sábado, 6 de abril de 2013

[Crítica libro]: "Vivir soñando" de Carlos del Río

¿Quién será la chica?
Y ya llegamos a la 9ª reseña del reto. Pero no estamos ante una cualquiera. Esta es especial para mí, pues voy a hablaros del libro de un amigo, Carlos del Río. Si no me equivoco con la terminología, es lo que ahora se conoce como un escritor indie (vamos, que es un escritor novel). Este libro que os voy a reseñar es una recopilación de cuentos y es el primero que ha publicado (por cierto, dejadme que haga un poco de publicidad. Podéis encontrar más información en su blog, El rincón de Carlos del Río). Pero antes de embarcarme en la disección de la obra debo aclararos algo muy importante: no por conocer al autor voy a escribir una crítica falsa ensalzando la obra, ni mucho menos. Así que, y estoy seguro que Carlos estará de acuerdo conmigo, voy a ser totalmente sincero con la opinión. Después de este preámbulo, os dejo con la descripción que acompaña al libro (extraída de Amazon):

"A finales de 2008 decidí ponerme a escribir ficción. Siempre había querido, pero nunca me había atrevido; y no hacía más que ponerme excusas para no hacerlo, aunque interiormente me sintiera frustrado por ni siquiera intentarlo. Al poco descubrí que mientras en español apenas había información, en inglés era muy abundante y a menudo sobresaliente, porque estaba escrita por escritores de ficción. A mediados de 2010 comencé a escribir mi primera novela, y en mi blog, El rincón de Carlos del Río (www.elrincondecarlosdelrio.com), empecé a colgar artículos sobre todo lo que había aprendido de escritura. Esos artículos se han convertido en un curso gratuito que está ayudando a aspirantes a escritor a dar sus primeros pasos. “Vivir soñando” es un complemento a esos artículos, donde a través de siete cuentos de ficción general y sus comentarios, muestro en la práctica lo que explico en mi blog. Espero sinceramente que os gusten, y espero que a los aspirantes a escritor os ayuden a encontrar vuestra propia voz. Seguid escribiendo, que la única forma de fracasar es abandonar".

Si tuviésemos que clasificar el recopilatorio, sin duda alguna lo enmarcaríamos en la categoría de literatura contemporánea. Todos los cuentos toman como protagonistas a gente corriente, desde una señora de la limpieza inmigrante hasta una cajera de supermercado con sus problemas económicos. A mí, por regla general, me iba la fantasía, pero últimamente estoy descubriendo que la novela contemporánea es uno de mis géneros predilectos. "La última noche en Twisted River" de John Irving es una de mis novelas preferidas y, hasta hace poco estaba leyendo la sobresaliente "Libertad" de Jonathan Franzen. Pues bien, debo decir que "Vivir soñando" me ha gustado. Se lee rápido, pues apenas son 120 páginas de lectura fluida que te hacen sentir cosas muy de nuestro día a día. Invitan a la reflexión, algunos a darnos cuenta de comportamientos tóxicos que empleamos continuamente y casi inconscientemente, como por ejemplo el miedo a entregarte a tus sueños por si fracasas, sin darte cuenta de que el fracaso empieza cuando no lo intentas o el creer que eres incapaz de algo solamente porqué alguien que supuestamente se cree un experto te pone trabas o te desanima. Por lo que respecta a la narración, Carlos recurre a una sencillez que te permite ir avanzando sin apenas darte cuenta.

Entrando ya en los cuentos, debo decir que hay unos que me han gustado más que otros. Uno de los que más me ha gustado es "Nobleza baturra", sobre un par de ancianitas que recuerdan como se conocieron y como se forjó una amistad que se ha mantenido a lo largo del tiempo. De cómo la amistad une a los amigos por vínculos indisolubles incluso cuando están separadas. Este rebosa emotividad por los cuatro costados y en más de una ocasión me emocioné, cosa extraña en mí. No todas las películas o libros consiguen eso, y cuando me ocurre, lo valoro positivamente. Para mi eso significa mucho, pues es infrecuente que el autor llegue dentro de mí. Y ese par de ancianitas lo consiguen rematando el relato en un final muy, muy bueno. Otro que también consigue despertar esos sentimientos es el de "El club de ajedrez", donde aquello que vas intuyendo, pero que no quieres enfrentar, te ataca, y entonces es imposible deshacerte de ese sentimiento de pérdida. Me llenó de tristeza. Para mi estos dos cuentos son excelentes. Sólo por estos dos ya vale la pena haberse gastado el dinero.

Ya un escalafón por debajo, pero también de gran calidad, tenemos "Una terraza a las orillas del Sena". Este cuento refleja aquello que comentaba anteriormente sobre no entregarte a tus sueños por complicados que fuesen. Y sólo por ese mensaje, bien hilvanado, ya vale mucho la pena. Yo me he sentido especialmente identificado, pues yo quiero vivir de mi gran sueño: la escritura. Y sé que debo luchar por él. Por otro lado tenemos "La cabeza en las nubes", sobre las penurias que tienen que pasar algunos, y en este caso concreto una inmigrante sudamericana. Es curioso el motivo con el que Carlos escribe el relato: para luchar contra aquellos que acusan a los inmigrantes de todo lo malo. Recuerdo hace tiempo que yo era de esos, y ahora me avergüenzo de ello. Podríamos decir que antes era tonto y era incapaz de ponerme en la piel de los demás (que por cierto os recomiendo que lo hagáis si no lo hacéis, ayuda a entender mejor a la gente y no juzgarlos sin conocerlos). Si ellos estuviesen bien en su país, no estarían aquí trabajando para enviar un sueldo a sus allegados. En fin, un buen cuento para reflexionar sobre la temática.

Pero pasando a aquellos cuentos que están por debajo, aunque interesantes también, tenemos "La tarántula de cinco patas". Me ha gustado el mensaje que quiere transmitirnos el autor, una crítica sobre aquellos que se dan de entendidos y te dicen que no puedes hacer las cosas porque no naciste con un talento o un don que sí poseen ellos. Y estoy completamente de acuerdo, pero quizás lo que no me acaba de cuadrar es la manera de contarlo. El mensaje resulta demasiado directo; en mi opinión, hubiese entrado en la categoría superior si fuese más subliminal, menos evidente. Aun así es un cuento interesante, como "Magia", un microrelato del que se vale el autor para mostrarnos una de sus grandes pasiones. En este caso el cuento está bien, pero yo no soy muy aficionado a los microrelatos. Debo confesar que no les veo nada en especial. Debo ser de historias largas. Y finalmente el último cuento que me queda por comentar; "Voces en la granja", digamos que, si bien no está mal, no me acaba de gustar por el simple hecho de que no acabo de ver la conexión con los demás. Lo percibo como fuera de lugar y eso me chirría.

Dejando de lado los cuentos, después de cada uno de ellos hace una pequeña reflexión sobre qué le ha llevado a escribirlo, tanto el contexto como las motivaciones, y añade consejos de escritura relacionados con el cuento en cuestión. Son una buena cata de lo que encontraréis amplificado en el genial apartado "Cómo escribir ficción" de su blog, que os recomiendo encarecidamente si tenéis planeado adentraros en el mundillo de la escritura. Su opinión y sus consejos son de gran utilidad y no es por hacer la pelota. Va en serio.

En conclusión, os lo recomiendo. El balance es positivo, pues hay cuentos muy buenos que por sí solos ya compensan el módico precio del libro. Ojo, que también os recomiendo visitar su blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada