viernes, 5 de julio de 2013

[Crítica serie]: "Roma" 2ª temporada

¿Y quién es la de la portada?
Tengo miedo. Mucho miedo. ¿De qué? Pues de las segundas temporadas. Pánico me da acabar con buen sabor de boca la primera temporada de X serie, donde X podría ser "Fringe" o "Juego de Tronos" (¡Lo que ha dicho! Se puede sacar néctar de dioses de las novelas y no hacer lo que han hecho, por favor). Pánico me da afrontar la segunda temporada de cualquier serie. Obviamente hay excepciones, como "Los Tudor" o "Modern Family" (de las pocas que tengo en un pedestal), pero que las series acaben por deshincharse es una realidad para mí. Sí, soy demasiado exigente. Pero es que cuando las tramas se alargan como chicles o los personajes acaban por hartarte, convirtiéndose en caricaturas de sí mismos, me sulfuro.


¿En qué lugar queda "Roma"? ¿Es su segunda temporada decepcionante? ¿O es de las pocas que pasan el corte? Pues de las primeras. Tras una notable primera temporada y, ojo, un buen inicio de segunda temporada, la cosa no puede estancarse más. Pero vayamos por partes, como suelo decir. Como expliqué en la primera temporada, podíamos diferenciar de forma meridiana dos tramas: la histórica y la cotidiana. En el plano histórico, aunque se saltan hechos importantes que hubiese sido interesante tratar o espectaculares de ver (ahora se me ocurre la batalla de Actium entre Marco Antonio y Octavio Augusto), pues en la línea de la primera. Las tramas están bien en ese sentido, pero estaría mejor si no dedicasen tanto metraje a las tramas de los personajes cotidianos. Y en esta segunda temporada da la sensación de que han sacrificado demasiados minutos -u horas- en tramas que eran prescindibles, anodinas y reiterativas. El desarrollo de Lucio Voreno da pena. ¿Cuántas veces hemos visto anteriormente el tormento y el descenso a los infiernos de alguien que pierde a sus seres queridos? Todo sucede de forma previsible: se deja perder, pierde a sus hijos, cuando los recupera ya no le soportan, le tocan los cojones y finalmente se reconcilian cuando él está a punto de morir. Bleh. ¿O la trama de Marco Antonio y Atia? Aburrida y tópica hasta decir basta. ¿Y los conflictos en el Aventino? Conspiraciones de estar por casa, sacadas de algún manual de cómo hacer series con la profundidad de CSI. Por otro lado tenemos que la resolución de todos los conflictos es azarosa, sacada de la manga. Pero estamos hablando de sacadas de manga burdas y chapuceras que dan vergüenza ajena. ¿En serio no había mejor forma de que Tito Pullo se enterase de que la zor** había matado a Irene? Por favor, que sois la HBO. Hacía tiempo que no veía una chapuza como esa. ¿Y la forma en que hieren a Lucio? En fin, podría estar enumerando muchísimos ejemplos y no acabaría aquí. Podría parecer que todo es basura con lo que comento, pero tampoco es así. Cuando los capítulos tienen un porcentaje histórico más elevado, ganan. Como los capítulos iniciales, donde podemos ver las reacciones derivadas del asesinato de Julio César o en la batalla de Farsalia. Ahí la serie gana, pero lástima que no sea siempre así.

Pero el verdadero lastre de la serie son los personajes. De los cotidianos, casi todos son aborrecibles. Y solo salvo a Tito Pullo, que se mantiene más o menos constante y coherente. Y cae bien. De los históricos, bueno, bastantes o se hacen cargantes o quedan mal dibujados o, en el mejor de los casos (nótese la ironía), estereotipados. De Lucio Voreno y su desarrollo de complejidad equivalente al de una esponja de mar no hace falta volver a hablar. Todos los demás del Aventino, o los hijos de Lucio o el liberto de César (por Dios, si queréis saber cómo degradar un personaje inteligentísimo y convertirlo en una parodia estudiad su caso) te importan más bien nada. Y los históricos, pues repetitivos. Muchos se comportan igual durante cada capítulo, sin aportar ningún matiz nuevo, como la hermana de Augusto (con su vago intento de volverse más dura) y Agripa, que más que parecer un general parece el amante de la hermana y ya está, u Octavio Augusto y su frialdad sobreactuada (en serio, qué pésima actuación la de este chico) o Servilia y su cansina venganza. Son solo ejemplos. Otros están bien, como Bruto y Cassio o Antonio y Cleopatra o Cicerón, que dan un poco de frescor a unos personajes estancados. Pero son los menos.

En definitiva, podéis quedaros en la primera temporada y no os pasará nada si omitís ésta. Esperaríais, por los comentarios que he hecho, que la suspendiese, pero es cierto que tiene buenos capítulos por ahí escondidos, sobretodo concentrados en el inicio. Eso sí, no la recomiendo. Las tramas son tópicas en exceso y la mayoría de los personajes resultan cansinos y estereotipados.

2 comentarios:

  1. Me compré hace bastante unas ediciones especiales en caja de madera con las temporadas 1 y 2. De momento sólo he visto la primera. La 2ª la tengo ahí aparcada a la pobre desde hace mucho, pero por lo que cuentas, ya no me da tanto reparo no haberme metido aún con ella (aunque lo haré, por supuesto, que para eso me costaron sus euros...)

    Bueno, al menos tuvieron el buen criterio de hacer sólo estas dos y cortar ahí. Muchas series deberían hacer lo propio y no alargarse porque sí.

    Creo que debemos ser de los pocos que no estamos impresionados por la serie de Juego de Tronos. A ver, a mí me gustó, pero la 2ª temporada me dejó bastante chafado por las salidas sin sentido del guión. Lo que me sorprende es que mucha gente que se ha leído los libros esté tan encantada con la adaptación! Pero bueno, este verano veré la 3ª, que dicen que remonta, y a ver qué tal...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buenas Jolan,

    A ver, suelo ser -demasiado- exigente con las series y a la mínima que noto que estoy viendo algo que se está alargando con relleno, le doy carpetazo (con esto me refiero que la continúo viendo, pero con desgana). Pero en mi opinión es como con la 2ª temporada de Juego de Tronos, pero en más aburrido.

    Veo que por fin coincido con alguien que opina igual de la 2ª temporada de JdT. A mi me decepcionó mucho, muchísimo, y más sabiendo que había cosas mucho mejores en el libro y que podrían haber sacado perfectamente. Pero siempre teniendo en cuenta que es entretenida (mucho más que otras series) y que no llega a la altura de la magnífica 1ª temporada. Imagino que ya te habrán dicho hasta la saciedad que te leas los libros, pero no puedo obivar tal recomendación jaja. La 3ª debe ser mejor porque también el libro es mejor (sublime). Espero que te guste, ya me dirás (un día de estos hago reseña de las dos temporadas).

    Un saludo y ¡muchas gracias por comentar!

    ResponderEliminar