martes, 6 de agosto de 2013

Resumen semanal 29/07/13 - 04/08/13

Como quería hablaros de la segunda temporada de "Homeland", que acabé justo ayer, he tenido que retrasar el resumen semanal de la semana anterior a hoy martes. Pero como lo que os gusta a vosotros/as son las reseñas en sí mismas y no si cumplo o no con los plazos (guiño), dejo de andarme con rodeos y paso a hablar de lo que he visto. He estado centrado con las series, así que solo voy a reseñar las dos únicas películas de esta semana.


El mundo según Barney Flojísima. Lo que más llama la atención es el absurdo batiburrillo de géneros al que nos somete el director. La primera media hora o así es una comedia entretenida, con todo lo relacionado con la primera y segunda mujer de Barney, para luego pasar al drama y de este al romántico. Hay situaciones absurdas, como el asesinato del amigo, que no hay por dónde cogerlo. Está fuera de lugar. Y cuando empieza con la historia de la tercera esposa pasamos de golpe y porrazo al drama romántico, usando un esquema totalmente manido de chica conoce a chico, salen, se casan, viven felices y luego viene la decadencia típica que hemos visto cientos de veces. Pasa de ser un entretenimiento a una anodina repetición de lo ya visto cientos de veces. ¿Y los personajes? Pues bueno, algunos rozan el tópico, como la tercera mujer y todo el lío con su nuevo marido, y otros están más conseguidos, como el protagonista o sus dos otras esposas. En fin, que no la recomiendo. Le pongo más nota de la que debiera porque los primeros tres cuartos de hora están bien y la actuación de Giamatti está a la altura, no por nada más.


El americano Sencilla, pero efectiva. La película recorre caminos ya vistos con anterioridad. Asesino a sueldo que se retira a un pueblo perdido para salvar su vida de un grupo que lo persigue. De mientras, trabará amistad con algunos de los lugareños y hasta se enamorará, quién sabe. Pero lo más destacado de todo es el realismo y sobriedad que impregna la cinta. Si exceptuamos los últimos minutos, todo lo que ves te lo crees. Te da la sensación de que así funciona el tinglado. Lástima que la echen a perder unos últimos compases demasiado hollywoodienses, que cumplen el clásico de que todo jefe malo tiene que acabar yendo en persona a matar el protagonista cuando todo lo demás falla, que a ratos resulte un poco lenta y que haya algunos personajes poco perfilados, como el sacerdote, por poner un ejemplo. Pese a sus fallos, la recomendaría por su aproximación realista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario