sábado, 4 de octubre de 2014

[Crítica película]: "Boyhood (Momentos de una vida)" de Richard Linklater

Como la vida misma

Ahora ya solo queda que se atrevan a
rodar toda una vida, de principio a fin
Soy joven, eso ya lo sé. Pero el paso del tiempo y la muerte es algo que siempre me ha obsesionado. Es algo que me da mucho miedo, lo confieso, y de lo que no me gusta hablar demasiado. Sin embargo, como persona ambivalente que soy, me gusta ver cómo son tratados en la gran pantalla y sobre el papel y conocer cuáles son los puntos de vista de otras personas sobre estos temas. Y Linklater, con "Boyhood", ofrece una visión sobre el paso del tiempo que no podía perderme. Y salí muy satisfecho, porque conecté mucho con lo que estaba contándome.

En "Boyhood" asistiremos a un pedazo de la vida de Mason (Ellar Coltrane), desde que es un chico de 6 años hasta que llega a los 18, y con él, veremos la trayectoria de una familia desestructurada que intenta reconstruirse como buenamente puede. Durante estos años veremos cómo las diferentes experiencias por las que pasa Mason y su entorno les van moldeando y convirtiendo en las personas que son.

Es cierto que Linklater vuelve a contar la misma historia de siempre. Es cierto que ya hemos visto a familias desestructuradas, a padres "viva la vida" que maduran mucho más tarde que los demás y a madres que hacen lo que pueden dentro de sus limitaciones. Hemos visto muchas veces a chicos que crecen y que no saben cuál es su lugar en el mundo. Llenos de dudas. Pero es la manera de contarlo lo que convierte esta película en una de las mejores del género. Es el ritmo pausado, lento, casi tedioso en algunos momentos, el ritmo típico de la vida al fin y al cabo, lo que hace que, a medida que va transcurriendo la película, uno empatice con el protagonista y se involucre con lo que está viendo. No hay giros argumentales irreales para generar tensión de forma gratuita: solo tenemos una historia sencilla como la vida misma y, en este aspecto, Linklater consigue transmitir mucho más que otras tantas del género que tienen que recurrir a premisas más fantasiosas.

Así pues, es excelente ver cómo todas las vivencias y episodios que vive Mason van configurando la persona en la que acaba convirtiéndose. Cuando uno llega al final del metraje, tiene la sensación de que ha visto una historia real, que ha visto 12 años de la vida de una serie de personajes de carne y hueso. Además, hay múltiples temas a los que sacarle punta a "Boyhood", tantos que no tendría espacio para hablar de ellos, pero me quedo con la retahíla de reflexiones que Mason se va sacando de la manga mientras se va acercando a los 18. ¿Quién no se ha sentido alienado del resto en algún momento de su vida? ¿Quién no ha sentido que la vorágine de la sociedad le arrastra a un lugar del que no quiere participar pero no tiene otro remedio que hacerlo? ¿Quién no ha sentido que su vida está programada de antemano, que las etapas por las que tendrá que pasar ya están definidas de una forma que deja poco margen de maniobra? Quien se haya hecho alguna vez estas preguntas encontrará en "Boyhood" la horma de su zapato.

Las escenas de Hawke, de lo mejorcito. Sobre todo la que mantiene con sus hijos en el coche.

Además, como experimento funciona muy bien. Ver a los protagonistas a lo largo de 12 años, y asistir a numerosas referencias que van marcando el paso de los años (como las referencias a Harry Potter, los videojuegos o la música), le otorga más verosimilitud y realismo al relato. El reparto es muy acertado y todos cumplen muy bien un papel que presupongo que no ha sido fácil desempeñar; es, quizás, Lorelei Linklater la que sale algo perjudicada de un elenco acertado. Se le nota desganada de la mitad hacia delante, como si estuviera cansada de la película. Como contrapunto, Ellar Coltrane está bastante bien, Patricia Arquette otro tanto y Ethan Hawke, como viene siendo habitual, de sobresaliente.

Finalmente, mencionar una fotografía muy cuidada y bonita y una BSO notable, con temas muy bien escogidos y que se compenetran a la perfección con lo que estamos viendo en pantalla; a destacar, "Deep Blue" de Arcade Fire y "Hero" de Family of the Year.


En conclusión, una gran película sobre el paso del tiempo y de cómo las decisiones que vamos tomando y las experiencias que vamos teniendo a lo largo de nuestra vida acaban construyendo la persona en la que nos convertiremos. De cómo las personas que nos rodean dejan su huella en nosotros. Es algo lenta, sí, pero merece la pena verla. Muy recomendable.


