jueves, 16 de octubre de 2014

[Escribir]: "He vuelto a escribir. Y no os estoy mintiendo"

Una entrada muy poco trascendental que no calmará vuestra sed de críticas

Pues eso, que me he puesto a escribir otra vez. Desde que empecé a trabajar que lo había aparcado; entre la faena, el blog (sí, ya sé que no soy especialmente prolífico), leer (el reto de llegar a las 50 lecturas anuales está cada vez más lejos de cumplirse), ver películas y series, hacer vida social, hacer algo de deporte y, en definitiva, las tareas del día a día, a uno no le queda mucho tiempo para más. Y, como procastinador que soy, lo primero que dejé arrinconado fue la escritura.

Hasta que hará unas semanas atrás me entró otra vez la vena escritora y desde entonces que escribo, ni que sean tres cuartos de hora y durante cinco días a la semana. Sin presiones. Saqué el whiskey ¿irlandés? del cajón, me serví una generosa ración, me senté en el amplísimo escritorio que no tengo que da a unas vistas impresionantes de algún paisaje canadiense que solo puedo imaginar y le di a las teclas de mi Olivetti. Empecé a fumar...¡eh! ¡Qué todo esto es lo que esperáis oír de un escritor! Lo que ocurrió, en realidad, es que me entraron ganas de contar cosas que antes no me atrevía a escribir. A veces da un poco de miedo hablar de según qué cosas, sobre todo si quieres tratar temas algo peliagudos a través de tu ficción, por el qué dirán tu madre, tu amigo o el compañero del trabajo (como si todos esos fueran a leerte. Y no estoy dudando del compañero). Pero, seamos sinceros, siempre puedes escudarte en que todo eso te lo has sacado de la chistera, que no comulgas con eso ni por una apuesta. Eso si se publica, claro. Así que miedos fuera.

¿A qué os estoy hablando como si estuviese sentando cátedra? (Por cierto,
os recomiendo "El cooltureta". Os váis a reír y sentir identificados a partes iguales)

Dicho esto, os animo a que escribáis de lo que queráis. Esta vez no voy a poner ningún cuenta palabras ni nada por el estilo. Que luego os decepcionáis cuando tengo que colgar el cartelito de "stand by". Además, estoy siendo un poco anárquico con horarios, palabras y sobre lo que escribo. Todo un descubrimiento. Siempre he abogado por la planificación, por la escaleta y todo lo que hace un escritor planificador, y, aunque a veces me da un poco de miedo el no saber dónde va a llegar todo esto, estoy disfrutando. ¿Que cuándo vais a poder leer algo mío? ¿Qué rápido saltáis a la yugular, no? Pues no lo sé. Paciencia, que yo voy a necesitarla (además de otras muchas cosas) para no abandonar otro proyecto.

4 comentarios:

  1. Pues a mi me alegra que escribas. Si te das cuenta entre tantas cosas que hacemos al día solemos dejar aparcado lo que mas disfrutamos porque lo hacemos "por amor al arte".

    A mi hija se le da bastante bien hacer ilustraciones entre manga y góticas, a mi hijo se le da hacer historietas de comic en plan aventuras y viñetas de humor; pero ninguno de los dos se lo toman en serio y lo abandonan con frecuencia. Dicen que no tienen tiempo y sé que, aunque lo parezca, no es una excusa. Crear, aunque sea algo sencillo es un trabajo bastante duro y encima no puede hacerse cansado ni con piloto automático. Hay que dedicarle las mejores horas del día y eso no es posible para la mayoría. También hay que sentir la necesidad imperiosa de hacerlo o estar aburrido y aislado de distracciones, si no es fácil dispersarse. Yo experimente todo tipo de fases cuando quise aprender a hacer patch en plan creativo y se los altos y bajos que se pasan; aunque no es comparable a la dificultad de escribir o dibujar.

    A mi también me parece que los padres y los amigos no somos las personas indicadas con quien compartir los primeros trabajos, y a veces ninguno!. A mi hijo le llevo mucho tiempo atreverse a dibujar y mostrarme las ilustraciones gore que hacía, y que quieres que te diga, sigo sin preferir esos temas pero sus amigos alucinan y les encanta. De todos modos si solo dibujara ese tipo de ilustraciones y se dedicara a ello me sentiría muy feliz por el aunque a mi no me gusten esos temas.

    En cualquier caso, es estupendo poder hacer algo creativo y a ti se te da muy bien escribir. Es lo primero que me llamó la atención de tu blog. Escribes muy bien y con diferencia grande de la mayoría de blogs de críticas que he leído. Tu punto fuerte es la claridad (el débil de la mayoría).

    En cuanto al comic del Cooltureta, llevas toda la razón, mi hijo lo compró hace poco y nos reímos un montón. Recomendable cien por cien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu segundo párrafo sintetiza a la perfección el quid de la cuestión. Tengo que estar muy inspirado para escribir y no siempre ocurre; desde que empecé había pensado que imponiéndote una disciplina y todo eso hacías que el hábito de escritura se volviera una rutina y que no lo abandonaras tan fácilmente a las primeras de cambio. Ahora sigo pensando igual, pero con reservas. Hay días -más de los que me gustaría- que es imposible ponerte; te distraes a la mínima, estás pensando en otras cosas que tienes que hacer, etc. Y de esos días no sale nada bueno.

      Sobre lo que comentas en el tercer párrafo, a veces uno no quiere que otros descubran sentimientos o maneras de pensar que solemos ocultar para, o bien no preocupar a los otros o bien que no piensen mal de uno. A veces hay cosas que no sabes muy bien por qué quieres plasmar en tu ficción, pero tienes miedo que otra persona se lleve una imagen sesgada de ti. En el prólogo de "El umbral de la noche", Stephen King intenta explicar esto porque muchas veces se encontraba (o se figuraba, ahora no lo recuerdo bien) con que había gente que pensaba que era un degenerado por escribir relatos escabrosos. Ahora no recuerdo cuáles eran sus palabras ni cuál era su postura sobre ello, pero venía a decir que le gustaba escribir sobre lo que le daba miedo.

      Muchas gracias por tus palabras, siempre son una bendición para seguir adelante ;)

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      P.D. Sobre el Cooltureta, es sorprendente lo certero que llega a ser. A veces he llegado a sentirme identificado y a identificar a algunos conocidos con sus escenas tan mordaces y cómicas a la vez.

      Eliminar
  2. Ánimo, Iván. Lo importante es que sigas manteniendo las ganas y el gusanillo por escribir. El resto va saliendo solo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jolan, de verdad.

      ¡Que vaya muy bien todo!

      Eliminar