lunes, 2 de septiembre de 2013

[Crítica manga]: "Biomega Vol. 2" de Tsutomu Nihei

Después de unos días ajetreado en el trabajo vuelvo al ruedo, y esta vez os hablaré del segundo volumen de "Biomega", uno de los mangas que estoy leyendo para el reto 5 mangas leídos en 2013. Como podéis ver en la reseña que escribí del primer volumen, me dejó una muy buena impresión. Estará el segundo tomo a la altura?

Pues bien, para bien o para mal continúa en la línea del anterior. Digo esto porque no ofrece nada nuevo de lo que ya nos dio en el primer volumen. ¿Es esto un inconveniente? Para mí, no. Continuamos con el periplo de Kanoe en busca de Ion Greene, mientras lidia con todo monstruo que se le cruza por delante. La mayor parte del tomo transcurre entre disparos, persecuciones y Kanoe destruyendo edificios e instalaciones de máxima seguridad. Pero también atisbamos un poco de historia entre tanto artificio y podemos ver la sede de industrias pesadas Toa y un poco del pasado de Kanoe y otros humanos sintéticos. Pero no nos engañemos, la seña de identidad de este manga es el espectáculo y las escenas de acción se suceden una detrás de otra. Por otro lado, la historia va avanzando de la mano de Kozlov y la humana sintética, que investigan quién está detrás de la DRF y todo el follón de los infectados. Parece ser que se avecina algo importante; la DRF se está replegando, reforzando la seguridad con seres cada vez más peligrosos en el cable de amarre del continente para llevar a cabo su plan de hacer evolucionar la humanidad a otro estadío superior. 

El dibujo continúa siendo impecable, con esas tonalidades oscuras acentuadas y esos trazos sucios. Nihei continúa con su talento para crear monstruos pseudohumanos y ciudades postapocalípticas por las que no pasarías ni borracho. Como ya comenté, el dibujo es original, sello inconfundible de Nihei.  

En conclusión, si te gustó el primero, en este encontrarás más de lo mismo. El tomo es muy entretenido y se lee en un suspiro, aunque se echaría en falta algo más de evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario