miércoles, 27 de agosto de 2014

[Off-topic]: "Mis 5 escenas fuera de lugar del cine y la televisión"

Sí, voy tirando de refritos. Tanto ésta como mi anterior entrada ya habían salido en la revista Argonautas, así que de contenido original, poco. Venga, empezad a tirarme piedras. Todo tiene una explicación muy sencilla: trabajo. Este agosto está siendo criminal y estoy haciendo horas extras a cascoporro (no remuneradas, obviamente) que me quitan tiempo para escribir y dedicarme a vosotros/as. Cuando este pico de faena decrezca, prometo volver a mi ritmo habitual. Además, esta entrada sirve para que vosotros/as podáis participar y me contéis vuestras experiencias.

Volviendo al tema original del post, seguro que habéis visto alguna película o serie con alguna escena que no encajaba muy bien con lo que estabáis viendo. A mí me ha pasado. Y este top 5 nace de ese sentimiento de impotencia y de vergüenza ajena (serás exagerado). Quizás no sean ni las más sonadas ni las más graves, ni las más famosas, pero en su momento fueron capaces de arruinarme la película o el capítulo que estaba viendo. He puesto enlaces en lugar del vídeo porque me estoy encontrando con que muchos de los vídeos que he colgado en mis reseñas anteriores han caído o directamente no se visualizan. Y sin más preámbulos, ahí van:



1. "Están vivos" de John Carpenter

¿Qué harías tú si descubrieras unas gafas que te permiten ver la auténtica realidad, una realidad donde unos extraterrestres que se hacen pasar por humanos nos controlan día y noche? Probablemente, buscarías a alguien, como por ejemplo un amigo, para que se las probara y corroborara que no te estás volviendo loco. Pues bien, el protagonista de “Están vivos” intenta lo mismo, pero su amigo no está por la labor. De hecho, sin comerlo ni beberlo, el espectador tiene que presenciar una pelea en plan wrestling que dura cerca de 5 minutos entre ambos y que se aleja totalmente del foco argumental. John Carpenter, ¡te pierde la cutrez!

La escena, en este enlace.

2. "Horizonte final" de Paul W.S. Anderson

En “Horizonte final” hemos visto orgías sanguinolentas orquestadas por una presencia alienígena de lo más malvada que viene del infierno. Hemos visto a un tío sin ojos y a un tipo despellejado vivo. Suficiente para que uno se cague encima, ¿verdad? Paul W.S. Anderson pensó que ya bastaba de traumatizar al espectador y se toma el lujo de añadir una nota cómica; echadle un vistazo con qué alegría se toma este tipo que vaga por el espacio y decide volver a la nave de la que salió despedido. No está la escena completa, por desgracia, pero este fragmento es suficiente para sonrojarse.

La escena, en este enlace.

3. "El ala oeste de la Casa Blanca" T1

Personaje serio, de los que no se ríen ni por una apuesta. Te gusta por eso. Ya hay otros que sí saben hacerte reír. Ay, ¿pero qué ocurre con ese personaje cuando quiere hacerse el gracioso? Los guionistas pensaron que al personaje interpretado por Allison Janney en “El ala oeste de la Casa Blanca” le faltaba su nota cómica y decidieron que imitara a Ronny Jordan y su “The Jackal” en el capítulo 1x18.

La escena, en este enlace.

4. "Dragon Ball Z: La batalla de los dioses" de Masahiro Hosoda

Pero más extremo es el caso de Vegeta, el orgulloso y antipático Vegeta de “Dragon Ball Z”. Tipo que nunca daba su brazo a torcer, capaz de liarla parda si con ello satisfacía su insaciable ambición. Siempre con un humor de perros y poco dado a seguirles el rollo a sus compañeros. Todo lo contrario de esta escena de la recién estrenada en cines “La batalla de los dioses”. Humillante.

La escena, en este enlace.

5. "La última noche" de Spike Lee

No todo es bochorno y vergüenza ajena en este ránking. No. También hay escenas que por sí solas funcionarían muy bien, como si de un cortometraje se trataran, pero que no se ajustan al contexto de la película. Atentos al discurso de Edward Norton en “La última noche”. Brutal, original, de una fuerza impresionante, pero que poco tiene que ver con la película, desgraciadamente.

La escena, en este enlace.

Y esto es todo. Os obligo invito a que participéis y me digáis cuáles son vuestras escenas fuera de lugar.

4 comentarios:

  1. ¿Qué tal Ivan? Yo también llevo un agosto con la lengua fuera. Cuando dicen que es el mes de vacaciones, se deben de referir a otras personas...

    Mi escena "favorita" es el final feliz de la versión de "Blade Runner" de 1982. Afortunadamente, Scott la eliminó en la versión de 1992 y 2007.

    ResponderEliminar
  2. Pues bien, pero con la lengua fuera, como dices. Suerte que mañana empiezo las vacaciones. El martes me voy a Florencia y volveré el sábado. ¿Tú tienes algún viaje programado o estás liado con el montaje de la película y la edición del libro? Aunque no te comente, cuando puedo leo tu blog y estoy al día.

    Siento no escribirte ni nada, pero en cuanto vuelva te pongo al día y tú me cuentas qué tal todo. Sobre el sorteo, no voy a participar. Prefiero comprar el libro directamente. No sea que tenga tanta potra que vaya y gane jaja.

    ¡Un abrazo!

    P.D. Sobre "Blade Runner"...es una película que directamente no me gustó. Demasiado lenta y demasiado metraje para contar tan poco. No sé qué versión he visto, así que no sé muy bien qué final es ese, pero no recuerdo que fuera muy feliz, la verdad.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lo pases bien en Florencia! Yo algún día, algún año, haré alguna escapada al extranjero, o al menos me cogeré algunos días libres sin ir a ninguna parte... Creo que a eso lo llaman "vacaciones".

    El libro ya está acabado (casi acaba conmigo, pero al final le vencí), y la película parece que en octubre por fin termino.

    Lo de "Blade Runner" es que después de pasarte toda la peli rodeado de rascacielos y de lluvia, los protas huyen en coche, por una carretera soleada y rodeada de vegetación. Resulta que son los descartes del principio de "El resplandor", que los productores obligaron a meter a Scott, para que tuviera un final feliz. Y no pega nada.

    ¡Qué tengas buenas vacaciones! Ya me contarás en el e-mail.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Carlos! Acabo de volver, y me lo he pasado genial. Necesitaba desconectar un poco. Te recomiendo que te las cojas o sino te volverás loco jaja.

    Mañana me haré con tu libro y esta noche te escribo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar