miércoles, 30 de julio de 2014

[Crítica película]: "Al final de la escalera" de Peter Medak

Más fría que unas vacaciones en el Ártico

Para cuando estas preguntas tenían
respuesta, servidor ya se había
quedado más frito que un chicharrón
Sábado noche. Has apagado todas las luces. Estás preparado para pasarlo mal. Hará muchos sábados viste "Sinister" y, sorpresa, te cagaste. Y ahora quieres volver a experimentar lo mismo y optas por un clásico avalado por multitud de críticas; también piensas que el cine de terror de antaño tiene una mayor capacidad de atemorizarte que el de ahora. Será porque de pequeño te provocó más de una pesadilla y no guardas un recuerdo especialmente agradable. ¿Qué puede arruinarte semejante plan? Que la película te deje más frío que unas vacaciones en el Ártico y, en lugar de pasar miedo, te has aburrido como una ostra. Y vaya si decepciona "Al final de la escalera".

Aviso. Esta será la crítica más breve que he escrito nunca. Iré muy al grano, al contrario de esta película. No voy a necesitar más de dos líneas para resumirla.

John (George C. Scott) ha perdido a su familia en un accidente de coche. Para sobrellevar mejor la pérdida, se traslada a una mansión encantada, dónde tendrá que lidiar con el fantasma de turno.

Esta es la película más lineal, más light y más aburrida que he tenido el placer de ver en los últimos años, al menos dentro del género de lo paranormal. Se podría haber resumido en media hora y hubiese ganado algo de ritmo. Es precisamente el tiempo que se toma en presentarnos al fantasma y toda la historia relacionada con el mismo lo que la hace fracasar; no puede ser que en una película del género, el fantasma, transcurrida una buena hora de metraje, solo haya tocado la tecla de un piano y se haya dedicado a hacer cuatro ruidos mal contados. El detalle de la pelotita es muy bueno, pero es una escena aislada en una marea de aburrimiento y llega demasiado tarde, cuando el interés ya ha decaído. Es aburrida porque los silencios son muy largos y las escenas cotidianas de nuestro personaje rehaciendo su vida son en exceso prescindibles. Porque la identidad del fantasma nos es revelada con un cuentagotas estropeado.

Las actuaciones, correctas. Lástima que un personaje como el que interpreta George C. Scott no encaje en una película de este calibre. La ambientación propia de una película del género, inexistente. Es curioso observar que "El resplandor", del mismo año, consigue inquietar al espectador de una forma que esta no consigue; por poner un ejemplo, la aparición de un cuerpo en la bañera del piso de arriba en "Al final de la escalera" no consigue causar el mismo efecto que la aparición del fantasma de la mujer muerta del anterior encargado del hotel en "El resplandor". ¿Por qué? Porqué la puesta en escena y la atmósfera malsana que consigue imprimirle Kubrick a su relato no está en la película de Peter Medak. Es demasiado luminosa.

En conclusión, esta película peca de no tener ninguno de los ingredientes que la convertirían en una buena película de fantasmas. La ausencia de una atmósfera inquietante y un ritmo demasiado lento lastran cualquier intento de mantener en vilo al espectador. No es una película mala, pero sí fracasada. No la recomiendo.

4 comentarios:

  1. !Que racha llevas! No es fácil encontrar lo que nos entusiasma. Lo bueno, buenísimo esta ahí desde siempre pero necesitamos tiempo para encontrarnos con ello. No se si me explico. A mí me pasó con las novelas policíacas de R. Chandler. Mi marido insistía tanto que dije: Bueeeeno. Y, desde las primeras páginas me quedé enganchada, más por la escritura que por las historias; eso en principio, porque después me interesaba todo. El sueño eterno es su obra mas conocida y muy poderosa. A mí me gustó La dama del Lago, pero sólo por el ambiente, el campo en lugar de la ciudad, por lo demás todas son interesantes. Como pasa con todas las obras clásicas en el cine, la literatura y la pintura, cuando encuentras el original descubres cuantísimas obras se han inspirado en ellas y ninguna, ni las buenas tienen el aire de verdad y frescura que emana de las originales; este es el caso de las novelas de R. Chandler.

    ResponderEliminar
  2. Buenas Lola,

    Quizás no es tanto una racha sino ganas de hablar de lo que me ha decepcionado. He visto películas buenas y malas en los últimos días, pero es curioso que solo me apetecía hablar de ésta jaja. Creo que tengo más facilidad para destacar lo que no funciona que lo que sí. O ánimo para plasmarlo.

    Pronto me haré con alguna obra de Chandler y la comentamos. A mí me ocurrió algo parecido con "El gran Gatsby". Esa historia se ha contado muchas veces y ha sido copiada innumerables veces, pero es en "El gran Gatsby" donde funciona a la perfección.

    ¡Un saludo Lola y muchas gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo. Por mucho que las críticas hablen de esta película calificándola como excelente y muy inquietante a mi me parece un verdadero tostón.
    Por cierto, el miedo o la inquietud : Inexistentes.

    ResponderEliminar
  4. ¡Por fin alguien que coincide conmigo! Estaba a punto de pensar que no había visto la misma película que los demás.

    ¡Un saludo y gracias por comentar!

    ResponderEliminar