lunes, 30 de septiembre de 2013

[Crítica libro]: "La investigación" de Stanislaw Lem

[Escrita el día 6 de febrero de 2013] Inaugurando el reto de 60 novelas a leer durante el 2013 tenemos nada más y nada menos que "La investigación", una novela del famoso escritor Stanislaw Lem, que seguro que conoceréis por "Solaris" (que también incluiré dentro del reto).Antes de nada, añadiré la breve descripción que nos proporciona Fnac para ambientarnos:

Gregory, un joven teniente de Scotland Yard, recibe el encargo de investigar una serie de extraños sucesos que tienen intrigada a la policía. De diversos puntos de la zona metropolitana de Londres llegan informes sobre cadáveres aparentemente resucitados que empiezan a levantarse y caminar, a vestirse y recorrer largas distancias antes de desaparecer sin dejar rastro. Nadie encuentra una explicación racional para lo sucedido, y lo que comienza siendo una anécdota intrascendente acabará convirtiéndose en una auténtica plaga. ¿Se trata realmente de muertos que vuelven a la vida? ¿Estamos ante un caso de ladrones de cuerpos? Pronto se hará evidente que el principal misterio no radica únicamente en la investigación en sí, sino en los efectos que los sucesos tienen sobre el propio lector.

Dicho esto solo hace falta entrar a trapo con la crítica. No podría haber escogido un libro más desacertado para empezar el año literario. No considero como leídos aquellos libros de los cuáles no puedo pasar de las pocas páginas, porqué de esta manera cumpliría el cupo de 60 libros demasiado rápido (pues soy una persona poco dada a las segundas oportunidades). De tal modo consideraré dentro del reto a aquellos libros que, leyendo más de un tercio de sus páginas, he considerado como perdidos. Y "La investigación" es uno de ellos. Tras un primer capítulo prometedor, todo lo que viene luego es carente de interés y sin sentido. Me explico. En dicho primer capítulo encontramos todo aquello que la contraportada nos vende: un misterio interesante sobre unos cadáveres que, o bien no se encuentran en la posición o lugar donde se les había dejado o directamente desaparecen. Y todo ello a través de una discusión de unos personajes en Scotland Yard. Ahí pensé: el libro tiene buena pinta, hay una buena historia entre manos. Pero todo se hace añicos en un segundo capítulo decepcionante y aburrido, donde la acción se centra en uno de los investigadores, la casa donde reside y los extraños hábitos de los propietarios con los que convive. Un anticlímax, pues corta en seco aquello que se había ido construyendo en el primer capítulo. Y en el tercero, tras un lento arranque sin sentido, volvemos a la investigación, pero ya no nos resulta interesante.

Otro de los errores del libro además del argumental es que la narración resulta confusa en algunos puntos, muchas veces por la casi incapacidad del autor de describir y narrar de forma clara y concisa. Muchas veces te sorprendes llegando a puntos donde te preguntas: qué está pasando? A ello se suma que el autor es incapaz de imprimirle el ritmo del primer capítulo a los siguientes y de definir unos personajes que se alejen del arquetipo. Solamente se nos perfila detalladamente al protagonista principal, aunque este resulta aburrido y carente de interés. Los demás apenas se definen, a excepción de los propietarios de la casa, que son descritos en exceso (y te des cuenta de que ni te va ni te viene como sean).

En conclusión, el cortar la trama principal para retomarla mucho más adelante, cuando ya ha transcurrido un tercio o más del libro y el lector ya ha desconectado después de tantos pasajes carentes de interés y absurdos, se convierte en el principal handicap de "La investigación". La confusa narración y unos personajes arquetípicos acaban por adornar un pastel nada vistoso, convirtiendo un interesante inicio en lo que acaba siendo una novela perfectamente olvidable. Desconozco sí todas las novelas de Lem son de este estilo, pero espero no encontrarme lo mismo con Solaris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada