jueves, 19 de diciembre de 2013

[Crítica libro]: "Kitchen" de Banana Yoshimoto

Pues si éste es uno de tus mejores
libros...
Los que vais siguiendo mis críticas sobre literatura coincidiréis conmigo en que me cuesta encontrar un libro que no me haya gustado lo suficiente como para suspenderlo con menos de una estrella. Sí, ya sé, está el caso de "La investigación" de Stansilaw Lem o "La verdad sobre el caso Harry Quebert" de Joël Dicker, pero hay que reconocer que me cuesta suspender con rotundidad en el campo de la literatura. Después de leer un buen puñado de lecturas notables y excelentes, he vuelto a tropezar. Y la piedra en el camino es Banana Yoshimoto y su novela "Kitchen", de lo peorcito que he leído este año.

"Kitchen" está estructurada en forma de tres cuentos, "Kitchen", "Luna llena" y "Moonlight Shadow"; los dos primeros siguen una trama continua y el tercero es independiente. En los tres casos, los protagonistas han perdido a un ser muy cercano y tienen que afrontar una nueva vida sin el ser querido en el que se apoyaban. Y aquí se acaba la sinopsis; "Kitchen" no es nada más que eso. Todo ocurre para mostrarnos una y otra vez lo mismo: lo duro que es perder a alguien y la desorientación que sufre el más allegado. El principal problema de Yoshimoto es que se le nota demasiado que todo lo que nos cuenta no es otra cosa que un vehículo para el tema. Todo está forzado para mostrarnos cuán dura y confusa es la reacción de sus personajes y descuida, a la vez, crear unos personajes que realmente nos importen y una trama que te mantenga enganchado. No sabes muy bien qué es lo que mueve a los protagonistas, ni a donde quieren llegar, ni cuál es el conflicto ni cuáles son las barreras que hacen que no consigan adaptarse a su nuevo lugar en la vida. Van transitando de un lado para otro, sin apenas hacer nada, solo dándole vueltas una y otra vez a cuán terrible es su existencia. No ocurre nada; no me equivocaría si dijese que el 90% del libro son descripciones de sentimientos (contadas, no mostradas) y exteriores y el resto acciones y diálogos. Yoshimoto acaba convirtiendo las dos historias en un reporte de emociones, y lo que es peor, muy repetitivo. Las dos van de lo mismo. Personaje sufrido que ha perdido a alguien conocerá a una persona que le servirá de apoyo y juntos, después de muchas divagaciones y pasarlo mal, lo superarán en la medida de lo posible.

Los personajes, como ya he dicho, distan mucho de ser profundos. Los ves y te da la sensación de que podrían ser cualquiera, no en el sentido de que a todos nos podría pasar lo mismo, sino que no tienen personalidad alguna ni son atrayentes. Además, Yoshimoto confunde crear un personaje bizarro con que transmita emociones complejas y contradictorias, como pasa con Eriko y Urara, que lo único que transmiten es una sensación de irrealidad. Por otro lado, Yoshimoto cae en el error de creer que están mejor perfilados de lo que realmente están. Me viene a la cabeza cuando uno de los personajes, Yuuichi, le dice a la protagonista que echaba de menos sus bromas. Y entonces meditas un poco y descubres que la protagonista no es graciosa ni ha hecho una sola broma en todo lo que llevas de libro. O cuando uno de los personajes dice "aquella persona siempre me asombraba" y está hablando de alguien con el que apenas tiene relación y que no te habían mostrado aún.

Y los errores no acaban aquí. "Kitchen" está muy mal escrito. Ignoro si es culpa de la traducción que leí o de la autora, pero el libro carece de estilo propio. Parece el trabajo de un novato que no sabe mostrar, al que no le han contado que atiborrar una frase de adjetivos y adverbios no la hace más mítica y al que no le han dicho que toda escena debe aportar algo a la historia y no ser una mera descripción. Hay frases tan recargadas que pierden cualquier sentido de lo que quisieran mostrar y en los diálogos eso se traduce en una pérdida total de la naturalidad. Ahí van unos ejemplos que no hay por dónde cogerlos:

"Tenía frío, sencillamente tenía frío"
"(...) vimos jugar a Yumiko la final en la pista de tenis de la escuela abrasada por el sol"
"Cuando me equivoco, digo: Perdone, y cuelgo, riéndome. Entonces, sola, me ruborizo"
"(...) la impresión que había dejado aquella extraña mujer llamada Urara en mi cabeza, más y más soñolienta, permanecía grabada y enmarcada por la luz del sol de una manera deslumbrante"
"También ahora los coches iban y venían intensamente"
"Yo lo miraba entre las lágrimas con fijeza"

"Kitchen" está hueca. No hay trama, los personajes son muy simples y la mayor parte del libro son descripciones de sentimientos y lugares. Si quitas todo eso, solo es un tema que podría haberse tratado mejor mejorando todos esos puntos débiles. No la recomiendo.

7 comentarios:

  1. Estas analizando la obra desde una perspectiva plana, no estás teniendo en cuenta el contexto en que se desarrolla la obra, ni a que época pertenece la obra, la obra pertenece a la literatura contemporánea, y este tipo de escritura tiene todas las características de una obra contemporánea, el desorden de las ideas e incoherencia se deben a procesos mentales inconscientes del ser humano tal como Sigmund Freud lo plantea, también la razón por la que la trama no es tan impresionante se debe a que en la literatura contemporánea el desarrollo de la trama es un interés secundario, mientras que los pensamientos y el desarrollo del personaje son una prioridad, la obra se puede justificar desde las características de la literatura contemporánea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído muchas novelas que pertenecen a la literatura contemporánea y ninguna es tan pobre como ésta, ni ninguna me ha dejado tan insatisfecho después de su lectura. Sin ir más lejos, leí a Murakami y su "After Dark", por citarte a un japonés, y me pareció impresionante. Hay muchas maneras de centrarte en los pensamientos y en el desarrollo de personajes sin caer en los errores en los que cae Yoshimoto. Gracias por el apunte de Freud, pero no creo que vuelva a leerla. La novela no funciona porque es muy superficial y está mal escrita, o eso creo yo

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Analiza la obra desde las características de la literatura contemporánea japonesa y los planteamientos de freud y veras como cambie tu perspectiva sobre la obra, autora, estilo de escritura, etc.

    ResponderEliminar
  3. Me da mucho gusto que hayas comentado eso, no es por buscar una identidad o algo por el estilo, sino que había escuchado cosas realmente maravillosas de una autora como ella y quedé más que decepcionado. No quiero ahondar más en nada, sólo en que mientras leía tu reseña morí de la risa cuando leí que Yuichi le dice a la protagonista "extrañaba tus bromas" y tienes TODA LA RAZÓN. Nunca fue graciosa. Jajajajaja. Sigo riendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Carlos,

      Me alegro que te divirtiera jaja. Lo más divertido de leer "Kitchen" fue escribir esta crítica. Y ese ejemplo es solo uno de tantos xD.

      ¡Saludos y gracias por el comentario!

      Eliminar
  4. Encontré Kitchen en sí (Full Moon lo tomo como continuación de la misma historia) sosísima, aburrida, carente de sustancia y, fuera de la rara reflexión ocasional que no estuvo mal, un malgaste de palabras criminal. Pero, y aquí diferimos, Moonlight Shadow fue una lectura mucho más grata, con personajes simpáticos y más interés en lo que se ofrece, con reflexiones que no vienen a calzador como Kitchen sino que robustecen facetas de los personajes, y joder, me conmoví genuinamente al terminar de leerlo. No está sin sus fallas (peca de repetir alguna de las descripciones de lugares que abundan en Kitchen, ésas que pudieran o reducirse o ya de tajo quitarse) y la protagonista se encariña profundamente con la figura de Urara demasiado rápido, pero en general siento que Moonlight redimió mi rato pasado con este libro.

    Gracias a tus comentarios me he percatado de la existencia de After Dark; a tenerse en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Richie,

      Siento no haberte contestado antes. Ya no lo recuerdo con precisión, pero tanto Kitchen como Moonlight Shadow me parecieron peores que Full Moon, que tampoco me gustó. En Moonlight Shadow recuerdo que aborrecía la lasitud de la protagonista y me irritaba profundamente el personaje de Urara, porque tenía la sensación que Yoshimoto se creía que estaba creando un personaje super misterioso cuando estaba consiguiendo transmitir la sensación de ser ridículo y artificioso.

      Gracias por comentar y perdón otra vez por el retraso.

      Saludos!

      Eliminar