viernes, 24 de enero de 2014

[Crítica película]: "12 años de esclavitud" de Steve McQueen

Aun así, me quedo con el enfoque de
Tarantino
Una de las favoritas para esta edición de los Oscars es "12 años de esclavitud" y ya estaba tardando en verla. Ya solo me quedan 7 más para completar el cupo, pero ya he visto dos de las favoritas, ésta y "Gravity". Después de ver "12 años de esclavitud" y haber leído las buenas críticas que está recibiendo, está claro que es carne de cañón para ganar el Óscar, pero ¿es tan brillante como dicen o no es para tanto? Pues bien, es buena, pero con sus fallos.

La película nos transporta al año 1850, cuando la esclavitud era una práctica legal en Estados Unidos, y nos cuenta la historia de Solomon Northup (Chiwetel Ejiofor), un músico negro libre que un buen día es engatusado por un par de farsantes, separado de su mujer y sus hijos y vendido a unos esclavistas. Después de ser torturado y vendido, pasará 12 largos años esclavizado para distintos amos de plantaciones sureñas, trabajando en condiciones pésimas y sin poder confiar en nadie. Como retrato de la esclavitud es inmejorable. Ofrece el punto de vista contrario al que había optado Tarantino con su "Django desencadenado", y que también funcionaba a la perfección retratándonos, con un humor muy, muy negro (no, no estoy forzando ningún chiste), cuán difícil era la vida para los afroamericanos en Estados Unidos antes de la Guerra de Secesión. En "12 años de esclavitud" el retrato es serio, crudo y necesario. Películas como esta cumplen un doble propósito: concienciar en temas relacionados con el racismo y descubrir algo más de una época muy oscura de los Estados Unidos. McQueen opta por mostrarnos de mil y una formas de lo que eran capaces los blancos; muestra la amplia gama de esclavistas que poblaban los estados del sur, desde lo más perversos, como Edwin Epps (Michael Fassbender), hasta los más moderados, pero que sin embargo seguían apuntados al carro de la esclavitud, como Ford (Benedict Cumberbatch), pasando por el comerciante que los vende como si de mercancías se tratasen (Paul Giamatti) o el que simplemente no es capaz de tolerar que puedan llegar a ser mejores que él (Paul Dano). Y luego está Bass (Brad Pitt), que simboliza aquella minoría que estaba en contra de la esclavitud. Y eso sin olvidar el punto de vista del esclavo, desde aquellos resignados hasta los que pasan a ocupar un estatus similar al de los amos blancos y manteniendo el mismo statu quo. Intenta tocar todas las partes implicadas y lo hace bien.

Además, McQueen es capaz de generar escenas muy potentes por su gran habilidad con la cámara. Es un genio mostrando escenas sufridas, en mostrarnos de mil y una maneras las emociones de sus personajes con tan solo enfocarles la cara. La parte en la plantación de Fassbender es de lo mejorcito de la película, con pasajes verdaderamente angustiosos, como la famosa escena del látigo o cuando Fassbender va a la cabaña de los esclavos acusándole de estar escribiendo una carta. También están muy bien las partes que transcurren en la plantación de Cumberbatch, como cuando Dano está cantando la canción o cuando cuelgan a Ejiofor. En esos momentos no puedes moverte de la butaca y es imposible no emocionarse. Además, la fotografía y el apartado técnico están a buen nivel y deja estampas bastante potentes, como el plano secuencia de Ejiofor ahogándose en la soga o las escenas de los esclavos cantando mientras trabajan en la plantación.

Sin embargo, uno de los problemas de "12 años de esclavitud" radica precisamente en su título. En teoría transcurren 12 años entre el inicio y el desenlace, pero nunca tienes la sensación de que transcurran realmente. La narración es demasiado episódica y faltan conectivos temporales de algún tipo que transmitan la sensación de que todo ese sufrimiento es prolongado en el tiempo. Cuando Ejiofor deja la plantación de Cumberbatch, da la sensación de que automáticamente está en la de Fassbender y si nos guiamos por las cosechas, parece que solo pase allí un par o tres de años. Es cierto que luego vemos a Fassbender con una niña crecidita y que podemos intuir que es la hija de N'yongo, pero no te acabas de creer que entre la escena de antes y ésta hayan pasado tantos años, cuando cinematográficamente hablando solo han pasado cinco minutos y no hay ningún hecho ni marcador temporal que diga que el salto es mayor. Es un fallo menor, en mi opinión, pero que altera la estructura narrativa de la película y confunde al espectador.

