lunes, 15 de julio de 2013

Resumen semanal 08/07/13 - 14/07/13

Durante esta semana he visto tres películas y me he sumergido en la primera temporada de Homeland. De esta ya haré reseña cuando la acabe, pero puedo deciros que es muy entretenida. Sin más preámbulos, a por las películas. Un momento. ¿Qué esperábais, alguna treta diciendo que no había visto tal película y en realidad sí o dejando otra para más tarde? Pues no. Allá van:


El irlandés Me ha sorprendido gratamente. Es muy divertida. Es simple, pero el cómo está tratado todo, con ese humor negro, cargado de ironía, la hace muy, muy divertida. Y es que no busca el chiste y la carcajada fácil. Es más sutil. Y es que aquí la trama no es lo que importa, ni mucho menos, sino los personajes. Un grandioso Brendan Gleeson como estereotipo del irlandés medio, una banda de narcotraficantes con debates filosóficos y morales, con problemas de diversa índole, un cuerpo de policía corrompido de arriba a abajo, unos lugareños ariscos y cerrados hasta decir basta, etc. Hay situaciones muy buenas, como la de los traficantes en el acuario y sus reflexiones sobre la vida que llevan, como se toma al principio el caso Brendan Gleeson (se toma el día de fiesta aunque esté en plena investigación) o la conversación del soborno del jefe de policía. En definitiva, como divertimiento para pasar un buen rato está bien. Tampoco busquéis mucha profundidad.


Un ciudadano ejemplar Otra buena idea echada a perder, como con "Looper". La película empieza bien. Un tipo asesinando a los miembros de un sistema judicial que no siempre es todo lo justo que nos gustaría. La película abre un debate muy interesante y a la vez complejo. ¿Es la justicia demasiado blanda en ocasiones? ¿Deberíamos tomárnosla de nuestra mano cuando no estemos de acuerdo con los jueces, abogados y demás? Al principio empieza bien. ¿A quién no le gustaría cargarse el asesino de tu hija y de tu esposa? ¿Y, por qué no cargarnos también a los encargados de la justicia? Pero todas esas reflexiones y ese potencial se van diluyendo a medida que va transcurriendo la película, cayendo en los circuitos ya vistos mil veces. El pobre abogado con una visión demasiado fría de su faena, poco preocupado por las consecuencias de determinados veredictos,  acaba convertido en el héroe que salva la función. Y el tipo vengativo acaba convertido en el villano que paga por lo que ha hecho, después del típico error garrafal que no encaja con toda la perfección planeada hasta ahora. Y después está el hecho de que todos los artilugios y planes para asesinar desde dentro de la prisión están cogidos por los pelos en el mejor de los casos y en otros de vergüenza ajena (el robot lanza mísiles en el cementerio no tiene precio, o el túnel hacia la prisión. Vamos). Da la sensación que el director quiso acabar con ella rápido y corriendo, pues hacia el final todo cae en la precipitación. ¿Os creéis que un tipo que todo lo tiene planeado se deja engatusar por la treta del abogado? En definitiva, argumentalmente hace aguas. Tampoco empatizas con todos los que van muriendo; te dan igual porque no se nos presentan correctamente (la ayudante o el mentor mueren y asistes indiferente a ello). Con los argumentos que os doy sería como para suspenderla. Pero la apruebo por los pelos, porque es entretenida y la idea, en mi opinión, es original y está muy bien.


La deuda Últimamente no paro con las películas sencillitas. Ya os comenté en el anterior resumen semanal el caso de "Mátalos suavemente" y "Ciudad de ladrones". En este caso ocurre igual. Si bien el argumento no es nada que no hayamos visto (unos espías que tienen que secuestrar a un objetivo y todo se complica), realmente simple la verdad, la película está bien hecha y acabas pasando un buen rato. Tiene buenos momentos y algún que otro giro sorpresivo que no esperas, que es de agradecer entre tanto. Los dos primeros tercios de película son muy buenos y el último tercio, cogido un poco con pinzas si reflexionas un poco lo azaroso del reencuentro con el nazi que se les escapó, normalito. También hay una evolución psicológica de los personajes nada desdeñable. Las actuaciones están bastante bien, no hay nadie que destaque negativamente, todo lo contrario. El balance es positivo, solo lastrado por su simpleza y un último tercio más flojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario