viernes, 17 de abril de 2015

[Crítica película]: "Iron Man 3" de S. Black, "Thor 2" de A. Taylor y "El capitán América 2" de A. y J. Russo

3x1

Como últimamente no escribo tan a menudo como me gustaría, he decidido que, para no alargar demasiado esto, y porque tenía ganas de sacarme la espinita que tenía clavada de hablar (o despotricar según se mire) de la segunda fase de Marvel, os hablaría de las tres películas en una sola entrada. Como para no estar contentos. 

"Iron Man 3" o de lo raro que es que ninguno de los dos guionistas se diera cuenta que iban a destruir la película con lo del Mandarín

¿Qué modelito lucirá Paltrow en esta
entrega?
¿Qué decir de esto? Pues que huele, hablando fino, a mierda de la buena. Es, de las tres, la peor y la más gratuita y la más olvidable del universo Marvel desde que empezaron con "Iron Man" (o fuera cual fuera la primera que empezó esta estrategia comercial saga). Esta es la única dónde parece que no se han esmerado mucho en ocultar su intención verdadera: la de recaudar sin importarles el contenido. Los personajes son olvidables; solo destaca un ramplón Robert Downey Jr., demasiado encasillado en el papel de graciosillo y muy limitado cuando el guion le exige algo de seriedad y que transmita dolor o ira. Guy Pearce y, en especial, Ben Kingsley, tienen unos papeles vergonzosos que les dejan poco margen para una actuación decente. Gwyneth Paltrow está por ahí solo para intentar aparentar menos años de los que ya tiene, lucir modelito y ser secuestrada por los malos de turno. Los demás, muy olvidables. Salvo el niño entrañable, que hace buena pareja con Stark.

La trama no contribuye al hilo conductor que nos prepara para "Los Vengadores 2" (extraño cuando venimos de películas que, en mayor o menor medida, aportan su granito de arena para el todo). Tony Stark (Robert Downey Jr.) tiene que enfrentarse a unos terroristas que quieren matar al presidente de los EEUU y de paso van tras su novia. La trama deja de tener sentido cuando descubrimos la verdad detrás del Mandarín (Ben Kingsley), uno de esos giros de guion que hielan la sangre como pocos, y lo que queda no es otra cosa que pirotécnica visual hueca. Me da igual que Stark se replantee su vida. Ni siquiera sabía que iba a ir de eso y que al final se desentendería de sus artilugios. En ningún momento se intuye qué temas quiere tratar, ni si hay alguno por ahí, porque uno ya está empachado de tanto enemigo de tercera división.


"Thor: El mundo oscuro" o el típico alumno que no parece tan mediocre porque ya hay otros que lo son aún más que él

¿Y el oriental qué pinta en la peli?
Resumiendo: Hay unos malvados elfos oscuros que quieren sumir el universo en la oscuridad y por ello necesitan el éter, una especie de artefacto parecido al teseracto que tantos problemas trajo al grupo de superhéroes. Los problemas para Thor (Chris Hemsworth) empezarán cuando el éter escoja a su novia Jane (Natalie Portman) como huésped. Ya os podéis imaginar qué problemas ocasionará todo ello.

El guion de "Thor" no tiene ni pies ni cabeza. (a) Es un batiburrillo de giros de guion a cuál más sacado de la manga y (b) una ausencia de coherencia interna digna de estudio. 

a) ¿Por qué cojones es Jane la "elegida" para ser parasitada por el éter? ¿Por qué ella y no cualquier otro de los que están por ahí? Uno piensa que más adelante quizás haya un porqué, un sentido, un plan elaborado por el enemigo para hacérselo pasar mal a Thor. Pero nada más lejos de la realidad. Pasa porque sí, y punto. Otro ejemplo: no pueden esperar que sientas algo por cierto personaje que muere a mitad de película si apenas has visto nada de él; de hecho, ni siquiera se molestan durante el film para que ese personaje adquiera algo de profundidad para que llegues a sentir algo cuando muere. Y otro: ¿qué leches son esos palos que te hacen saltar de un planeta a otro? ¿Cómo han llegado a construir eso? Parecen algo frágiles, pero al final Thor es capaz de usarlos de jabalina para ensartar como una brocheta al enemigo. Luego está Loki (Tom Hiddleston). ¿Alguien creía que había muerto de verdad o que se volvería bueno o lo que fuera? El único objetivo de que Loki apareciera en la película era para ser el reclamo de las fangirls.

b) ¿De verdad me quieres hacer creer que el puente entre Asgard y la Tierra desapareció, para luego sacarte de la manga que Thor puede ir y venir cuando quiera? Y luego está la brecha en una montaña que conecta con, ni más ni menos, el mundo oscuro. A eso se le llama hacérselo venir bien y lo demás son tonterías. 

