domingo, 15 de marzo de 2015

[Off-topic]: "5 películas románticas que sí merecen ser tomadas en serio"

Hoy me pongo ñoño

Pues eso. Hay pocos géneros que no soporte y uno de ellos es el de las películas románticas. Y parte de ello es porque hay mucha basura (supongo que como en todos los géneros); pero es ese tipo de basura que a uno se le atraganta y no hay manera de hacerla bajar. Es por el tratamiento tan estúpido de las relaciones humanas que hacen, por recrear situaciones que, al menos a mí, nunca me han pasado y por las que no puedo hacer otra cosa que sentirme distanciado. Pero hay joyas y películas notables que sí tratan esos temas con honestidad y con profundidad. Hoy he venido a hablaros de esa minoría.



5. “Two Lovers” de James Gray

Nos gustan más los retos que a un tonto un bolígrafo. ¿Qué hay más estimulante que darlo todo por la chica más compleja, más inaccesible y más atractiva que se te cruce? ¿Por qué Daryl Dixon o Jesse Pinkman y no un Eugene Porter? Si el segundo es más sencillo de conquistar y seguro que es más estable…bueno, quizás el ejemplo no sea el más acertado. Siempre sentimos especial debilidad por el camino que nos llevará al dolor y la amargura, obviando siempre aquellas opciones más seguras y, a la larga, más saludables mentalmente. Y sino, que se lo digan al protagonista de la mejor película de James Gray.

4. “Ruby Sparks” de Jonathan Dayton y Valerie Faris

¿Qué son las relaciones sino un acto de moldear al otro para que sea como nosotros queremos que sea? Ya, sé que últimamente estoy muy pesado trascendental con esto, que ya os di la vara con mi particular visión de “Solaris”, pero ya va siendo hora que aceptemos parte de la culpa en el fracaso de cualquier relación que establezcamos. El otro es como es y hay que aceptarlo, en las buenas y en las maduras, y no cebarnos con nuestra pareja, usándola como excusa para rehuir nuestros problemas. De ésta ya os hablé en esta crítica.

3. “(500) días juntos” de Marc Webb

Vamos, ahora no hagáis como que no os ha pasado. Vamos, seguro que os habéis cruzado en vuestra vida sentimental con alguien como la Summer de “(500) días juntos”. Seguro que más de una vez habéis distorsionado la realidad queriendo creer que el otro es de una manera que no es, idealizándolo, y dándoos de morros cuando la realidad os llamaba a la puerta. El tratamiento que hace esta película de este tipo de personas y relaciones es extremadamente lúcido, sin dejar a un lado sus toques de comedia romántica, que no estorban, y usando recursos ingeniosos para contarnos la misma historia de siempre, como el montaje paralelo realidad vs. expectativas o los saltos temporales hacia adelante y hacia atrás. 

2. Trilogía “Antes del…” de Richard Linklater

Guiones estupendos que giran alrededor de macroconversaciones que empiezan de forma aparentemente banal para acabar tratando temas muy interesantes que cualquiera, con un poco de profundidad psicológica, se habrá planteado antes o después en su vida o que, a propósito, no ha querido plantearse, pero que debería hacerlo. El paso del tiempo, la búsqueda del amor verdadero, los reveses de la vida y de lo difícil que resulta desmarcarse de las etapas que la sociedad espera que vayas recorriendo a lo largo de tu vida, son solo unos de tantos temas que explora esta fantástica trilogía. Y eso sin olvidar los papelones que nos brindan Hawke y Delpy a lo largo de tantos años. 

1. “Memorias de África” de Syndey Pollack

¿Por qué hay que casarse? ¿Por qué es necesario atarse a los demás? ¿Qué sentido tiene seguir los pasos de la mayoría? Sin embargo, ¿cómo tener la seguridad de que el otro siempre va a estar ahí, si no es uniéndote a él de alguna forma? ¿Cómo encontrar el equilibrio entre dos puntos de vista perfectamente legítimos? Un film excelente sobre las relaciones en la madurez y, ya de paso, para disfrutar de una BSO increíble, de África y de un trío protagonista realmente interesante y que ofrece más de una lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario