lunes, 2 de marzo de 2015

[Crítica película]: "El francotirador" de Clint Eastwood

No sé si será la peor película del 2014, pero sí es la más ruin de todas

¿Pero qué nos estás contando Clint?
Necesito entrar al trapo. Lo siento. No voy a enumerar ni los aciertos de Eastwood como director ni que sus últimas películas demuestran que está en horas bajas. Ni lo que le ha llevado (el dinero, el reconocimiento y un patriotismo desenfrenado) a rodar la presente película. La cuestión es que todo el mundo está alabando su última película y, en mi opinión, es la más ramplona que ha rodado. El problema de "El francotirador", pues, es que se nota, y mucho, que es una película hecha por encargo y con un propósito muy firme: hacer caja aprovechando el juicio al tipo que asesinó a Kyle (y al amigo de éste); para influenciar, aún más si cabe, la opinión pública y colgarle más rápida la soga al acusado; y para reavivar el odio y el conflicto con el mundo árabe ahora que estaba en horas bajas (me refiero mientras planeaban hacerla). Como la reciente "The Interview", sin ir más lejos.

"El francotirador" adapta la autobiografía del veterano de la guerra de Iraq Chris Kyle (Bradley Cooper), dónde cuenta sus experiencias en Iraq y su vida en Estados Unidos. Kyle se alistó en el ejército con el objetivo de defender su país del terrorismo y acabó por convertirse en el soldado americano al que más muertes se le atribuyen en dicho conflicto.

La película, pues, va intercalando la parte bélica con las escenas cotidianas de Kyle cuando está de permiso en Estados Unidos; ambas partes acaban fracasando por distintos motivos.

Todo el mundo destaca la parte bélica como la mejor. Ahí dejo unos cuantos detalles: cuando Kyle revienta al tipo que empuñaba el bazooka y que por poco no hace saltar por los aires un todoterreno de los militares, ¿cómo es que nadie da la alerta al todoterreno de que se aparte mientras ven como el niño vacila si coger o no el bazooka? ¿Cómo es que los terroristas demuestran un nulo conocimiento de estrategia? Ya no digo en tender emboscadas o en hacer uso de complejas tácticas. Es que en todos los enfrentamientos ni siquiera se cubren, van en desbandada, para que los estadounidenses hagan tiro al blanco con ellos, como si esto fuera un Call of Duty. Además, todo es honor en el campo de batalla. No hay ningún soldado acobardado, que abandone a sus amigos, ni prácticamente nadie cuestionándose nada de lo que está haciendo; si aparece alguien, es tratado como algo parecido a un traidor a la patria, como el hermano de Kyle, y es borrado de un plumazo de la narración. De esta manera Eastwood no se pilla mucho las manos con una verdadera crítica a lo que está haciendo Kyle o a un enfrentamiento moral con alguien que piense distinto a él.

Luego, por si fuera poco, las partes que transcurren en Estados Unidos se fundamentan en convencionalismos narrativos vistos una y otra vez en otras producciones. Un ejemplo es el enamoramiento de manual en el bar; él es un tipo con una frase ingeniosa para cada situación y ella es una chica aparentemente difícil y distinta de las demás, que aborrece a los hombres, pero que no duda en irse a tomar algo a un bar que probablemente reúna toda la testosterona de varios barrios a la redonda. De un plumazo, los dos se enamoran perdidamente, forman una familia conservadora idílica y sus dilemas morales no van más allá de lo típico, de lo previsible.

El problema radica, en definitiva, que se nos está humanizando y justificando en exceso a un tipo que debería prestarse a un análisis más crítico y que dicha manera de ver la vida no se está extrapolando a un sector de la sociedad norteamericana que piensa o ha pensado igual que él. No deja de ser irónico que se intente justificar como lícita la intervención y que en ningún momento se haga mención, ya sea a través de algún personaje crítico o haciendo más hincapié en algunas situaciones que se prestarían a ello (como el brevísimo diálogo que mantiene con un soldado que se intuye contrario a la intervención), que la situación que han generado ellos en dicho país es por culpa, casi exclusivamente, suya. Y si uno tira un poco de las memorias reales de Chris Kyle, descubre que el personaje de la pantalla poco tiene que ver con el tipo real, mucho más agresivo y con unas ideas, digamos, mucho más cuestionables moralmente.

