sábado, 10 de enero de 2015

[Crítica serie]: "The Walking Dead" 5ª temporada

La única crítica que verás dónde también pongo a parir la segunda parte, incluso antes de que se estrene

Ya estoy harto de que sobrevivan tanto
Vayamos al grano, a diferencia de lo que hace "The Walking Dead" en su quinta temporada. Los guionistas, para esta nueva temporada, nos tienen preparados una nueva receta (nótese la fina ironía) para su cóctel televisivo más querido.

Esta es la crítica-receta:

Coge a una veintena de personajes, haz que te dejen de importar un pijo haciéndolos deambular por los mismos metros cuadrados de bosque que alquilaron allá por la tercera temporada y rellénalos de conflictos de estar por casa, reciclados de todas las temporadas anteriores. A ser posible, que expresen esos complejísimos conflictos existenciales a cada minuto, hablando sin parar, dotados de una verborrea sin parangón que les haga volver siempre al mismo sitio: decir que han cambiado, que ya no son los mismos y que es un mundo cruel y que bla bla bla y que bla bla bla. Destinarás algunos minutos a flashbacks que no aportaran absolutamente nada al conjunto, para darle algo de gusto, para que el consumidor crea que está bebiéndose algo de calidad, pero que solo hará que el cóctel sea un poco más rancio, si cabe.

Intentarás corregir ese tufillo a rancio recurriendo a recetas que más o menos te salieron bien en el pasado, como el Woodbury Mary, o que directamente resultaron vomitivas, como el Terminus con cocacola, pero esta vez cambiando el ingrediente principal por el de un hospital. Lo único que conseguirás es que sea algo más imbebible (si cabe) que tus recetas anteriores.

Es difícil armar todo este cóctel con ingredientes tan rancios, pero se ve que los guionistas le han pillado bien el truco y que a la audiencia le encanta este mejunje. Allá ellos. Yo ya he sufrido demasiado de indigestión.

6 comentarios:

  1. Cada día me alegro más de haber dejado de ver esta serie hace tiempo. Al leerte, veo que hice muy bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien que hiciste, sí. Desde el midseason de la 4ª, que no levanta cabeza.

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Uf... Yo no puedo con The Walking Dead, la verdad, me mataron los primeros capítulos. Lo mismo que The Wire, por ejemplo.

    By the way, ¡premio para usted! https://nihilomnisveritasest.wordpress.com/2015/01/13/premio-best-blog/

    Abrazos, Iván.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero, haré ver que no he leído nada sobre lo de "The Wire" ;) Es broma, supongo que con "The Wire" hay que darle fuelle para hacerte con los personajes y la historia. Luego es una obra maestra. A diferencia de "The Walking Dead", que lo mejor pasa durante los primeros capítulos y luego es una caída lenta (o no tan lenta) y progresiva hacia la mediocridad y, últimamente, hacia la basura televisiva.

      ¡Muchas gracias por el premio! Este fin de semana me pongo en serio y doy la réplica en mi blog.

      ¡Un abrazo! ;)

      Eliminar
  3. Vaya! A mí me encanta esta serie. Es cierto que fueron mucho mejores sus inicios que tal y como está ahora la serie, pero sigo apreciando mucho una serie de zombies más "realista" -por decirlo de alguna manera- que otras series o películas.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que han entrado en un bucle del que no son capaces de salir. Mismos temas, mismos diálogos, mismos trucos argumentales, mismos parajes. Lleva demasiado tiempo dándole vueltas a lo mismo, por muy realista que esta sea. Quizás, lo único salvable a estas alturas es precisamente lo que comentas, que es realista.

      Me alegro que a ti si te guste. ;)

      ¡Un saludo!

      Eliminar