Y el otro problema es lo descuidados que están la mayoría de personajes. Las actuaciones son increíbles y todos cumplen con su cometido a la perfección, tal y como he comentado antes, pero McQueen descuida de imbuirles algo que haga que te involucres más. En parte es porque la mayoría tienen papeles circunstanciales y que no duran más de quince minutos, como es el caso de Pitt o Giamatti, y es imposible desarrollarlos en profundidad, pero también ocurre con los personajes principales. Ejiofor está increíble en su papel, te crees su sufrimiento, pero a la vez no acabas de empatizar con su personaje porque McQueen se limita a mostrárnoslo sin saber muy bien que siente o sin que diga ni media. Sufre y sufre, pero no hay nada más; se focaliza tanto en mostrárnoslo abatido, frustrado y siendo víctima de palizas y demás que parece que el personaje no sea nada más que eso. Faltan verdaderos momentos donde veamos las interacciones de éste con los demás esclavos, con los capataces, más allá de las situaciones sufridas. Y lo mismo ocurre con N'yongo; sufres por ella, pero no acabas de implicarte del todo por lo esporádicas que son sus apariciones y lo poco desarrollado que está su personaje. Pese a ello, las actuaciones es uno de los aspectos fuertes de la película y que hace que el proyecto gane enteros. Pero McQueen peca de distanciarse demasiado de los personajes.

Los efectos de sonido y la BSO están a buen nivel; Hans Zimmer vuele a firmar un más que correcto trabajo y que deja algún que otro tema remarcable, como "Solomon", y que podéis escuchar a continuación:

 

En conclusión, una película buena, con unas actuaciones sobresalientes, un tema realmente interesante y que deja escenas de gran intensidad visual. Pero eso no quita que los personajes estén poco desarrollados y que no acabes de implicarte, o que el ritmo narrativo no sea el adecuado. Pese a ello, la recomiendo.

4 comentarios:

  1. Hola!

    Estaba esperando a ver si escribías la crítica antes de preguntarte qué te había parecido ;)

    Tengo poco más que decir porque estoy completamente de acuerdo con todo lo que has dicho. A mi también me parece que no está bien plasmado el paso del tiempo, da la sensación de que transcurre mucho menos tiempo del que nos quieren contar. También que vemos sufrir continuamente al protagonista, pero en realidad no sabemos qué pasa por su cabeza.

    Añadiría que la película peca un poco de buscar la lágrima fácil. Que está bien que muestre lo dura que era la vida de los esclavos, pero es un continuo de escenas de latigazos y maltratos... parece que en cierto modo busca manipular los sentimientos del espectador (o es que yo soy una llorona xD ).

    A pesar de eso me parece una buena película. Aunque me quedo con el humor de Tarantino.

    Eso sí, Fassbender está genial

    ResponderEliminar
  2. Buenas Coral!

    El personaje de Fassbender es de esos que dan miedo. No sabes nunca por donde va a salir y su resentimiento, su maldad y su odio no tienen límites.

    Y sí, busca que te emociones fácilmente, pero más allá de una angustia más o menos perpetua, no me emocionó tanto como otras películas que lo consiguen con menos sufrimiento. Debería haber jugado con otra clase de emociones, fomentando las relaciones entre el protagonista y otros esclavos (como N'yongo) y generando momentos de ternura para luego destruirlos (suena cruel, pero ya me entiendes). Si Ejiofor tuviese una relación más estrecha con N'yongo, ver qué opina de lo que está ocurriendo, que veamos que realmente le importa la chica, entonces la escena del látigo hubiese sido más dura.

    En fin, que tienes toda la razón. Quería buscar la lágrima fácil con las torturas y, en mi opinión, lo consigue a medias.

    Un saludo y gracias por comentar Coral!

    Ivan R.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón en la parte del tiempo sin embargo es una increible pelicula que te hace reflexionar sobre la situación que se vivió. Aplauso para todo el elenco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo contigo.

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      Eliminar