***Esta crítica pertenece a un proyecto conjunto impulsado por el Club del Cinéfilo, un grupo de Facebook al que pertenezco y con el que comparto la afición de ver cine y luego reseñarlo/criticarlo con otros bloggers. Los otros blogs que han participado en esta crítica comunitaria son:

13 comentarios:

  1. Hola Ivan, parece interesante esta película por lo que dices. Sobretodo me interesa lo que mencionas del estilo pausado y natural. Es lo que mas me gusta del cine oriental. No tanto por la lentitud como por la sensación de realidad que aporta; me gusta mucho cuando parece que estoy contemplando un trozo de una vida. En esas películas en las que parece que el director no existe, que se ha limitado a seguirles con la cámara .
    Gus Van Sant en Elephant y Paranoid Park tiene ese estilo y el resultado es magnífico. En la de Kurt Cobein (no recuerdo el título) también dirige así pero el resultado, aunque bien, no es tan bueno como en las otras dos.
    Respecto a FilmAffinity sí que tengo una cuenta pero como si no la tuviera porque no la uso. Mi hijo sí que tiene una al día y ha puesto todas las películas y series, además de anime, que ha visto aunque me parece que no tiene críticas.
    Supongo que tu tienes una cuenta , si te parece nos seguimos y así puedo consultar tus listas de anime y cine japones que es lo que mas me interesa ahora mismo.
    Mándame un mail y te respondo con nuestros nicks o usuarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      En mi opinión, "Boyhood" no llega a tener esa sensibilidad tan propia y que tanto nos gusta del cine oriental, pero se aproxima. Da esa sensación que tú comentas, de que estás viendo pedazos de la vida de unos personajes, sin artificios que lo adulteren. Me apunto las que comentas de Van Sant; de él sólo he visto "Tierra prometida", un entretenimiento regular y muy comercial que me dejó con pocas ganas de ver algo más de él. Hice crítica de ella en esta entrada: http://www.elblogdeivanrumar.com/2014/05/critica-pelicula-tierra-prometida-de.html

      Te escribo un mail y nos seguimos, pero antes voy a actualizar un poco las listas que las tengo bastante olvidadas ;)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Ah si! También he visto "El indomable Will Hunting", que me encantó. Sobre todo por las escenas dónde sale Robin Williams, que son muy muy buenas.

      Eliminar
    3. El indomable Will Hunting la he visto varias veces a lo largo de los años y no ha perdido nada de la frescura original del guión. Me sigue gustando todo.
      Lo de Gus V. S. es raro. Esas tres películas que te menciono son muy diferentes de las que hace ahora, que no me gustan nada.

      Ya te he enviado el mail.En cuanto pueda crearé una lista de las orientales que he visto y también otra de películas que me han gustado especialmente y son poco conocidas porque esas no las habrá añadido mi hijo. En cuanto a las valoraciones que hago mis hijos discuten bastante conmigo porque yo le pongo un diez a cualquier película que me gusta o tiene algo que la hace especial. Un cinco a las que están bien sin mas y un uno a las que me enfadan por que son pretenciosas o las que se sacan giros de la manga al final. Con las malas no me enfado, al contrario, me gusta ser generosa con ellas siempre que la intención del director (y productores) sea honesta. Ellos hablan de matices etc., etc. y por supuesto que los hay en toda valoración pero eso queda para los análisis.

      Eliminar
  2. Coincido contigo en lo que a esa especie de obsesión por el tiempo y su flujo se refiere. Y en lo tocante a la película, pues qué decir, me muero por verla.
    Hace unos días leí una crítica que me dejó muy fría. Hablaba, no mal de ella, pero sí tiraba ciertos aspectos del film por los suelos y quizá la tildara de pretenciosa y obsesiva, aparte de compararla continuamente con la trilogía del Amanecer, atardecer y anochecer. Ya sabes, las comparaciones son odiosas y en éste caso que nos atañe, al margen del tema temporal recurrente en el cine de Linklater, creo que dicha comparación no viene al caso.
    En cualquier caso, tu crítica me ha devuelto el calor, la esperanza en la película, por así decirlo jaja

    Un abrazo enorme, Iván.


    Pd: Tienes premio en mi blog ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, de Linklater, si te soy sincero, no había visto nada antes. Así que no sé si se parece a la trilogía o no. Pero a mí no me parece pretenciosa en modo alguno. Es lenta, a ratos tediosa incluso, y hay ciertos aspectos con los que, como ciudadano de un país con costumbres y estilos de vida diferentes al americano, es difícil sentirse identificado. Pero la fuerza del mensaje y la idea que quiere transmitirnos Linklater es muy potente y creo que lo consigue de pleno. Además, la sensación de estar viendo una historia sencilla, pero a la vez muy real, le da un plus que no tienen otras películas que tienen que recurrir a efectismos y situaciones poco realistas para atrapar al espectador. Ya te digo, a mí me dejó reflexionando largo tiempo. Si la ves, espero me digas qué tal.

      Otro abrazo de vuelta ;)

      P.D. Procuraré no hacer el percha y publicar la respuesta a tus preguntas en breve ;) ¡Gracias por el premio!

      Eliminar
  3. Hola Ivan. Había evitado leer esta crítcica porque quería saber lo menos posible de esta película antes de verla, pero vaya al final he caido.

    A mí también me obsesiona bastante el paso del tiempo y siempre evito pensar en ello. Especialmente en el cine y en los libros es un tema que siempre me entristece. No sé cómo explicarlo, pero cuando ves crecer a unos personajes y al final de la historia aparecen siendo ancianos o adultos me entra mucha nostalgia. Me pasó por ejemplo con el final de Harry Potter, que aunque sea un final feliz me dejó un sabor agridulce.

    Después de leer la crítica me han entrado muchas más ganas de ver la película, así que estoy maldiciendo al mundo por no poder verla en el cine xD Pero tranquilo, que la veré sí o sí. Además sabes que me gusta mucho el ritmo pausado en el cine.

    De Linklater hace muuuucho que tengo pendiente de ver la trilogía, así que pronto le pondré tambén remedio ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ocurre mucho eso que comentas, pero sobre todo cuando ese es el eje principal de la historia o se ponen a filosofar sobre el paso del tiempo y la muerte. No sé si has visto "Los Tudor", pero te la recomiendo. Hay momentos así y me daba mucha pena. Y fíjate que Enrique VIII no es un personaje como para simpatizar con él xD.

      Yo creo que te gustará y más sabiendo que te han gustado muermos como "Solo Dios perdona" ;)

      Y sobre la trilogía, yo también le tengo muchas ganas. Haber si nos ponemos de acuerdo y la vemos ;) Podríamos ver una a la semana, ¿qué te parece?

      ¡Un saludo Coral!

      Eliminar
    2. Insisto en que "Solo Dios perdona" no es un muermo, es una película pausada y de ritmo...reposado xD

      Lo de ver al trilogía a la vez me gusta. Ya sabes que no me sobra demasiado tiempo, pero cuando quieras lo acordamos y para una a la semana seguro que puedo buscar un hueco :)

      Eliminar
  4. Por fin he visto la película y me ha gustado mucho. Tiene toda la naturalidad que tu mencionas y que este director muestra en la trilogía de "Antes...".
    Me parece muy interesante y valiente como experimento y creo que, en general, le ha salido bastante bien sobretodo por la naturalidad y ausencia de pretensiones. No obstante tengo un pero. El niño protagonista carece de chispa y eso no es culpa de nadie. Mala suerte porque no podemos cambiarlo por otro dado el experimento. Por eso la película se enriquece cuando sale Ethan W.
    Es que el setenta y cinco por ciento de lo estupendo de la trilogía son los protagonistas que están siempre dando el cien por cien, y este niño, lo siento pero es soso. Me hizo mas gracia la niña que hace de hermana y creo que es hija del director. Me habría gustado que saliera mas.

    Como momentos interesantes, los que tu mencionas, !cuando sale Ethan W. la peli sube de categoría!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linklater me está gustando mucho; solo he visto ésta y las dos primeras partes de la trilogía, y estoy encantado. Tiene la capacidad, entre otras muchas, de hablar de los temas que me interesan y tratarlos con sensibilidad y sin caer en cursilerías increíbles. Ethan Hawke está genial (siempre he creído que es un buen actor) y parece que con Linklater sale reforzadísimo, con papeles que se le ajustan a la perfección.

      A mí Ellar Coltrane sí me gustó, me pareció que interpretaba muy bien el papel de chico normal y corriente y esa "sosedad" que dices creo que juega a favor de la historia, para que te de la sensación que estás viendo algo real. Luego, de mayorcito, mejora bastante. Creo que Lorelei Linklater no salía tanto porque creo que empezó a cansarse del proyecto.

      En fin, me alegro que te gustara. Sabía, por tus gustos cinéfilos, que te gustaría.

      ¡Un saludo Lola!

      Eliminar
  5. Una película tierna, realista, una joya del cine que sin duda hay que ver pero en lo personal quizás como en la vida real le falto algo, algo de emoción que las películas tienen, y un final que te deja un sabor amargo una expectativa de mas, pero sin duda es una linda película que hay que ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás sea ese el único achaque que pueda hacérsele, pero solo por culpa de querer mostrarnos una vida corriente y común en lugar de los artificios (que también valoro positivamente) a los que nos tiene acostumbrados el cine. Sin duda alguna, una gran película, como dices.

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      Eliminar