miércoles, 24 de julio de 2013

[Crítica libro]: "Sueño del Fevre" de George R.R. Martin

Los vampiros se van de excursión
por el río
No sé si lo he dejado entrever demasiado, pero para el que no se haya dado cuenta, para mi George R.R. Martin es lo más cercano a un dios. ¿Por qué? El porqué recibe el nombre de "Canción de hielo y fuego", de la que soy fan a ultranza, del primero hasta el último, y puedo asegurar que es de lo mejor que he leído nunca. Pero hoy no vengo a hablaros de la saga, sino de otro libro de Martin que he leído de mientras y que forma parte de mi reto. Es el "Sueño del Fevre", el 20º libro del reto y la sinopsis, extraída de Casa del Libro, es la siguiente:

"Un cautivador canto a la amistad El vapor más majestuoso del Misisipi surca un río de sangre... En 1857, la cuenca del Misisipi bulle de actividad: los vapores señorean sus aguas en feroz competencia. Cuando Joshua York le ofrece sacar a flote su naviera a cambio de unas pocas condiciones, sencillas aunque misteriosas, el capitán Marsh ve realizado su sueño: ser el patrón del vapor más rápido del río. Pero los sueños de ambos se verán infiltrados por una pesadilla que anegará de sangre los fondeaderos."

Tenía ganas de ver como se desenvolvía Martin con un libro autoconclusivo, alejado de su inconmensurable saga. Y bien, firma un libro interesante. La ambientación es uno de sus puntos fuertes; se nota que Martin ha llevado a cabo un minucioso proceso de documentación sobre el mundo de la navegación con barcos de vapor y nos lo transmite a la perfección. De este modo recorremos los ríos a bordo de barcos de palas, pisamos las calles de las principales ciudades costeras del Mississippi y olemos el clima de tensión previo a la guerra de Secesión, con todo el problema de la esclavitud en el aire. Y nos lo creemos. Otro de sus puntos fuertes es la revisión vampírica que nos retrata en esta nueva versión del mito. Aquí no todos los vampiros son iguales, hay unos más conciliadores, que buscan un entendimiento mutuo con los humanos, y otros anclados en la superioridad vampírica y todo lo relacionado con ello. Deja atrás los dilemas sobre la inmortalidad o la soledad que tanto hemos visto; aquí el eje importante es conseguir la unión entre las dos razas por la que aboga Joshua York, el socio de nuestro protagonista. Por otro lado, ahonda en la relación que se establece entre los vampiros y sus súbditos humanos; no sé si en otros relatos existe la figura del humano que protege y sirve a un amo vampiro. Aquí nos ofrece una visión nunca vista: el humano que sirve al vampiro. En el caso del dúo protagonista, formado por el vampiro York y el capitán de barco Marsh, la relación se va construyendo alrededor de la igualdad y la confianza; en el caso del dúo antagonista, formado por el vampiro Damon Julian y el pendenciero Sour Billy Tipton, se asemeja a la esclavitud, sustituyendo las ansias por ser libres por las ganas de transformarse en un ser de la noche. Martin construye, de este modo, un paralelismo entre las dos visiones de las dos américas de entonces, la abolicionista y la esclavista.

Si dejamos atrás estos aspectos y nos centramos en el argumento propiamente dicho, podríamos clasificarlo de interesante, pero no excelente. La búsqueda inicial de los vampiros enemigos, los que deben ser reconvertidos, y la aureola enigmática que despide York y el descubrimiento de sus verdaderas intenciones es intrigante y resulta adictivo. Pero cuando los planes que había previsto quedan truncados y pierde la batalla, más o menos a los dos tercios de la novela, el libro pierde fuelle y se nota que Martin no sabía muy bien por dónde tirar la historia. Al final opta por un camino bien simple. El protagonista se separa de todo ese mundo, pasan 13 años donde su vida empieza a carecer de sentido, es aburrida y bla bla bla, y al final vuelve a saber de los vampiros. Vuelve a reencontrarse con su antiguo socio y amigo y juntos acaban con el malo. Punto. El interés generado en la primera parte y parte de la segunda cae en lo rutinario y en lo previsible.