¡Esto no se vale! Meter la mejor escena en el tráiler no tiene perdón...¡pero lo peor de todo es que nos cueles dos escenas casi idénticas!

No hay debate moral de ningún tipo. Ni si es lícito o no matar a gente, ni si está justificado invadir un país de esa forma, ni si hay algún tipo de justificación en lo que los iraquíes están haciendo (son malos malísimos, y punto). La película nunca se pone en su lugar, no ahonda en descubrirnos porqué un medallista decide irse a luchar a una guerra que parece que no es la suya. No aventura, ni siquiera por un momento, si los actos de los estadounidenses son tan terroristas como los de Estado Islámico. No hay esa ambigüedad, esa objetividad, que sí había en "En tierra hostil", una película excelente sobre lo absurdo de la guerra. Las escenas de Jeremy Renner cuando volvía de la guerra eran mucho más convincentes y transmitían mucho más que las de Kyle de permiso. Además, los iraquíes son vistos como sinónimo de terroristas, como si todos colaborasen con las milicias locales, como si todos tuvieran un arsenal a mano y estuvieran dispuestos a asesinar. Que el director de "Gran Torino" ruede esto, solo hace que confirmar que Eastwood está en horas bajas.

Y luego está el reparto. El único destacable es Bradley Cooper, que ofrece una buena actuación, como viene acostumbrándonos, pero para nada oscarizable. De hecho, es lo mejor de la película, junto a algunas escenas sueltas, como la que ya salía en el tráiler o las relacionadas con los síntomas de que Kyle está sufriendo de PTSD. Ah, y algún que otro tema de la BSO.

En conclusión, una película ruin para lavarle el cerebro a la audiencia norteamericana y justificar lo injustificable. Eso provoca que la película resulte ajena, que uno acabe desconectando de lo que se le está contando, que no se crea nada; acaba empañando una buena actuación y la calidad de algunas escenas. Has caído bajo, Clint.

15 comentarios:

  1. Buenos días Ivan. Me ha sorprendido mucho esta crítica tan negativa . A mi esta película me ha resultado desagradable por razones diferentes a las tuyas.

    He visto todas las películas de C. E. incluidas las que hizo con Donal Siegel y otras no estrenadas en España como Play misty for me. En la mayoría de ellas C. E. desmitifica al héroe a pesar de que respeta su sentido del deber al contrario que otros directores que se muestran fascinados por la violencia o la glorifican ingenuamente. En El francotirador vuelve a desmitificar la idea superficial que los americanos tienen de un héroe y lo hace a su manera discreta, mostrando detalles pequeños pero significativos. Sin discursos. C. E. muestra no predica.

    En El francotirador C. E. muestra de manera sosegada y casi monótona el proceso de degeneración humana de un héroe real en una guerra real.

    Kyle era un hombre simple con una gran habilidad y excepcional sentido del deber, su problema fue no cuestionar lo que le enseñaron de niño.

    Es en la realidad de la guerra en donde descubre que las cosas no son tan sencillas como su padre le enseñó .Cuanto mas mata mas va degenerando su humanidad hasta convertirse en un soldado vengativo capaz de poner en peligro la misión y a sus compañeros.

    C. E. es honesto al mostrarnos esto y también cuando elige mostrar imágenes reales del homenaje del pueblo americano a su héroe, en lugar de crearlas él mismo.
    No hay un solo detalle en las películas de E. que quede al azar. Elige esta opción porque no quiere participar del autoengaño americano. El sabe muy bien - luchó en la guerra de Corea- y así lo demuestra en sus películas que el héroe es el pringao que paga con el precio mas caro posible su vida. El precio es su deshumanización, su alma, por eso, sus héroes son personajes solitarios que se autoexcluyen de la sociedad ( Sin Perdón, Infierno de Cobardes, El Predicador, etc)
    Lo que C. E. señala en sus películas es que las guerras existen y alguien debe lucharlas y hacer el trabajo sucio. El héroe para C. E. es el pringao, que por sentido del deber o ingenuidad, hace el trabajo mas sucio de la sociedad para que los demás podamos seguir con nuestras vidas y nuestra conciencia limpia.
    Es la misma conclusión a la que llegó Kurasawa con Los siete samurais, aunque en esta película los campesinos, una vez a salvo, están deseando que los samurais se larguen del pueblo cuanto antes porque les recuerda su cobardía e incapacidad para protegerse a ellos mismos.

    El héroe que C. E. interpreta en sus películas siente un secreto desprecio por los ciudadanos que presumen de pacifistas dejando que sean otros los que se manchen las manos y pierdan su alma por ellos. En cualquier caso, confuso o no, su héroe elige su destino y C. E. le respeta por ello.

    Gracias a C. E. ahora saben todos los americanos el precio que Kyle pago por defenderles; su deshumanización. Tuvo que "pasar" por el psicólogo para "rehabililtarse".

    Leí que el padre del protagonista amenazó a C. E. con "destruirlo" si se le ocurría mostrar algo negativo de su hijo. Me pregunto si al padre de Kyle le habrá ocurrido como a tantos espectadores ,que se han quedado en la apariencia de lo que parece ser - y no es- la película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, pero yo no veo esa lectura que tú haces.

      Supongo que todo radica en lo que cada uno entiende por "héroe". Porque para mí este hombre no es un héroe, ni está haciendo nada que me permita a mí seguir con mi vida y mi conciencia limpia, como dices. Que un sector de la población crea eso, que está salvándonos de vete a tu saber qué, ya es otra cosa. Está masacrando a gente que ellos mismos han convertido en enemigos. Eso no es un héroe. Es el malo de la peli, no lo olvidemos.

      Dices que señala que las guerras existen y tal y cuál. Es un argumento muy fácil. También podría mostrar, para variar, quiénes las provocan. Es muy sencillo decir: mira, la guerra de Iraq existe, tengo que ir a luchar porque no hay otro remedio y ya está. Además, que Iraq no es una guerra en el sentido estricto. Es una intervención militar, o como se diga. Como una invasión.

      Y dices el precio que paga Kyle...no sé, yo no vi que pagara mucho precio. Ni vi mucha rehabilitación ni deshumanización más allá del clásico PTSD. De hecho, si uno lee pasajes de la autobiografía de este señor, se dará cuenta que era un asesino (y eso antes de que sufriera todos esos trastornos posteriores). No el tontorrón inocente que se cree que está haciendo las cosas bien.

      El error de todo esto es justificar lo injustificable, y blandir lo del héroe y lo de las guerras como si ellos no tuvieran la culpa de ello.

      "En tierra hostil" sí era una película sobre la guerra, honesta y directa. Bigelow sí supo retratar lo que es vivir en un medio conflictivo sin marear la perdiz con trascendencia barata.

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      PD. Perdona el tono "agresivo". No es por ti, es por la película ;)

      Eliminar
  2. Tranquilo Ivan, que te entiendo. Por lo que dices y como lo dices se nota que has reaccionado visceralmente a la película, igual que mucha gente. A mi me pasó con el trailer de El lobo de Wall Street...que no vi porque me producía asco el tema y , aunque le hubieran dado veinte Oscars, yo no habría reconocido ninguna virtud a la película. Todos tenemos fobias y antipatías, es inevitable.

    Estoy de acuerdo contigo en que el que invade y empieza la guerra es el malo pero, una vez liada, o matas o te matan, por lo que los dos bandos comenten atrocidades contra los civiles. En todas las guerras de todos los tiempos. Es eso lo que me resultó desagradable de ver en la película.

    No es el tema de la película las razones políticas, sociales o económicas que originaron esa guerra si no mostrar episodios de la vida de Kyle ( que el tipo sea despreciable lo comento luego) y las cosas que le sucedieron para transformarse en un "héroe" tipo C. E. y no en el héroe que los americanos glorifican.

