viernes, 15 de noviembre de 2013

[Crítica serie]: "Hermanos de sangre" Temporada única

Spielberg y su talento para recrear
conflictos bélicos
Como ya he comentado en más de una ocasión (solo una y fue aquí), creo haber visto un buen número de películas bélicas. No voy a decir que muchísimas, porque es un género bastante cultivado, pero sí una cantidad nada desdeñable, y salvo excepciones como "En tierra hostil", no es un género que me apasione. Pero fue ver la increíble puntuación de "Hermanos de sangre" en Filmaffinity y querer verla sí o sí. Pero, ¿de qué va?

"Hermanos de sangre" narra la historia de un batallón de paracaidistas, la Easy Company, que luchó durante la 2ª Guerra Mundial en numerosas batallas y que abarca desde su entrenamiento en Currahee, Estados Unidos, hasta el fin de la guerra en Alemania. En una producción bélica el peso preponderante suele llevárselo la acción y el guion suele quedar relegado a un segundo plano, pero aquí esto no es así. Hay un buen equilibrio entre escenas bélicas y escenas "sosegadas", óptimas para conocer mejor a los personajes y la relación que se establece entre ellos. En este sentido, "Hermanos de sangre" cumple a la perfección como retrato de un grupo de hombres que por las circunstancias en las que se vieron involucrados llegaron a convertirse en una familia, pasando de ser simples civiles a curtidos héroes de guerra. Asistimos a sus miedos, a sus sueños, a sus ansias por sobrevivir y vemos cómo evolucionan estos sentimientos a lo largo del conflicto, como unos se queman, marcados por la muerte, y otros consiguen sobreponerse y tirar adelante. Más allá de los personajes, la serie es una colección de escenas para recordar, como el caótico lanzamiento nocturno en paracaídas durante el día D o el intento de tomar Eindhoven durante la operación Market Garden. Sin embargo, los mejores capítulos son los relacionados con la defensa de Bastogne y la toma de Foy, por lo extremas que fueron las condiciones con las que tuvieron que lidiar los soldados, y en los cuáles se pone de manifiesto la crudeza de la guerra y la camarería que se forjó. El asalto final, cuando vemos a Winters destituyendo a Dike a toda prisa y nombrando a Spiers como jefe de la compañía para tirar adelante lo que parecía un asalto fallido, y cuando vemos a este último cruzando la línea enemiga sin importarle el fuego enemigo, es brutal. O cuando la compañía Easy entra por primera vez en un campo de concentración y son incapaces de describir lo que están viendo. Para ellos esa situación es nueva y en ese momento comprenden el alcance de la barbarie nazi.

En una película o serie bélica lo primero que se exige es que la recreación histórica esté a la altura y "Hermanos de sangre" lo cumple con creces. Las batallas, el vestuario, los emplazamientos, todo en definitiva, está cuidado al detalle, de tal modo que parece que estemos viendo una superproducción por episodios en lugar de una serie cualquiera. Muchos de los capítulos, por sí mismos, transmiten mucho más que algunas producciones para la gran pantalla que haya podido ver. Un punto positivo es que no todos los capítulos están llevados por el mismo personaje; normalmente hay uno que destaca por encima de los demás y es el que conduce el capítulo. En un par de ocasiones es el coronel Winters, el personaje interpretado por Damian Lewis (uno de mis actores de serie de TV preferidos), y en otras los tenientes de la división o incluso algún que otro soldado. Eso ofrece un dinamismo que hace que no te canses en ningún momento; no vas a ver ningún capítulo que se parezca al anterior. Sin embargo, el único error remarcable que puedo extraerle, y que no logra empañar en ningún modo el conjunto, es que los personajes no siempre están tan bien caracterizados como debieran, a excepción del personaje de Damian Lewis. Hay muchos y no es hasta llegados a la mitad de la serie que uno se familiariza con ellos. En esto influye, y mucho, el hecho de que el que es protagonista en un capítulo puede ni siquiera aparecer en los dos próximos, o si lo hace, lo hace de refilón, como si fuera un extra. En esta línea, hay que reconocer el acierto de ofrecernos los testimonios reales antes de ver un capítulo, y que dotan la serie de mayor realismo.

Y por último, destacar una banda sonora más que correcta y el impresionante tema de apertura, capaz de ponernos los pelos de punta y que acompaña a la perfección las imágenes que estamos viendo, que no son otra cosa que recortes de los momentos más relevantes de la serie.


En conclusión, una serie muy recomendable. Hay un buen equilibrio entre las escenas bélicas y el desarrollo de personajes, la recreación del conflicto es sobresaliente y ofrece una colección de escenas para el recuerdo. De lo mejor que he visto del género y una de mis series favoritas.

4 comentarios:

  1. Tuvo muy buena pinta, estuvo buena y pese a la temática que aborda la guerra no fue tan esperado el éxito pues resultó ser una serie un tanto elitista que pocos entienden y que a muchos no les interesó. Pero sin duda eso no quita que sea una propuesta muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de lo mejorcito que he visto de género bélico. Supieron tratar muchos temas vistos muchas veces antes con una perspectiva innovadora, pero conservando el realismo. Por poner un ejemplo, me encantó el tratamiento que hizo de los campos de concentración.

      ¡Un saludo y muchas gracias por comentar Sofia!

      Eliminar
  2. Aparentemente se percibe como una serie violenta, a mi parecer es una de las que tienen una realidad bien enfocada. No es nada nuevo para algunas personas y, para las que sí, no juzguen, mejor aprender a realizar una buena crítica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Elizabeth,

      No me ha quedado muy claro si estás de acuerdo o no con mi crítica y si lo de aprender a realizar una buena crítica iba para mí. Dejando eso a un lado, estoy de acuerdo contigo con lo del enfoque. Uno de los mejores que he visto en el género bélico.

      ¡Un saludo y gracias por comentar Elizabeth!

      Eliminar