Otro de sus puntos fuertes es lo bien perfilados que están algunos de sus protagonistas. Digo algunos porque los principales quedan bien dibujados, en especial Abner Marsh, Joshua York, Damon Julian y Sour Billy Tipton, pero los demás secundarios a veces son anecdóticos. Algunos adquieren protagonismo de golpe, salidos de la nada, y eso desconcierta (un ejemplo es Katherine, que cuando aparece en la escena de Marsh saliendo del camarote de York, llegas a no reconocerla y resulta que hace tiempo que estaba entre el elenco). Por otro lado, quiere desarrollar algunos personajes, como Hairy Mike o el esclavo cocinero, por poner algunos, y se queda a medias. Tienes la sensación de que un mayor desarrollo de secundarios hubiese estado mejor. Pero los cuatro principales están trabajados. No voy a entrar en ellos, pero me gustaría señalar lo elaborado de Damon Julian y la bestia vieja que hay en su interior.

En definitiva, una revisión interesante de la novela vampírica y que se aleja de los tópicos, con una ambientación impecable. Aunque la historia acabe recorriendo derroteros demasiado simples, tiene unos primeros dos tercios adictivos y originales. La recomiendo para pasar un rato entretenidos.

9 comentarios:

  1. Con Martin prefiero que me tires un yunque encima antes que darme a leer una novela de "Juego de Tronos". Para mí es como intentar aprenderme de memoria el listín telefónico (creo que esto último es más fácil, porque tiene menos nombres).

    Pero sí que tengo ganas de leerme esta novela. La había descubierto no hace mucho en un libro de Donald Maass. Me la apunto para mi montañita de libros por leer.

    ResponderEliminar
  2. Con semejante opinión no tengo otro remedio que tirarte un yunque encima...¡es broma! No sé, a mi me van este tipo de sagas con millones de personajes e intrigas. Me encanta ver como se va retorciendo todo, como las tramas se complican hasta el infinito y se van generando mil y una preguntas sin respuesta. Mi sueño es llegar a escribir una saga de este tipo (no de la temática, sino el formato).

    Un saludo y muchas gracias por pasarte por aquí. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. No, si está claro que a millones de personas (sus fans) les encanta esa forma de contar historias...

    Cuando intenté leerme la primera parte, no hacía más que preguntarme "¿este maromo quién era?" cada vez que cambiaba de trama.

    ResponderEliminar
  4. No me engancho a las sagas de éste escritor... no sé porqué. Cada libro tiene su momento, lo reintentaré...

    ^_^ fantásticas reseñas, como siempre, Ivan.

    ResponderEliminar
  5. Lo bueno de esta saga es que cuando te haces con los personajes (sí, los miles que hay), cuando dominas ese mundo, las costumbres, los lugares, los hechos históricos, etc., y eso quizás cueste lo suyo, al final disfrutas mucho con las mil y una intrigas y demás. En unas semanas reseñaré el quinto libro, así que tendréis ración de "Canción de hielo y fuego" ^^

    ¡Gracias por las felicitaciones, Nelly! ¡Y por comentar!

    ResponderEliminar
  6. Me alegra ver que a Nelly le pasa lo mismo que a mí. Ya no soy el único.

    ResponderEliminar
  7. Inaceptable, pero cierto jaja

    En un futuro próximo empezaré la saga de la Malaz, de Steven Erikson, con una extensión superior a la de CdHyF. Me han comentado (incluso el escritor lo dice) que debes hacer un acto de fe en el primer libro, que el esfuerzo que debes hacer es superior que en "Juego de Tronos". A ver qué tal.

    ResponderEliminar
  8. Acabo de leer el libro y me ha encantado! Pero he de decir que no me parece una revisión tan novedosa del mito vampírico, de hecho se puede apreciar claramente la alargadísima sombra de "Entrevista con el Vampiro", novela publicada ocho años antes, y de la que bebe de manera descarada, valga como ejemplo el evidentísimo paralelismo entre las duplas protagonista/antagonista de ambas obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Es cierto, pero este es mucho más entretenido y liviano que aquel, que no pude terminar por lo aburrido e intrascendente que me pareció.

      ¡Saludos y muchas gracias por tu aporte!

      Eliminar