    C. E. jamás ha sido políticamente correcto en sus películas, en realidad, en general hace lo contrario, le gusta provocar a esta gente.

    Respecto al fascismo de Kyle, que el tipo fuera un fascista de extrema derecha, racista, fundamentalista, y demás bellezas tampoco es el tema de la película y es normal no sentirse representado por tipos así - estoy pensando en los legionarios españoles, por ejemplo. Protegida sí que me siento porque yo no soy capaz de matar aún estando en peligro.

    La versión japo de Sin Perdón enfatiza esto especialmente: hay que ser un animal para matar a un ser humano, o convertirse en el. Y eso es lo mismo que C. E. lleva diciendo desde siempre, a su manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también entiendo tu punto de vista eh. Lo que pasa es que por mucho que pienso en la película, no puedo ponerme en tu lugar.

      Tampoco me parece un héroe como el de "Sin perdón" o el de otras películas de Eastwood. En "Sin perdón", el personaje de Eastwood mata porque no tiene otro remedio; no le gusta, pero debe hacerlo. Se lo piensa mucho antes de actuar y tú notas que solo da el paso, el de matar, porque lo ponen entre la espada y la pared. Tampoco los "malos" son los mismos. Kyle no es así; no tiene remordimientos y disfruta haciendo lo que hace. La manera en la que es puesto contra la pared es muy distinta. Aquí los enemigos no son todos malvados como el personaje que interpretaba Gene Hackman (y Eastwood peca de querer hacernos creer que todo iraquiano es un terrorista, que esa es otra). Creo que el matiz es suficiente como para acabar resultando un abismo entre un enfoque y el otro.

      Y yo me refiero a que podría haberse enfocado de otra manera, con más autocrítica y menos humanización de un personaje que es un asesino (me parece de traca lo de las imágenes reales del final y la musiquita memorable que le pone. Ahí deja entrever que lo admira). Yo no veo otra cosa que la de justificar a Kyle y usar eso como propaganda para perdonar y mitificar a los soldados que participan en la guerra de Iraq. Y yo creo que eso no debe hacerse bajo ningún concepto. Me parece mal y es por eso que no me gusta.

      Muchas gracias por comentar. Me encantan estos debates. Si pensáramos igual sería muy aburrido ;)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Ya me he dado cuenta de que te parece propaganda. Eso es lo que discutimos.
      Para mí es todo lo contrario; ahora, teniendo en cuenta que tú eres inteligente, yo no soy idiota y C. E. ha demostrado a lo largo su vida y su obra quién es ¿cómo se puede llegar a conclusiones tan opuestas viendo la película?

      Yo veo que tiene dos lecturas, como la mayoría de películas de C. E. una, gran público en donde coloca aparente obviedades comerciales, porque dice que el cine es negocio primero, y luego su opinión irónica, políticamente incorrecta siempre, provocadora.

      ¿Dónde está lo políticamente incorrecto en El Francotirador? En señalar que, en su opinión, malos, buenos, mujeres y niños, la guerra nos vuelve animales si llega el momento- Es la circunstancia en la que solo sobrevivir cuenta y , a cualquier precio.

      La "musiquilla" que añade a las imágenes reales no es grandilocuente ni épica, es respeto. Porque C. E. respeta al "pistolero" que se juega la vida, aunque sea por razones equivocadas y muy equivocadas. Es el equivalente antiguo del respeto mutuo entre oficiales militares de diferentes bandos: Somos enemigos pero los dos nos jugamos la vida.

      C. E. jamás ha tenido miedo a crearse antipatías e ir contracorriente y con sus modales cinematográficos, discretos y casi aburridos, igual que su susurrante y monótona voz real, se va a morir provocando iras.

      Suponer que C. E. es un Charlton Heston y pistolero básico tejano o que se le ha ido la cabeza demuestra no haber tenido paciencia para conocer a fondo su obra y su personalidad.