¿Enseñanzas? Pues pocas o nada. Thor anda muy perdido durante toda la película, como si no estuviera ahí, como si la película fuera de Jane y sus amigos contra los elfos oscuros, y Thor solo estuviera por ahí para echar un cable con la parte física de las contiendas. Durante la parte de Loki, el más ingenuo creería que la película va de una reconciliación difícil entre dos hermanos. Al principio, de la soledad y de los debates internos de Thor, porque parece (y digo parece, porque luego se sacan de la manga una manera de que esto no sea así) que Thor no va a poder llevar una vida sencilla junto a su querida Jane. Pero, si nos dejamos de devaneos inútiles, "Thor 2" no va de nada. Va de ver hostias y poco más.


"Capitán América: El soldado de invierno" o de cómo las películas del Capitán son las únicas salvables cuando los superhéroes se separan

No tengo nada jocoso que decir aquí.
"Capitán América: El soldado de invierno" es la única de las tres que se salva de la quema. Tiene un guion más o menos previsible; cuando consigue sorprenderte, en contadísimas ocasiones, tampoco es como para dar saltos de alegría. Pero es la única que sabe mantener al espectador pegado a la silla, que el desarrollo de los acontecimientos sea lógico y no chirríe demasiado. Acaba siendo la más sencilla, pero la más honesta y la que, al fin y al cabo, que es de lo que se trata, más entretiene. Las escenas de acción están conseguidas; los efectos especiales lucen más al servicio de un guion resultón, a diferencia del derroche visual vacío de "Thor 2", que acababa por empachar al espectador; los personajes están todo lo bien dibujados que uno esperaría de una película de acción de tomo y lomo y eres capaz de sentir empatía por el Capitán (Chris Evans), Fury (Samuel L. Jackson), Falcon (Anthony Mackie) o Viuda Negra (Scarlett Johansson). Te importa lo que les ocurre.

"Capitán América 2"" tiene algunas reflexiones, aunque vistas ya en otros lugares -y mejor vistas-, realmente interesantes viendo sus otras compañeras marvelianas. El capitán se da cuenta que servir un bando y mantenerse íntegro y honrado no es compatible. Que tomar partido por S.H.I.E.L.D y hacer lo que Fury considera correcto no siempre implica, necesariamente, hacer el bien. Que ha estado trabajando para aquellos con los que se enfrentó tiempo atrás y que le arruinaron la vida. ¿Cómo puede conciliar una cosa y la otra? ¿Cómo puede sentirse bien haciendo algo que va en contra de sus ideales? En este sentido, los hermanos Russo han conseguido que la película fuera algo más que el lucimiento del superhéroe de turno.



Es triste, pero uno acaba dándose cuenta que dos de las tres películas no son otra cosa que una estrategia de márquetin, similar a las que emplean las series de televisión para mantenerte enganchado temporada tras temporada. La única que funciona por sí misma es "El capitán América 2", pero las otras, una por su irrelevancia y la otra por un guion pésimo, son una pérdida de tiempo. Supongo que querrán que me trague "Agents of S.H.I.E.L.D" y más merchandise tipo "Agent Carter", pero hasta aquí hemos llegado. Prefiero perderme los detallitos e ir al grano, oiga.

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con lo de Iron Man 3, en especial cuando Stark tras retar a un conocido terrorista este destroza su casa con unos cuantos helicópteros, sin que las fuerzas del orden o su ejército de armaduras intervenga. Luego están detalles enervantes como el hecho de que las armaduras sean frágiles como el papel contra los afectados por extremis o que no sea el prota el que derrota al malo final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un despropósito de película. Quisieron ir a lo fácil y no romperse demasiado los cascos. Lástima, porque Iron Man es mucho Iron Man.

      ¡Saludos y gracias por comentar Anonimatus!

      Eliminar