domingo, 6 de octubre de 2013

[Crítica libro]: "El último deseo" de Andrzej Sapkowski

La saga de Geralt de Rivia es un conjunto de 7 libros de fantasía que empecé hará un par de años. Leí los dos primeros, "El último deseo" y "La espada del destino", dos libros que avanzo que son increíbles, pero cuando empecé con el tercero, "La sangre de los elfos", el ritmo decayó lo suficiente como para que otras circunstancias me empujaran a dejar la serie colgada. Aprovechando que un club de lectura quería leer el primero, me apunté a la relectura para darle una segunda oportunidad a la saga.

"El último deseo" es un conjunto de relatos cortos auto conclusivos (aunque siempre guardan alguna relación entre sí por pequeña que sea) donde viajamos de la mano de Geralt de Rivia, un brujo cuya profesión es cazar monstruos a cambio de dinero, a lo largo de un mundo donde los humanos están en expansión y necesitan de ellos para acabar con los monstruos que lo pueblan. En el mundo que traza Sapkowski hay varias razas conviviendo con los humanos, como los elfos, los enanos o los hechiceros, sin contar los dichos engendros, y de ahí surgirán todo tipo de conflictos. Cada región está gobernada por señores feudales con sus sistemas de gobierno propios, con sus conflictos, costumbres y modo de vida distintos; hay diferentes gremios, intereses y un largo etcétera que dotan de riqueza el universo. Pero donde en muchas novelas eso sería el eje principal del argumento, como ocurre en "Canción de hielo y fuego", en este primer libro de la saga esto pasa a un segundo plano: nosotros vemos el día a día del brujo, cómo se enfrenta a situaciones muy concretas y cómo las resuelve (o no). De ese modo Sapkowski consigue construir un mundo que solo atisbamos a través de las gentes que lo pueblan, pero nunca directamente. Es un mundo decadente para Geralt, un mundo que se está yendo al garete. Los monstruos están desapareciendo por culpa del progreso destructivo del ser humano, con sus guerras, conflictos, ciudades y el exterminio de razas distintas. Geralt ve que su mundo y su existencia se desmorarán tarde o temprano cuando los monstruos sean erradicados por completo. Pero eso no es nada más que el trasfondo; esas historias le sirven a Sapkowski para hablar de temas muy diversos, como la venganza, las crisis existenciales, el no encontrar tu lugar en el mundo o el amor.

A esto se le suma que Sapkowski es muy bueno escribiendo. Es un tipo de lectura donde predomina el diálogo a la narración, haciendo que sus cuentos sean dinámicos y fáciles de leer, y en los dos casos denota una gran maestría. Juega con los dialectos, con que cada personaje hable distinto (son muy graciosos los analfabetos y su manera de hablar), además de que su lenguaje, su vocabulario y sintaxis son muy elaboradas. Escribe de una manera que ya me gustaría a mí. Sabe combinar a la perfección el humor con el drama, la calma con la acción, la intriga con la aventura. El diálogo se convierte en la mejor arma para conocer a los personajes, personajes muy bien perfilados, con sus luces y sus sombras. Tenemos a Geralt, reservado, franco y directo; su amigo el trovador Jaskier, un mujeriego que ameniza sus viajes con su humor y sus historias; o la temperamental y ácida Yennefer, con la que Geralt tendrá una relación tortuosa. Y eso sin contar el variado elenco de secundarios de cada relato; no hay caballeros justicieros o princesas dulces y bondadosas. Aquí hay mercenarios que se tiran pedos y tacos a partes iguales, hechiceros elitistas capaces de cualquier salvajada en pos de sus investigaciones, alcaldes y señores que solo miran sus intereses, etc. La mitología de la que bebe Sapkowski para crear sus cuentos es muy rica y eso le permite crear todo tipo de engendros o situaciones y dotarlas de cierta cotineidad. Además, Sapkowski administra con maestría la intriga, de manera que en todo momento no sabes por dónde irán los tiros ni cómo acabará el cuento.

Y antes de acabar, paso a comentar relato por relato:

"El brujo": Este cuento ilustra a la perfección el día a día del brujo. Llega a un lugar, le encargan una faena a cambio de dinero y la cumple. Es interesante ver cómo lo que en apariencia parece un caso simple, matar una estrige que se dedica a devorar gente, no lo es; hay muchos intereses puestos en ella debido a que está emparentada con la nobleza. Lo mejor de todo es cuando el brujo decide pasar la noche con la estrige y las pasa canutas para llegar al amanecer. Este cuento es un preámbulo excelente para lo que veremos más adelante.

"La semilla de la verdad": Aquí Geralt debe resolver qué es lo que mata a los viajeros que se acercan a un paso que cruza un bosque. Descubre que cerca de ahí vive Nivellen, un humano que ha sufrido una maldición que le ha convertido en un monstruo; de su mano vemos la soledad del que es diferente. Lo que funciona a la perfección es el extenso diálogo que mantienen Geralt y Nivellen, cargado de humor y drama a partes iguales.

"El mal menor": En esta historia el brujo se enfrenta a un gran dilema y debe escoger entre dos opciones que acabaran con consecuencias nefastas. Por un lado debe escoger entre matar a X y su pandilla, que quieren asesinar a un hechicero conocido de Geralt y de dudosa moral para con X, y por el otro dejarlos intactos y que acaben con dicho hechicero y que el combate desemboque en una posible matanza. Es genial porque te das cuenta que muchos conflictos no tienen una solución buena; escojer el mal menor siempre conlleva escoger el mal.

"Cuestión de precio": Es una ocasión perfecta para conocer en detalle las costumbres de la nobleza y los límites del brujo. Geralt sigue un código claro: sólo mata aquellos monstruos que no están dotados de razón. Es interesante ver cómo Geralt está de parte de Erizo desde el principio, un humano que sufre de una maldición que le da aspecto de monstruo. Es divertido ver cómo evoluciona el banquete y la petición de Erizo. Lo más relevante del capítulo es ver lo fuertes que son los lazos del destino; sin duda de gran importancia para el devenir futuro de la serie.

"El confín del mundo": En este relato vemos cómo el avance imparable del hombre es posible en gran medida por su capacidad para aplastar otras razas; en este caso son los elfos quienes van perdiendo terreno, cada vez más, y ya solo les quedan refugios aislados en las montañas, donde se mueren de hambre. Es excelente ver cómo el odio puede llevar a malas decisiones y la única alternativa que les queda a los elfos es adaptarse al cambio e intentar, en la medida de lo posible, resignarse a lo que les depara el futuro.

"El último deseo": Gran cuento donde vemos cómo se conocieron Geralt y Yennefer y podemos atisbar desde ya la complejidad y frialdad de ella y el sentimiento que despierta en Geralt. Yennefer tiene una personalidad fuerte y muchas veces no le importa hacer cualquier cosa, como arriesgarse a controlar un djinn que puede acabar con ella, si con ello consigue sus propósitos.

"La voz de la razón 1-6": Serie de capítulos intercalados con los relatos cortos que sí guardan una continuidad y que nos permiten ahondar mejor en el personaje y sus circunstancias. De la mano de estos capítulos puente profundizamos en distintos aspectos del brujo. De ese modo sabemos dónde nació, la dura infancia por la que tuvo que pasar, qué pruebas tuvo que pasar para ser como es o que el destino le depara algo horrible. Además, el santuario de Nenneke es un lugar agradable y la venerable sacerdotisa un personaje muy sabio del que desgranaremos interesantes detalles que aportan profundidad al mundo descrito por Sapkowski, como que el mundo en el que viven tiene fecha de caducidad.

En conclusión, fantasía de gran calidad. Si buscas un mundo rico y complejo, con unos personajes muy bien trazados, relatos que atrapan y se leen en un suspiro, y que además esté escrito con gran maestría, "El último deseo" es tu novela.

2 comentarios:

  1. En mi opinión una de las mejores sagas de fantasía épica existentes, con la cual me la he pasado realmente genial, me ha divertido muchísimo leer estas obras que tienen una gran cantidad de contenido social y moral, haciendo referencia a temas como la sexualidad, xenofobia, racismo, amistad, amor, guerra, pobreza, traición, las injusticias etc., y le da ese paralelismo con la realidad actual pero sin olvidarse de que es una obra de fantasía…
    Sapkowski es un genio de la pluma, su forma de escribir es muy fluida y esa calidad de los diálogos es impresionante, te terminas las novelas de una manera muy rápida, posee un talento excepcional para escribir…
    Geralt de Rivia uno de los personajes más geniales que he tenido la oportunidad de leer, esa personalidad que posee lo hace increíblemente creíble, junto con sus diálogos y su inteligencia fuera y dentro de la batalla, que sumamos también a sus habilidades con la espada que son excepcionales… También los demás personajes que son completísimos tanto principales como secundarios… Me encanto la cantidad de razas que aparecen, y mucho mas el enfoque que se les da a los elfos y vampiros…
    Me gusta mucho la recreación de lugares que logro describir Sapkowski , me los imagino tan bonitos y grandes, como el Bosque de Brokilon debe ser una obra maestra de la naturaleza…En fin una obra que quienes tengan la oportunidad de leerla no los dejara indiferentes, merece mucho la pena el mundo del brujo y todo lo que conlleva…
    Hago mención especial a los dos juegos que ha creado CD Projekt y la producción actualmente del tercero, son juegazos que adaptan e interpretan muy bien las novelas, eso si son continuación de las novelas…Y también menciono la nueva novela del brujo que se estrenara este noviembre en Polonia, después de tantos años sin ver nada sobre el mismo llamada Temporada de Tormentas, solo puedo decir ven a mi…

    ResponderEliminar
  2. Yo aún estoy en el tercero, y de momento estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas. El estilo literario de Sapkwoski es brillante, de lo mejor que he leído nunca, con un dominio de los personajes, los diálogos, los debates morales y éticos y demás que comentas, entre otras muchas cosas.

    Y tanto Geralt, que es increíble, como los demás están muy bien dibujados. No son planos, para nada. Gozan de una riqueza y profundidad difícil de ver en la literatura del género.

    Junto con "Canción de hielo y fuego", de lo mejor que he leído en fantasía (pese a que las dos sagas son muy distintas entre sí). Me ha hecho mucha ilusión leer que habrá otra novela del brujo. ¿Sabes en qué momento de la saga estará ubicada? Después de lo acontecido en los libros o serán relatos sueltos como en los dos primeros volumenes?

    Muchas gracias por este análisis con el que estoy completamente de acuerdo. Un saludo michael garcia!

    ResponderEliminar