      Respecto al héroe de Sin Perdón y Kyle. El de Sin Perdón había sido un pistolero a sueldo, un mercenario, y porque se había rehabilitado no quiere volver a matar, pero antes lo hacía sin problemas y por dinero. Kyle lo hace por creencias personales. Da igual.

      Estoy de acuerdo contigo en esto de las discusiones. En mi caso me gusta esforzarme en sintetizar -al escribir- lo que pienso. Me parece un ejercicio muy sano así que gracias a ti por la oportunidad. Ya habrás visto que no es posible debatir de manera mínimamente razonable con cualquiera. Demasiados eligen el camino fácil del insulto y ahí se acaba el razonar.










      Eliminar
  3. Muy, muy buen crítica. Me da miedo esta película. ¿Qué le ha pasado a Clint? ¿Se ha creído lo de la cultura del guerrero? Me temo que es pura propaganda para justificar las matanzas de civiles, siempre colaterales, y para, y en esto es tan ruin, convencer a unos chavales a alistarse en guerras para defender los dolares de unos muy pocos.
    Igual la veo cuando esté para alquilar. Igual no, me da igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Igor,

      Parece ser que esta película o te gusta o la odias, dependiendo del enfoque que le des, pero yo no veo otra cosa que unas ganas de justificar una guerra que no hay por dónde justificarla y de mitificar a un personaje que no es otra cosa que un asesino. Si la ves, ya me dirás qué opinión te merece. Como película, aislándonos de la propaganda, tampoco es nada del otro mundo. Muy vista.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
    2. Igor, por favor, antes de insultar a Clint Eastwood, por lo menos tomate la molestia de verla, y sino pues, lo siento pero tu opinión no vale. Yo no opino del Lobo de Wall Street porque el trailer me pareció asqueroso y no doy por hecho que la película es lo que yo supongo que es, aunque otros que la han visto me den la razón así que no opino de ella.

      Eliminar
  4. Hola Ivan. Hoy he leído los únicos comentarios de C. E. sobre El Francotirador. Deja muy clara su postura ante la guerra de Irak y Afghanistán y todas las guerras en general. El enlace americano y el español :
    http://www.hollywoodreporter.com/news/clint-eastwood-describes-his-death-781618
    http://www.ecartelera.com/noticias/22018/clint-eastwood-defiende-el-francotirador-antibelica/
    Me parece que añade interés a la discusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Lola,

      Interesante, sin duda, pero yo no veo eso. La impresión que me dejó es la de estar justificando y disculpando algo que no se puede justificar ni disculpar. Y hay varios puntos que no me convencen en absoluto.

      - Que quede como que son los americanos los únicos que sufren (es como si en una película de crímenes nos centraramos en el dolor y los traumas del asesino, en lugar de la víctima). Tienes que reconocer que los iraquianos están pobremente desarrollados, como si todos fueran terroristas;

      - Que el retrato de Kyle sea tan sesgado (te recomiendo que leas algunos fragmentos del libro de Kyle y verás lo que realmente pensaba de todo. ¿No hay algo de manipulador en ello por parte de Eastwood?). Y NO me sirve como ejemplo de héroe un tipo así;

      - La secuencia del final, dónde claramente se rinde tributo a su muerte.

      - Que se estrenara en un momento tan oportuno. Eso es ruin, se mire por dónde se mire. Es un ejemplo de que Eastwood se ha vendido.

      Yo lo siento, pero que Eastwood diga eso no quita que todos esos puntos sean reprochables. Además, si nos centramos en la película abstrayéndonos de todo esto (creo que ni siquiera lo hemos comentado xD), no es nada del otro mundo. De hecho, es flojilla. Muy vista y con escenas muy tópicas y manoseadas.

      No sé, tú qué piensas de todos esos puntos? Ya sé que muchos ya los hemos tratado, pero quiero saber si tú también coincides o no.

      ¡Un saludo Lola y gracias por el aporte!

      Eliminar
  5. No, no coincido con tu punto de vista Ivan por eso estamos discutiendo el tema.

    Donde tu ves todo eso yo veo un trabajo arriesgado de un director al estilo de John Houston, socarrón, provocador y valiente porque trata con la realidad, en lugar de con lo políticamente correcto.

    Miro sus películas con lupa porque me desagrada la violencia y no me gusta que mis hijos admiren valores negativos ,etc. He visto como ha evolucionado en sus ideas a lo largo de los años, aunque manteniendo su estilo personal, y he comprobado un cambio real, serio y profundo en sus convicciones personales y que ha ido mostrándolo a lo largo de sus películas. De cualquier otro director tendría mis dudas al ver esta película pero no de Clint Eastwood.

    Puede gustar o no gustar su estilo y su filosofía pero te aseguro que cualquiera de sus películas tiene una lectura superficial y otra debajo que merece la pena descubrir.
    Considerarle superficial, violento, simple o aprovechado y no digamos ruin es un juicio y además inexacto porque se ve que no conoces su obra a fondo, ni en estilo ni en contenido

    Mi sugerencia Ivan es que cuestiones tus prejuicios aunque solo sea para no juzgar superficialmente a una persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa doble lectura que dices ya la vengo viendo desde hace tiempo en sus películas, no creas que no te entiendo. "Mystic River", "Gran Torino", "Million Dollar Baby" me parecen obras maestras y me encantó su enfoque en "Cartas desde Iwo Jima". El problema radica en que en esta película creo haberle entendido igual de bien que en las otras y no me ha gustado lo que he entendido.

      Para mí continuará siendo el magnífico director que dirigió algunas de mis películas favoritas de todos los tiempos (de hecho, continúa siendo uno de mis 10 directores favoritos), pero también el que dirigió una película que me indignó, me desagradó y con la que no comparto nada. No por ello voy a renegar de todo lo que ha hecho anteriormente. Y tampoco era mi intención insultarle. En esta película me ha parecido ruín, por todos los motivos que he comentado antes, porque no creo que sea el mismo Eastwood de siempre, al que siempre admiraré.

      Eliminar
  6. Los francotiradores son entrenados para competir cuantas victimas mas tienen ????
    Los paises desarrollados apostaron que Israel controlaría el medio oriente, pero desde la aparición de alquaeda y depues de ISIS están considerando cambiar de estrategia.(colaboracionismo, control poblacional, han convertido la salud en un negocio, las mafias controlan a los indeseables).
    Los colonos israelíes (extranjeros) les han dado el derecho de tener oligopolios, latifundios, joyerías, armamento de ultima tecnología y toda la información que quieran.
    Mientras que los indígenas, musulmanes no tienen derechos de tener propiedades ni empresas y con poco acceso a la informacion.
    (La diferencia entre un lider y otro que no lo es, es la informacion).
    Han convertido a los países subdesarrollados en paises lleno de vividores
    Es la politica del mal mayor (Para que los U.S. parezcan angelitos)
    Los U.S. combaten a los grupos que tienen las mejores políticas de desarrollo y con mejores posibilidades de triunfar y apoya a organizaciones con ideologías extremistas a quienes los apoya dándoles información, propaganda y armamento con tecnologia que los U.S. puedan controlar, identificar y ubicar a grandes distancias para ser destruidas cuando sea necesario con bombardeos.
    Tambien les implantan esta tecnología a los que estuvieron prisioneros, es por eso que Israel, los libera, porque puede identificarlos fisilmente y saber su ubicación desde grandes distancias para enviar un francotirador si es necesario eliminarlos.
    La guerra en IRAK es una guerra de francotiradores y la esta ganando los que tiene la tecnología a su favor.
    Pero con el E.I. parece que la inteligencia de U.S.no funciono bien y LA POLITICA DEL MAL MAYOR les salió el tiro por la culata.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con todos los puntos, lo que me da bronca es que la calificacion general sea de 7.4, se nota que ya los "criticos" de cine tienen intereses y convenios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pienso yo también. A ver si Eastwood recupera su buen saber hacer y deja a un lado esos intereses que tan poco le favorecen.

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar