miércoles, 5 de marzo de 2014

[Crítica libro]: "Ensayo sobre la ceguera" de José Saramago

En el reino de los ciegos, la tuerta es la reina

Ensayo sobre casi todo
Yo a José Saramago solo lo conocía por numerosas referencias a su calidad como escritor y por la adaptación a la gran pantalla de la novela que pronto criticaré unos párrafos más adelante. Dicha adaptación, traducida en España como "A ciegas" y dirigida por Fernando Meirelles, no acabó de convencerme, aunque intuía que las reflexiones éticas y morales que se derivaban de la propuesta podían dar mucho de sí y tenía la certeza que la novela los desarrollaría mucho más y mejor. Y no me equivocaba. No es mi intención subrayar una de las ideas más manoseadas de la historia, el libro es mejor que la película, pero "Ensayo sobre la ceguera" es, a diferencia de la irregular adaptación, una lectura notable y superior.

Un buen día, un conductor queda detenido delante de un semáforo, incapaz de continuar. Ha caído fulminado por una ceguera blanca. Un ladrón se ofrece a llevarlo a casa y, aprovechándose de su ceguera, le roba el coche. Poco tiempo después, el ladrón también se queda ciego. Lejos de ser un hecho aislado, estos dos casos solo serán el preámbulo de una epidemia que empezará a extenderse por toda la ciudad.

"Ensayo sobre la ceguera" tiene escenas muy potentes y la escalada de tensión está medida con precisión milimétrica. Poco a poco, la situación se va enturbiando más y más, y cuando crees que nada va a ir a peor, Saramago te sorprende. Una vez instalados en el manicomio, la deshumanización va in crescendo, la corrupción de algunos ciegos acaba conduciendo a escenas verdaderamente duras y la convivencia se torna cada vez más insufrible. Las condiciones de salubridad van de mal en peor, no hay comida suficiente y parece que la humanidad ha vuelto al primitivismo del que provenía; solo para volver a renacer más tarde en forma de una nueva sociedad que parece que vuelve a cimentar sus pilares en los mismos principios que antes (y excelentemente representado en los corrillos de ciegos que hay por las calles). A nivel estructural, la narración apenas tiene fisuras: Saramago mide los tiempos muy bien. Pese a ello, peca de reiterativo en algunos pasajes. La primera parte acabe alargándose demasiado y deseas que haya algún cambio que altere el statu quo. Y cuando lo hay, vuelve a caer en el mismo error durante la segunda y última parte. Si ambas tuviesen menos páginas, el conjunto sería una obra maestra.


Uno de los puntos fuertes de "Ensayo sobre la ceguera" es el potencial temático que respiran todas y cada una de las escenas. Todo lo que ocurre está medido con precisión y todo está orientado para hacer reflexionar al lector sobre la condición humana, que nos es revelada en una suerte de gran parábola en forma de una terrible ceguera blanca. Aunque las reglas del juego cambian, y salvando el hecho que es un cambio sustancial, como demuestra la reclusión en el manicomio, las variopintas desgracias y miserias por las que deben pasar y las vejaciones a las que son sometidos, aun así, la esencia subyacente que caracteriza a los seres humanos se mantiene invariable. Aunque la naturaleza de las relaciones cambia, son solo los detalles los que sufren una transformación. Tan pronto como se resignan y se acostumbran a la nueva situación, aparecen formas rudimentarias de organización para combatir el caos; al cabo de un tiempo surge un gobierno rudimentario que, ojo, es instalado por un grupo de ciegos, los ciegos malvados, una clase corrupta que acapara la mayor parte de los recursos y que solo distribuye unos pocos y por los que la gran mayoría subyugada tiene que pagar un precio altísimo. ¿Os suena de algo? Saramago no desaprovecha ni una ocasión para reflexionar sobre lo que hace al ser humano ser como es, desde los aspectos espirituales a los tocantes a las relaciones personales, pasando por la identidad individual y otros muchos más, y lo hace con gran solvencia.

Otro de los aciertos de Saramago es no llamar a sus personajes por su nombre, sino por alguna característica que lo diferencie de otro, como por ejemplo "el médico", "la mujer del médico" o "la chica de las gafas oscuras". Es una herramienta que le sirve a Saramago para ilustrarnos que la identidad "visual", en un mundo de ciegos, no es relevante. Todo el mundo es igual. Estamos acostumbrados a juzgar a los demás por su apariencia (tal y como quiere que juzguemos a la chica de las gafas oscuras o al ladrón al inicio del relato) o su manera de hacer, y muchas veces ignoramos cómo son esas personas en su interior, su verdadero yo.

Y finalmente, no puedo acabar la crítica sin mencionar el talento de José Saramago para plasmarlo todo con palabras. Tiene un dominio de la sintaxis, del léxico, de todo, que abruma, y lo mejor de todo es que tiene un estilo propio muy original. El uso abusivo de comas en lugar de puntos, los diálogos indirectos separados por comas y no por puntos y el uso exagerado de incisos para matizar cada enunciado hacen que la lectura gane en riqueza. Y eso sin contar que el relato está cuajado de proverbios, frases de gran hondura y figuras retóricas para enmarcar.

En conclusión, "Ensayo sobre la ceguera" es una lectura notable en todos los sentidos. Peca de alargarse demasiado en algunos tramos, pero es muy entretenida. Está llena de escenas que se prestan a la reflexión y Saramago aprovecha cualquier situación para retratar la condición humana en un ejercicio de lucidez encomiable. Y eso sin descuidar un estilo propio muy original que anima a continuar leyendo. Muy recomendable.

19 comentarios:

  1. Hola Iván.
    Tenía pendiente de leer tu reseña, y aún tengo que ponerme al día con algunas de las últimas... :)

    Con 'Ensayo sobre la ceguera' me ocurrió como a ti: vi primero la película, que no me convenció del todo pero despertó mi curiosidad por la novela.

    Viendo que la nota es buena, acabaré dándole una oportunidad. Yo diría que lo de alargar algo más de la cuenta debe de ser uno de los pequeños defectos de Saramago, porque fue la misma impresión que me dejó 'La Caverna'; la único que de momento he leído de él.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buenas Jolan,

    Tú a tu ritmo, que las reseñas no se van a ninguna parte ;)

    Yo te recomiendo que le des una oportunidad. Los inconvenientes que cito no quitan el hecho que es una novela muy disfrutable, muy bien escrita y que da que pensar en muchos aspectos. Sin duda alguna continuaré leyendo a Saramago.

    ¡Un saludo y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí... sin lugar a dudas, es un libro que leeré antes o después, eso seguro. Como te decía, me quedaron ganas de volver a Saramago y entre su obra este es uno de los que me parecen más interesantes.

    Saludetes.

    ResponderEliminar
  4. Como próxima lectura de Saramago tengo en el punto de mira "El hombre duplicado"; quizás lo lea en breve y así pueda ir al cine a ver su adaptación para la gran pantalla, "Enemigo" de Dennis Villeneuve.

    ¡Que vaya bien!

    ResponderEliminar
  5. Iván, yo creo que Saramago no se excede con las palabras. Considera que escribe en portugués y necesita esas cadencias para logra la melodía. Muy buena crítica. ELENA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo dices por este comentario que he hecho: "Peca de alargarse demasiado en algunos tramos", me refiero a las escenas, que peca de darle demasiadas vueltas a algún hecho en concreto.

      Ahora me has hecho pensar en que quizás ya va siendo hora de revisitar a Saramago y en que tengo "Ensayo sobre la lucidez" esperando en la montaña de libros pendientes.

      ¡Un saludo y gracias por comentar Elena!

      Eliminar
  6. No se quién seas, pero gracias a tí puedo entregar una tarea sin tener que leer el libro, y por eso te agradezco y te deseo lo mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas anónimo,

      De nada. ¡Me alegro que la encontraras tan útil! Que te vaya bien a ti también.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Hola. Acabó de terminar de leer "ensayo sobre la ceguera " coincido en que la lectura por momentos se vuelve reiterativa. Sin embargo,creo que esa reiteración es para provocar en el lector la misma pesadez que sienten los personajes en el intento de sobrevivir. Saramago insta al lector a reflexionar sobre el mundo en que vivimos y cómo andamos ciegos por él. Me dejó un sabor amargo cuando terminé de leer... Hasta dónde llegará el ser humano con tal de satisfacer su neesidad? Cuán egoístas podremos ser?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Carolina,

      Primero de todo, perdón por el retraso. Segundo: "Ensayo sobre la ceguera" tiene un potencial temático brutal y esa reflexión que haces me parece acertadísima: vivimos ausentes de lo que nos rodea y no es hasta que pierden la visión que se dan cuenta de ello. Y sí, a mí también me dejó un regusto amargo, como si estuviesemos condenados a repetir siempre los mismos errores.

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar Carolina!

      Eliminar
  8. Excelente introducción sobre ti, en tu perfil :)

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    Hace escasos minutos que he terminado el libro, aún estoy por digerirlo, me ha encantado tu reseña, pero lo que yo quisiera saber es qué significado encuentras tú en la historia, para mí es una metáfora... Me gustaría saber lo que tu piensas que es y lo que piense cualquier otro que quiera responder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Ani,

      Para mí es una gran metáfora sobre cómo se comporta el ser humano en sociedad, ni más ni menos. ¿Tú qué crees que simboliza?

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Puf, he acabado de leer el libro hace un par de días atrás, después de haber leído tu comentario del libro el que yo he hecho me parece muy malo, espero que mi profesora de lengua no haya leído aun tu reseña xD

    ResponderEliminar
  11. Hola! Acabo de terminar el libro y estaba buscando algunas ideas antes de escribir yo misma la reseña. Me ha gustado mucho tu entrada, y es por eso que te comento... No coincidimos en todo, y según mi punto de vista, cambiaría algunos matices, pero eso no quita que hayas hecho un trabajo fantástico. Has analizado de arriba a abajo el libro entero, y no quiero saber cuánto has tardado, pero ojalá mi reseña se parezca un poco a la tuya. ¡Ahora es mi turno! Un beso fuerte,
    Alejandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Alejandra,

      Me alegro que te haya gustado, de verdad. Soy de los que se lo piensan y se lo vuelven a pensar cuando escribo algo y por eso tardo muchísimo en publicar críticas de lo que he leído.

      Cuando termines la crítica me avisas; tengo ganas de leerla y saber en qué coincidimos y en qué no.

      ¡Saludos y muchas gracias por pasarte! Ahora voy a chafardear un poco tu blog.

      Eliminar
  12. No hay palabras para este libro, lo terminé de leer ayer y todavía sigo reflexionando. Sin duda uno de los mejores libros que leí hasta ahora.
    Estuve unos meses estancada con la primera parte ya que sí, era bastante lento, volví a ver reseñas de este libro para volver a tenerle entusiasmo, y la verdad no me arrepiento de haberle dado otra oportunidad. Amo a Saramago, su poesía también es muy bonita. Enamorada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas anónimo,

      A mí también me gustó mucho. Es una metáfora muy interesante sobre el ser humano y como se comporta en sociedad.

      Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar