lunes, 11 de marzo de 2013

[Crítica libro]: "El capitán Alatriste" de Arturo y Carlota Pérez-Reverte

Dándole a la vizcaína
A ritmo lento, pero ya tenemos aquí la 4ª reseña del reto (voy por el 10º libro; a este ritmo voy más rápido leyendo que haciendo reseñas. Ha ha ha). Para esta ocasión necesitaba un poco de aventura y hacía tiempo que tenía ganas de leer algo de "El capitán Alatriste". Del autor, Arturo Pérez Reverte, apenas he leído nada; sólo la nefasta "Trafalgar", un libro que parece hecho por encargo (no sé cuál, ni quién se lo encargaría). No pasé de 50 páginas plagadas de extractos históricos (esas que parece que hayan copiado de la wikipedia y lo hayan adaptado a un texto narrativo) y de lenguaje técnico de marineros. No lo recomiendo, para nada. Dicho esto (debía expulsar este quiste que llevaba arrastrando desde hacía años), cogí el libro con cierto recelo, creyendo que encontraría un relato de época excesivamente técnico y en el que avanzar sería todo un reto. Pero todo lo contrario: es un libro muy recomendable. Pero antes de todo, la sinopsis de rigor:

"No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente"... Con estas palabras empieza El capitán Alatriste, la historia de un soldado veterano de los tercios de Flandes que malvive como espadachín a sueldo en el Madrid del siglo XVII. Sus aventuras peligrosas y apasionantes nos sumergen sin aliento en las intrigas de la Corte de una España corrupta y en decadencia, las emboscadas en callejones oscuros entre el brillo de dos aceros, las tabernas donde Francisco de Quevedo compone sonetos entre pendencias y botellas de vino, o los corrales de comedias donde las representaciones de Lope de Vega terminan a cuchilladas. Todo ello de la mano de personajes entrañables o fascinantes: el joven Íñigo Balboa, el implacable inquisidor fray Emilio Bocanegra, el peligroso asesino Gualterio Malatesta, o el diabólico secretario del rey, Luis de Alquézar. Acción, historia y aventura se dan cita como un torbellino en estas páginas inolvidables."

El libro se lee muy rápido, y no sólo porqué apenas llegue a las 200 páginas (y con un tamaño de fuente grande), sino porque la historia va transcurriendo sin apenas recrearse. El argumento es sencillo: Iñigo Balboa, un chico al cargo del capitán Alatriste, nos narra la primera aventura con su mentor. A grandes rasgos, el capitán recibe el encargo de asesinar a dos tipos, un plan bastante sencillo y bien pagado aparentemente, pero que se complicará. Pero no mucho, tampoco os penséis. Bueno, para Alatriste sí se complica, pero me refiero a nivel argumental. La solución del problema de marras discurre bastante por los derroteros habituales, sin nada especial. Entonces, cuál es la gracia de la novela?

Pues varias cosas la hacen atractiva y adictiva. La primera, y para mi más destacable, es la manera de escribir que tiene Reverte y su hermana. Un 10. Lees porqué está muy bien escrito, porqué recrea -imagino- la manera de hablar de la época, todo adornado con un vocabulario -vuelvo a imaginar- muy típico de entonces. La narración, a cargo de Iñigo, sólo nos muestra lo que él ve o le cuentan, y todo desde su óptica. También las descripciones y la recreación del Madrid del siglo XVII son algo a destacar: Arturo y Carlota consiguen que te sumerjas en una época de decadencia, llena de peligros y desigualdades, con unos habitantes que viven un poco ajenos a la política e intentan subsistir en una España sucia y mortal. Y te la crees. Te da la sensación que eres tú el que está ahí. Pero no sólo el discurso narrativo y la descripción -a destacar los combates, como el de Alatriste contra tres espadachines, o las costumbres de la época- son sobresalientes, sino que los diálogos y diversas frases memorables también están a la altura.

Preparado 
Intuyo que el objetivo de esta novela es meramente introductorio, de presentarnos a los personajes que saldrán más adelante en las siguientes novelas. Estos también son otro de los puntos fuertes .Si bien parece que algunos rayan el tópico (el malo muy malo, bla bla bla) y otros son meramente anecdóticos (estoy seguro que adquirirán más profundidad en un futuro), hay algunos como Alatriste, Quevedo o Malatesta que tienen una personalidad muy definida; son esa clase de personajes que tienes ganas de que aparezcan sólo para disfrutarlos. También están muy bien perfilados los personajes históricos, que adquieren protagonismo en algún momento de la obra (a destacar el duque de Olivares o el inquisidor fray Luis Bocanegra). Yo me quedo con la moral de Alatriste: es un espadachín que vende su espada por unas monedas, pero tiene un código de honor muy arraigado en su interior, de cuando era un soldado al servicio de los tercios de Flandes, que le hace especial. Se gana la vida con el filo de la espada, pero en ningún momento se vanagloria o regodea con ello. Todo al contrario. Pero él no deja translucirlo en ningún momento; no es muy dado a hablar de sentimientos, pero cuando lo hace, descubres que es lo que llamaríamos vulgarmente "un buen tipo". Parece una opinión muy infantil, pero cuando lees lo entiendes. No sé si soy yo que me he flipado o qué, pero me ha gustado mucho el capitán. Que quede en acta.

¿Lo recomiendo? Sí. Puede parecer una historia sencillita, pero la calidad de la escritura, los personajes y la ambientación lo compensan. Para mí ha sido la primera lectura positiva del reto. Yo me lo tomo como una digna entrada a una saga que resultará interesante.

2 comentarios:

  1. Pérez-Reverte me cae tan MAL que no me apetece leerme nada de él. Ya sé que hay que separar al artista de la persona, pero con él me cuesta muchísimo. Y como hay un montón de escritores más simpáticos por ahí...

    De él me leí hace mil años "El club Dumas", y me pareció vaya.

    Por cierto Ivan, ¿qué tal está "Libertad"? Me lo compré para Kindle hace más de un año pero me da una pereza tremenda leérmelo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Carlos,

    Por lo que comentas de Pérez-Reverte, a mi tampoco me cae bien. Me parece muy pedante y falso. Esto fue corroborado por una amiga de periodismo que tuvo el placer (ejem) de escucharlo en una conferencia. Pero, supongo que se debe separar la persona de su producción.

    Acabo de finiquitar Libertad (justo ayer) y pronto haré una reseña de él. A mi me ha gustado mucho, aunque tengo que reconocer que si estás pasando por un momento de horas bajas mejor no lo leas. Acabará hundiéndote jaja. Si te gusta la novela contemporánea y que te hablen del fracaso del matrimonio, de las relaciones amorosas, de la amistad, sueños y expectativas frustradas y cosas por el estilo, te gustará. Cuando haga la reseña hablaré largo y tendido, aunque el libro tiene tantas cosas de las que hablar que no sé si podré abarcarlo.

    Un saludo! Que vaya bien!

    ResponderEliminar