viernes, 8 de marzo de 2013

[Off-topic]: El manga y yo

Es posible que hayáis notado cierta aperiodicidad en mi ritmo de entradas. Estoy atravesando una época bastante intensa en el máster y eso me impide ir publicando habitualmente. Soy consciente que ahora esto parece más un blog dedicado única y exclusivamente a la literatura; pero nada más lejos de la realidad. No todo van a ser reseñas literarias del reto, sinó que también pienso hablar de películas y cómic/manga. Entre otras cosas. Avisados quedáis.

Hace mucho tiempo que no leo nada del mundo del manga, ni veo ningún anime, a excepción de alguna que otra película del género. Lo último que leí es Berserk, de Kentaro Miura, y me quedé en el volumen 16. Necesitaba desintoxicarme de tanto horror. Tantos malos tragos seguidos acaban agotándole a uno...Pero no voy a hablaros de Berserk, no aún. Se merece una extensa reseña a parte. De lo que vengo a hablar es de mi regreso al mundo del manga...ese que tantas alegrías me había reportado en tiempos pasados. Si hago un reto de literatura, por qué no hacerlo también de manga? No, no tengáis miedo. No voy a leer 60 mangas. Lo voy a limitar a 5. Eso sí, intentaré abrazar distintos géneros: shonnen, shojo, seinen...

Los elegidos son los siguientes:

One Piece. La última vez que leí un capítulo estaba en medio de la saga de la isla Gyojin. Para rememorar grandes sagas, empezaré por la de la de Thriller Bark. Que por qué esta? Pues porqué en su momento no la leí entera y solo ví algún que otro capítulo en el anime. Tengo bastante faena por delante hasta volver a ponerme al día. Es una serie que va in crescendo, con un vasto mundo poblado por más personajes que en Juego de Tronos y todos ellos con su papel y su carisma. En sagas posteriores, como Shabaody o Marineford por citar algunas, se alcanza una calidad sublime. Con muchas ganas de retomarla. El objetivo para este año es volver a ponerme al día, al ritmo de publicación.
De cara al blog, reseñaré por sagas.






Maison Ikkoku. Por qué no un clásico? No he leído muchos shojos, así que ya va siendo hora de echarle un ojo a uno. Y nadie mejor que Rumiko Takahashi para esto. Según Glénat: Una de las mejores obras de una de las principales autoras de manga de todos los tiempos. Maison Ikkoku cuenta la historia de amores, desamores, encuentros y desencuentros entre Kyôko, la nueva encargada de la pensión Ikkoku, y uno de los inquilinos, un estudiante llamado Godai. Le daré un voto de confianza. En este caso son 10 tomos recopilatorios, así que haré reseña de cada uno.


Y volviendo a mi género predilecto, el seinen:


20th Century Boys. Tengo los 5 primeros volúmenes muertos de risa; de hecho, sólo leí los dos primeros hace mucho tiempo, pero no recuerdo porqué lo dejé. Por lo que he oído, es una complejísima historia donde las piezas, que aparentemente parecen inconexas, se van entretejiendo a lo largo de un arco temporal de más de 50 años, con multitud de personajes aparentemente independientes entre sí. De Naoki Urasawa estoy viendo el anime de Monster, y es una pasada.  La sinopsis del primer volúmen es la siguiente: Kenji, cuya hermana acaba de desaparecer, se ve ligado a un asunto de misteriosas muertes, aparentemente orquestadas por una secta dirigida por un tal "Amigo" y que busca el dominio del mundo. Lo más curioso es que el símbolo de la secta lo crearon Kenji y sus amigos cuando eran niños. . . En este caso, supongo que iré reseñando por tomos. 



Blame! Hace tiempo que quiero leer algo de Tsutomu Nihei. Abanderado de las histórias cyberpunks, ambientadas en mundos apocalípticos y hipertecnificados, nada mejor que empezar con una de sus grandes obras: Blame! La escueta sinopsis que nos ofrece EDT es la siguiente: Las aventuras de Killy en el cyber-laberinto, un mundo hipertecnificado dominado por las máquinas en el que los pocos humanos que quedan buscan su identidad perdida. Sí sí, tan mal redactada como leéis. Si no recuerdo mal -tampoco indagaré mucho, para evitar spoilers-, la historia va del viaje de Killy por dicho cyberlaberinto en busca de algo. Tiene fama de ser parco en guión, pero con un poderío visual que suple dichas carencias. En este caso son 10 tomos también, pero en este caso no sé si reseñaré por tomos o toda de un tirón. Tengo que pensarlo aún.

Para ir acabando, deciros que el quinto y último manga aún no lo tengo decidido. Os dejo el apartado de comentarios para que hagáis vuestras recomendaciones.

Muchos pensaréis que me he vuelto loco con tanto material para leer, entre los 60 libros y las series. Y eso sin contar los otros retos que tengo preparados para las próximas entradas, donde intentaré adentrarme por primera vez en el cómic americano (no de superhéroes, a ser posible) y volver a ver animes. Muchos de vosotros pensaréis: este tiene algun tipo de obsesión con la organización. Pues entre eso y que me encanta marcarme objetivos, os lo vais a pasar muy bien cuando llegue el 31 de diciembre y no pueda salir de la habitación atestada de mangas y libros por leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario