lunes, 9 de septiembre de 2013

Resumen semanal 26/08/13 - 08/09/13

Como el lunes pasado no escribí ninguna entrada del resumen semanal, hoy os hablaré de las películas que he visto en las dos últimas semanas. Vi dos películas de animación japonesa de la franquicia "Ghost in the Shell" y de las que me gustaría hablar largo y tendido en reseñas propias, así que hoy os hablaré de las ocho películas restantes.


Dando la nota (Pitch perfect) Muy entretenida. Es cierto que no escapa de los clichés del género comedia romántica, con chica conoce a chico, o el tópico de que el esfuerzo lo puede todo si nos entregamos con toda nuestra alma por compleja que sea la meta (y coincido, pero no deja de ser un tópico que vemos reiteradamente en muchas películas). Pero es divertida, tiene momentos que hacen reír y, bueno, no se hace empalagosa como otras del género. La premisa de los campeonatos de canto a capella es original y se lleva bastante bien; en ningún momento los conciertos se hacen pesados, aunque la música comercial que se destila no acabe de casar con mis gustos, y está perfectamente estructurada. Las interpretaciones son correctas, con una Anna Kendrick que me encanta y una desternillante Rebel Wilson. Lo que se echa en falta es que se profundice más en las miembros del grupo; el resultado hubiese sido más satisfactorio si se hubiesen planificado momentos donde las secundarias tomasen un poco de protagonismo. La chica asiática, Amy la Gorda, la afroamericana o incluso la guapa tenían potencial para algún que otro gag gracioso, y al final se quedan a medias demasiado centrados en la relación entre los protagonistas o con la jefa del grupo. Sin embargo, si quieres pasar un momento entretenido es muy recomendable.


(500) días juntos Por fin una comedia dramática seria y narrada desde el punto de vista del hombre. Lo mejor de todo, lo que hace que sea una película notable, es que nos narra algo real, algo que a más de uno le ha ocurrido, y huye de las situaciones hollywoodienses que solo ocurren allí. De ese modo vemos el decurso de una relación condenada a no llegar a buen puerto, por mucho que el chico se obceque en ello y construya una realidad distorsionada. Y es que es un retrato de esos chicos que se obsesionan con una relación y creen que es la de su vida, que no entienden que lo que sienten no es recíproco y que se toman cada ruptura como una traición. Pero también va de cierto tipo de chicas que no saben nunca lo que quieren, que juegan con los sentimientos del otro porque son incapaces de meter un poco de orden en su interior y que te desechan cuando ya no te necesitan. Solo por eso se merece un diez, por retratarnos algo que a todo el mundo le ha ocurrido (o al menos a muchos tíos, donde me incluyo). Los actores principales están muy bien y los secundarios cumplen, aunque se echaría de menos más protagonismo de algunos, como el personaje de Chlöe Grace Moretz. Tiene destellos cómicos muy buenos que diluyen un poco el drama, y se agradece. Como punto negativo destacaría que hacia el final decae un poco con tanta depresión post-ruptura y es donde tendrían que entrar más en juego los secundarios. En el plano técnico, cabe destacar varios aciertos, como una voz en off que no sobra, originales montajes de algunas escenas (como la del final, donde la pantalla se divide en dos y vemos la diferencia entre la perspectiva del protagonista y lo que ocurre en realidad) y una buena B.S.O. En definitiva, una gran película con algunos defectos que hacen que no acabe de ser redonda.


Kick Ass: Listo para machacar Decepción. Esperaba una sátira más marcada del mundo de los superhéroes, con más escenas graciosas riéndose de los clichés del género, pero solo he encontrado una película que en su primera mitad es aburrida y escasa de esas escenas que comento y una segunda parte demasiado centrada en la acción y dejando de lado la comedia o cualquier tipo de guion. El protagonista no me gusta, me cae aburrido, y los demás tampoco despiertan mis simpatías, exceptuando a Nicolas Cage y su hija Chlöe Grace Moretz, la mejor de la función. Solo sus escenas hacen remontar la película y que sea divertida y te rías un poco.


Juno De Jason Reitman esperaba algo más tras la excelente "Up in the air" y la notable "Young Adult"; "Juno" me decepcionó. Esperaba un retrato más crudo o más realista, pero al final se queda en un cuento con final feliz. Como "Young Adult", el tema de fondo gira alrededor de la madurez excesiva y de la falta de ella, como bien retratan el personaje de Ellen Page y el de Jason Bateman. Una debería ser una cría y no lo es, es excesivamente cínica y madura, y el otro debería haber dado el cambio, haber tomado conciencia de que cuando uno se hace grande debe cambiar y afrontar lo que le viene encima y asumir responsabilidades y es de todo menos maduro. Y ya está. Eso es lo que funciona, y oír a Juno con sus ironías, comentarios sarcásticos y su enfoque de la vida y las relaciones humanas. Pero no ofrece nada más. El tema del embarazo es tratado con demasiada inocencia; hubiese preferido que Reitman atacase/defendiese el tema del aborto, lo que significa tener un hijo cuando eres adolescente o lo complicado que es emocionalmente dar a tu hijo en adopción. Pero una vez ha acabado todo, los protagonistas continúan como si nada con su vida y su relación juvenil y santas pascuas. En este sentido, la película hubiese sido mejor si Reitman se hubiese mojado más. Los actores están bien, la B.S.O no está mal y el guion, aunque plagado de referencias pedantes típicas del género indie, cumple.


Salt Esta película es basura. No hay por dónde cogerla. Intenta copiar a Bourne y le sale rana. La trama da más vueltas que una peonza, el guion es casi inexistente (Jolie no pronuncia ni una sola palabra como en 20-30 minutos de película), hay escenas rocambolescas e irreales a punta pala, como cuando explota la bomba en el pasillo y todos acaban aturdidos o heridos y Jolie sin un rasguño, cuando se lanza con un coche por un puente y los malos quedan heridos y ella, obviamente, sale del coche como si no hubiera ocurrido nada o cuando se tira del helicóptero al final a una altura para matarse). Todos los giros son predecibles y vistos cientos de veces, como que Liev Schreiber era el malo y que Angelina Jolie es la buena-que-parece-mala-y-que-esconde-sus-verdaderas-intenciones. Todo está montado para que el espectador malinterprete cada situación y al final diga "ahhhh que bueno es el director por ocultarme todo el rato la verdad!" y que solo causa vergüenza ajena. Más de la mitad del metraje son infiltraciones de Jolie, Jolie zafándose de los malos, persecuciones de todo tipo y tiroteos a punta pala.


Salvajes Podría haber sido más de lo que al final es. Es aburrida, extremadamente larga y cuando la acabas tienes la sensación de haber visto más de lo mismo y peor. El trío protagonista es flojo y en ningún momento te da la sensación de que su situación sea extrema; la trama avanza a trompicones, con altibajos y momentos que deberían ser emocionantes y no lo son. El preámbulo a todo el percal se hace eterno, pese a que la introducción al negocio de los protagonistas está bien contada, y estás deseando que llegue la acción y que la trama empiece a retorcerse hasta el punto de no saber muy bien por donde irán los tiros, pero esto no llega. Todo es plano, sabes que la chica no morirá, no me creo que el personaje de Salma Hayeck se enternezca hacia el final (recordemos que es un personaje que manda decapitar a un montón de gente al principio de la película), Del Toro y Travolta juegan a un juego demasiado obvio y poco sorprendente y los planes de los dos protagonistas para hacerse con la chica resultan un poco inverosímiles, en el sentido de que se arriesgan excesivamente con sus jugadas en contra de Hayeck y Del Toro (como robarles a ellos los tres millones o inculpar al personaje de Demián Bichir), precisamente los que pueden acabar con la chica a las primeras de cambio si descubren el pastel.


Infiltrados en clase Muy, muy divertida. Hacía tiempo que una película no me hacía reír y de forma tan sostenida. Hay películas donde la carga de humor decae a lo largo del metraje, con escenas excesivamente dramáticas, pero en "Infiltrados en clase" las escenas cómicas se mantienen constantes y a buen nivel. Las escenas dramáticas o conmovedoras son escasas, pero bien ubicadas y en ningún momento entorpecen el desarrollo. La pareja protagonista es excelente; te ríes un montón con ellos, sobre todo con Jonah Hill, y el elenco de secundarios cumple a la perfección, como el profesor de gimnasia hiperactivo, la profesora de química bipolar o el siempre enfurecido capitán de policía. Hay situaciones muy cómicas, como cuando esperan a que exploten los camiones de combustible en la autopista y no lo hacen, o cuando toman drogas y vemos como pasan las distintas fases de la misma. Si rascáis no encontraréis mucho más, a parte del mensaje típico de la amistad lo vence todo, pero os aseguro que pasaréis un buen rato distrayéndoos de vuestras preocupaciones.


Gattaca En el seminario de cine aplicado a la docencia de ciencias al que no pude asistir todo lo que pudiera, "Gattaca" entraba en una de las sesiones planificadas. En su momento no la vi, pero como biólogo y profesor de ciencias que soy, tenía aún la espina clavada con esta película de culto. Pues bien, me ha gustado, pero no me ha encantado. El mensaje que nos quiere transmitir está bien urdido. Es muy interesante la reflexión sobre la discriminación por razones genéticas, de cómo pueden evolucionar dos humanidades distintas en función de cómo fueron concebidos y de que si uno se propone alcanzar una meta no importa el talento, sino el esfuerzo y el empeño que uno le dedique a tal empresa. En ese sentido, se pueden hacer múltiples lecturas que seguro que me dejo en el tintero, como por ejemplo el peso del fracaso para aquel que está acostumbrado a ganar. Pero por otro lado, la trama que vehicula ese tema no acaba de ser original. Está construida a base de ver si descubren o no al protagonista, como podemos ver en cualquier película donde el personaje principal suplanta a alguien o tiene que infiltrarse en algún lugar sin que lo descubran (aunque no deja de ser original el modo de hacerlo). Las interpretaciones están bien, aunque se echa en falta un mayor desarrollo de Uma Thurman. Juega demasiado al estoy-a-punto-de-pillarte-pero-no y repite demasiado ese recurso a lo largo de la película. Sin embargo, es una buena película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario