonizadora, que le haremos.

Conclusión: si empezáis cronológicamente, que "El mundo de Rocannon" no os frene y continuad leyendo. "El planeta del exilio" es una buena novela para pasar un buen rato.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes

    He leído tu crítica bastante interesante, me queda una inquietud, el libro puede leerse separado o debe iniciarse por el El mundo de Rocannon...Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas anónimo,

      A grosso modo no, no hace falta, pero si eres de los que les gusta hilar fino, en el universo de K. Le Guin "El mundo de Rocannon" va antes que "Planeta de exilio", pero eso solo lo notarás por pequeños detallitos ínfimos y conexiones casi invisibles. Lo que sí te recomiendo es que "Planeta de exilio" SÍ debe leerse antes que "Ciudad de ilusiones".

      En esta página (http://www.docemoradas.com), si te metes en el apartado "Reportajes", encontrarás una entrada en la que la propia Le Guin explica su cronología.

      ¡Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar